Pérez-Reverte agradece que Alatriste no sea Águila Roja 2

El escritor ha dado su opinión sobre Las aventuras del capitán Alatriste a través de su cuenta en Twitter. Una de cal y otra de arena: la historia le ha gustado y los intépretes también pero el talón de Aquiles es la ambientación.

Arturo Pérez-Reverte ha dejado su opinión acerca de Las aventuras del capitán Alatriste, la serie que arrancó el miércoles en Telecinco y que no ha tenido una gran acogida siendo superada en audiencia por la comedia familiar Algo que celebrar con la que competía Antena 3.

Vaya por delante que al escritor le ha parecido que la ficción televisiva tiene sus aciertos, aunque también problemas importantes: "Visto Alatriste. Sentimientos encontrados. La historia, amena. La realización, aceptable. Los colorines, excesivos".

Al parecer no ha sido el contenido sino la forma lo que menos le ha satisfecho: "La historia estaba concebida más sombría, como es en las novelas, pero los que producían la querían más alegre. Hubo discusiones sobre eso". Aunque ha repasado todos los apartados: "El montaje, regular. Cortes raros. La ambientación, demasiado colorida y luminosa. El guión original, eficaz y respetuoso con las novelas".


Además señala que las producciones televisivas no cuentan con los mismos medios que las potentes cadenas estadounidenses, lo que se aprecia en la factura técnica final: "Habría hecho falta un asesor histórico para los detalles, que pedí y no se contrató. Eso quita alguna credibilidad a ropa y situaciones". "En la HBO, Alatriste sería distinto. Pero esto es España. Las serie de televisión que se hacen aquí, todas, nada tienen que ver con la HBO".

Con todo reconoce que quizás gracias a la serie haya personas que se interesen por las novelas y agradece el esfuerzo general por haberlas trasladado a la televisión de una forma digna: "Alatriste es una serie de calidad superior a la media de las series TV españolas. Destinada a ese público. Hay que verla así. Como lo que es". "Alatriste no sustituye ni enmienda las novelas, que siguen estando ahí para quien quiera leerlas".

Y, a pesar de que la ambientación cojee un poco, considera que las interpretaciones están a la altura, sobre todo la del protagonista Aitor Luna: "La historia estaba concebida más sombría, como es en las novelas, pero los que producían la querían más alegre. Hubo discusiones sobre eso". A lo que añade: "Los actores me gustan todos. Aitor me gusta mucho. Un Alatriste más joven, pero con ese punto de silencio, mala leche y chulería". "Aitor ha hecho un esfuerzo extraordinario y encomiable. Le doy las gracias por lo mucho que ha trabajado el personaje, que no era nada fácil".

De hecho parece haber sido el elenco el que más interesado ha estado en mantener la esencia de las novelas: "Los actores fueron quienes se empeñaron en que la serie fuera respetuosa con los personajes escritos. Resistieron presiones. Agradezco eso". Y como remate añade: "Le doy las gracias a Aitor y a los otros actores por resistir presiones. Por no haber permitido que hicieran con ellos Águila Roja 2".

No sabemos qué tal le habrá sentado este comentario final tanto a los responsables como a los fans de Águila Roja, serie que por cierto sigue gozando de un notable respaldo de público... En cualquier caso Pérez-Reverte ha finalizado su juicio crítico de la serie Las aventuras del capitán Alatriste vía Twitter sentenciando: "Me divertí mucho viendo el primer capítulo (de eso se trata, al fin y al cabo) y me divertiré mucho viendo el resto. Gracias a todos". Veremos si consigue mantenerse en antena.