League of Legends sigue dominado por Corea

No hubo sorpresas en la final de los Worlds de League of Legends y Samsung White demostró que está muy por encima de sus rivales. El potencial de los coreanos todavía sigue estando fuera del alcance del resto de los mortales...

El estadio Sangam de Seúl se engalanó para recibir la gran final del Campeonato del Mundo de League of Legends que enfrentaba a los coreanos de Samsung White y los chinos de Star Horn Royal Club. Una final con una afluencia de público impresionante sin precedentes en lo que a los Worlds se refiere, en el que las colas que se formaron en el exterior obligaron a retrasar el comienza de la eliminatoria.

El ambiente que se respiraba alrededor del espectáculo trasladó a los espectadores a otra dimensión. La ceremonia de apertura contó con la actuación de Imagine Dragons interpretando Warriors junto a una orquesta, una puesta en escena digna de los mejores eventos deportivos sin tener nada que envidiar a unos Juegos Olímpicos o un Mundial de Fútbol (salvando las distancias). Una presentación que cautivó a todos los presentes y todos los espectadores que lo vieron desde sus casas, dando más emoción si cabe a los partidos que iban a jugarse sobre el escenario.

Y comenzó el duelo con Samsung White partiendo como favoritos, al igual que había pasado durante todo el camino que ya habíamos dejado atrás en los Worlds de League of Legends. Hay que recordar que los coreanos vencieron en semifinales a sus hermanos de club, Samsung Blue, por un contundente 3 a 0; un pase a la final que Star Horn Royal Club tuvo más complicado en su 3 a 2 contra OMG. 

El primer partido fue un empuje continuo de Samsung White, consiguiendo su primera muerte antes incluso de que se generaran súbditos y demostrando que habían estudiado perfectamente a sus rivales. En los primeros minutos de partida los coreanos consiguieron una pequeña ventaja que, junto con el gran control del mapa al que nos tiene acostumbrados SSW en el early game, fue la sentencia de muerte de Star Horn Royal Club, que sufrió un efecto 'snowball' imparable. 1 a 0 en el marcador en poco más de 24 minutos...

Un control y entendimiento total del metagame que Samsung White volvió a demostrar arrollando a SHRC en la segunda partida, que no tuvo opciones de tirar ninguna torre enemiga en la media hora escasa de partida que supuso el 2 a 0 en el marcador. Se les acababan las opciones a los chinos, obligados a sacarse alguna genialidad de la manga si querían seguir luchando por convertirse en campeones del mundo.

Comenzaba la tercera partida con unos picks un tanto extraños por parte de los coreanos y los chinos dispuestos a seguir dando guerra. Un partido en el que Star Horn Royal Club consiguió meter miedo en el cuerpo a SSW y ganar varias teamfights en el early game, algo que les reportó una ventaja que supieron aprovechar y mantener hasta conseguir tirar la base enemiga. 2 a 1 en el marcador y segunda partida de todos los Worlds perdida por SSW (la anterior fue contra TSM en los cuartos de final).

El cuarto enfrentamiento iba a servir para volver a demostrar que el juego de equipo de Samsung White está muy lejos del alcance de los demás jugadores profesionales de League of Legends. Hay que destacar el papel de Dandy, jungler de SSW, que jugó a la perfección Rengar y ayudó en gran parte a que los coreanos no dejaran lugar a la posibilidad de perder otro partido que apretase más la eliminatoria. Jugaron como solo ellos saben, destrozando todas las esperanzas de Star Horn Royal Club.

En menos de 25 minutos de partida Samsung White consiguió destrozar la base enemiga, convirtiéndose en los nuevos campeones del mundo. Star Horn Royal Club se quedaba a las puertas por segundo año consecutivo y Uzi volvía a sufrir en sus propias carnes la sensación de perder una final de los Worlds.

Como suele ser habitual después de las finales del Campeonato del Mundo de League of Legends ahora comenzarán unas semanas de cambios, movimientos y fichajes que determinarán el futuro de los equipos de cara a la próxima temporada. ¿Conseguirá SSW mantenerse en lo más alto? ¿Cómo volverá SKT T1? ¿Habrá alguien capaz de quitarle a los coreanos su hegemonía en el competitivo de Legue of Legends?