Matt Damon podría regresar a la franquicia de Bourne

La condición de Matt Damon para volver a encarnar a Jason Bourne es muy sencilla: que regrese Paul Greengrass detrás de las cámaras y eso podría suceder en la secuela de El legado de Bourne.

La saga protagonizada por Matt Damon (Elysium) comenzó hace ya once años, ¡cómo pasa el tiempo! La primera película, El caso Bourne, se estrenó en 2002 y fue dirigida por Doug Liman (The Edge of Tomorrow), prosiguió en 2004 con El mito de Bourne y aparentemente concluyó en 2007 con El ultimátum de Bourne. Las dos últimas cintas fueron dirigidas por Paul Greengrass.

En 2012, El legado de Bourne probó fortuna sin su personaje principal y el experimento no salió mal del todo, aunque parecía evidente que ni el ritmo ni el empaque de Jeremy Renner (Hansel y Gretel: cazadores de brujas) como Aaron Cross podían compararse con las películas anteriores. Esta cuarta entrega, que enlazaba con la trilogía anterior por medio de varios flashbacks, costó alrededor de 125 millones de dólares y recaudó 276 en todo el mundo, lo que aseguraba la continuidad de la saga.

Pues bien, Universal Pictures ha dado luz verde a la secuela de  El legado de Bourne y en ella podríamos ver cómo comparten protagonismo Jeremy Renner y Matt Damon, si bien aún no tenemos la confirmación oficial. El encargado del guión será Anthony Peckham, el guionista de Invictus y Sherlock Holmes, así que preparaos para tener abundantes sorpresas en la trama de una esta cinta que llegará en 2015.