Sony apuesta por las nuevas franquicias

Andrew House, CEO de la firma PlayStation, se muestra partidario de la inversión en nuevas franquicias.

El tradicional discurso de las desarrolladoras dicta que toda nueva propiedad intelectual (IP, como las refieren los angloparlantes) supone un riesgo importante. De ahí el aluvión de secuelas que, poco a poco, lastren la calidad y frescura del primer juego en la serie.

The Last of Us, lo nuevo de Naughty Dog


Andrew House, CEO de PlayStation, ha querido derribar tal percepción. Opina no solo que las nuevas franquicias sean beneficiosas, sino completamente ineludibles para la industria actualmente: "La introducción de nuevas IPs es absolutamente crítica. Siempre hemos sentido que la fortaleza de PlayStation se debe a la simbiosis entre hardware y nuevas experiencias jugables, cruciales para la longevidad comercial de nuestros sistemas."

Desmiente House la extendida opinión de que introducir una nueva IP en los últimos años de cualquier generación, resulta contraproducente: "Suelo escuchar aquello de que los dos primeros años en una generación de máquinas son los únicos en que resulta factible introducir nuevas franquicias, innovar y por consiguiente arriesgarse. Sony no comparte dicha opinión."

"Todo fabricante de hardware ha de tener la confianza para apostar por nuevas franquicias. Una base usuaria de 6 años siempre va a buscar algo nuevo, diferente. Es nuestro cometido satisfacer dichas expectativas."

Prueba de ello son títulos como The Last of Us o Beyond Two Souls, que cubrirán de gloria el último año de PlayStation 3 (si es que su cumplen las previsiones respecto a su sucesora).