Héroes de Guardianes de la Galaxia: Gamora

Gamora (Zoe Saldana) es el miembro más letal de Guardianes de la Galaxia. Bajo su sensual apariencia se esconde una de las mujeres más peligrosas del Universo Marvel, criada y educada por el mismísimo Thanos. ¿Queréis saber más acerca del personaje?

Que Zoe Saldana es Gamora en Guardianes de la Galaxia es algo que sabemos desde hace meses. Ahora bien, ¿quién es Gamora y cómo ha acabado en este grupo?  Aquellos que consideren que los personajes femeninos en pelis frikis suelen estar de relleno o ser de cartón piedra, debería pensárselo dos veces al querer poner de ejemplo a Gamora. Y es que la asesina es, posiblemente, uno de los personajes más complejos de la cinta de James Gunn. Sobre todo si la adaptación se parece a la del cómic de Marvel, como esperamos que sea.

Por eso, como ya hicimos con Star-Lord, vamos a hablaros de los orígenes y carrera de Gamora, los cuales son de aupa. De hecho, si atendemos al cómic preludio de Guardianes de la Galaxia, su papel en la película será posiblemente decisivio, debido al nexo que la une a Thanos, quien estará interpretado por Josh Brolin

 

Gamora nace de la mente de Jim Starlin. Apareció por primera vez en  Strange Tales #180, un número dedicado a otro superhéroe cósmico: Adam Warlock. En dicha número, la fémina se presentaba como una asesina al servicio de Thanos, aunque en realidad su relación era más profunda y es que Gamora era la hija adoptiva de Thanos. ¡Casi nada! 

Al parecer, Gamora es la última miembro de su raza, Zen Whoberi, la cual fue exterminada por la Iglesia Universal de la Verdad o por los Badoon (según la versión del cómic que se maneje). Thanos la crió como plan a largo plazo, pretendiendo convertirla en su asesina y sicaria personal. Pero algo se torció por el camino y Gamora acabó volviéndose contra su señor.

En los 90 Gamora volvería a la continuidad de Marvel Comics gracias al Guantele del Infinito y sus distintos spin-offs, en las que se descubriría que ella y Adam Warlock mantenían una relación sentimental. Estas miniseries, las cuales ha reeditado no hace mucho Panini, sirvieron para explorar al personaje y para darle cierta profundidad que durante sus orígenes no había podido desarrollar. 

Sin embargo, con la llegada del crossover Aniquilación, Gamora se convirtió en un personaje recurrente con mucho mayor peso. Entre muchas de las cosas que pasaron durante este arco argumental destaca la participación de Gamora en batallas en primera línea y el hecho de que "cambiara de novio". Debido a las necesidades de la guerra, Gamora hubo de seducir al superhéroe Nova, lo cual conduciría a una turbulenta relación entre ambos personajes en los años posteriores. 

Su llegada a los Guardianes de la Galaxia ocurre de la mano de de Abnett y de Lanning. Con ellos, Gamora se convierte en pieza clave del grupo. No puede considerársela tanto como el músculo, sino más bien como el colmillo del grupo, de ahí que vuelva a sus orígenes como asesina, peligrosa y despiada.

A pesar de tratarse de un personaje letal y sexualmente más que liberado, Gamora no es otro de esos clichés de "mujer objeto con una espada". Debido a que es la última de su raza, esta heroína suele sufrir bastante a menudo la ansiedad producida por la soledad y sus reacciones son bastante complejas, a pesar de que tiendan a acabar con el derramamiento de la sangre de algún que otro enemigo. Sin embargo, paralelamente a la buena construcción del personaje, lo que no se puede negar es que Gamora  se ha convertido en uno de los íconos más sensuales del Universo Marvel a día de hoy.