Hearthstone - Modos de juego: Modo clásico

Cabecera de HearthStone

Hearthstone se compone de varios modos de juego, cada uno de ellos con sus estilo de juego y sus reglas. A continuación te explicaremos todo lo que debes saber sobre el modo clásico y sus modos de juego.

Hearthstone - Modo de juego clásico

Si quieres saber más sobre Hearthstone no te pierdas el resto de guías.

Modo clásico

Aficionado

Este es el modo básico de juego, son partidas amistosas en las que no existe clasificación. Este modo de juego se usa sobretodo para probar nuevos mazos contra jugadores de tu mismo nivel sin tener que preocuparse por si se pierde rango de clasiticatorias al perder. También se suele jugar para completar las misiones diarias aunque en la mayoria de los casos es mejor hacerlo en Pelea de taberna.

Con rango

Este es el modo clasificatorio de Hearthstone. Para aumentar el rango en este modo hay que ganar partidas para conseguir estrellas y cada nivel requiere una cantidad de estrellas para pasar al siguiente. Hay que tener en cuenta que si perdemos una partida perderemos una estrella y que de igual modo si tenemos una racha de victorias conseguiremos estrellas extras.

Las temporadas tienen lugar desde el día 1 al 31 de cada mes y el objetivo es alcanzar como mínimo el rango 20 para conseguir un cofre con varias recompensas al final de mes. Cuanto mayor sea el rango que hayamos alcanzado mejor será la recompensa. La categoría del cofre se basa en el rango más alto que hayamos alcanzado en ese mes y no con el que terminemos el día 31.

Modo estándar / Modo salvaje

En las últimas actualizaciones de Hearthstone se añadieron unas modificaciones al modo clásico del juego que permiten jugar en Modo estándar o Modo salvaje. En el modo estándar solo se pueden usar las cartas de los dos últimos años mientras que en el modo salvaje se pueden usar todas las cartas de Hearthstone.

Estos modos se juego se pueden alternar siempre que queramos pero cada uno de ellos tiene su propio sistema clasificatorio.