Ken Levine (Bioshock) deja de lado la narrativa lineal

Ken Levine tiene una nueva forma de ver los juegos, una manera que hará que sean más rejugables y por tanto, los jugadores dedicarán más tiempo a jugar con ellos.

Ken Levine, padre de la saga Bioshock, habló en la Game Developers Conference sobre las ventajas y desventajas que tienen crear historias con un argumento lineal, algo que para él es más negativo que positivo, puesto que pasan mucho tiempo pensando una historia coherente y luego los jugadores la terminan en unas horas sin muchas ganas de volver a jugarla dado que ya saben el desenlace.

"Éramos conocidos por hacer un montón de juegos narrativos lineales. Estoy muy orgulloso de lo que hicimos con nuestra narrativa, lo llevamos bastante lejos, así que ¿por qué cambiar? Porque la narrativa lineal pone un límite entre el desarrollador y el público. El gran problema con la narrativa es que debes hacerla más y más grande. Eso consume tiempo y dinero. Dedicas años de tu vida a un solo momento."

Por tanto, según estas declaraciones lo próximo que veamos de Levine se alejará de lo visto en Bioshock y se aproximará a un mundo más abierto en el que los jugadores tendrán más peso en la historia tomando sus propias decisiones y haciendo que el título sea más rejugable que si fuera una única historia lineal. Así pues, ¿qué os parece el cambio de mentalidad de Ken Levine tras el fin de Irrational Games?