El Ministerio del Tiempo - Timeless no logra frenar la demanda de plagio

El Ministerio del Tiempo - Hugo Silva es Pacino

La demanda de plagio que puso El Ministerio del Tiempo a Timeless sigue en pie, el juez ha denegado la moción de desestimación que solicitaron Sony y la NBC.

Las similitudes entre El Ministerio del Tiempo y Timeless son evidentes, por ello Onza Entertainment, productora de la serie española acuso a Sony de plagio y parece que de momento la justicia y la suerte están de su lado. Ante la demanda puesta por la serie de TVE, tanto la productora como la cadena NBC presentaron una moción de desestimación que ahora sabemos ha sido rechazada por el juez, esto no significa que lo vayan a ganar, pero si que la suerte está de parte de Amelia, Julián y Alonso.

El juez encargado de la demanda, Stephen Wilson, ha dado un paso a favor de la exitosa serie española, aludió a la existencia de plagio en los primeros capítulos de Timeless y El Ministerio del Tiempo, pero considera que ha de hacerse una investigación más profunda, por lo que el caso proseguirá hasta la fase de litigación. Entre las “coincidencias” de ambas series destaca que ambas tienen a una brigada formada por tres personas, dos hombres y una mujer, que da la casualidad de que uno de ellos ha perdido a su mujer recientemente y que ella es historiadora. También hay “cierto” parecido en el villano de Timeless que curiosamente es un ex agente secreto al igual que ocurre con el papel de Lola Mendieta en El Ministerio del Tiempo. Estas son sólo las más evidentes si habéis visto ambas ficciones podéis incluso, tal y como ha indicado en alguna ocasión Javier Olivares (creador de la serie española), encontrar diálogos casi idénticos.

Timeless

Según los demandados, Sony y la NBC, "Viajar en el tiempo es un género ya establecido en todos los medios de comunicación", un argumento que no les ha servido para eludir la demanda. Sony presentó un documento en el que explicaban que: "La demanda por incumplimiento de contrato implícito debe ser desestimada por el hecho de que no existe un contrato físico por el que pagar (supuestamente) por el uso de 'ideas' no protegidas porque los demandantes revelaron conscientemente las 'ideas' de su formato y producto a través de sus emisiones públicas de la serie antes de que hubiese cualquier contacto con cualquiera de los demandados". Aún queda un largo juicio y mucho por batallar, espero que Onza consiga vencer a su Goliat, Sony.