Imagen de perfil de Javier Abad
La opinión de
Javier Abad

Que la fuerza te acompañe, EA

imagen por defecto contenido opinión

Los fans de Star Wars llevan de sobresalto en sobresalto desde que el pasado octubre LucasFilm fue adquirida por Disney tras poner una cantidad obscena de pasta sobre la mesa. Poco después llegó la noticia de que JJ. Abrams será el director del Episodio VII, e incluso supimos que la nueva propietaria de la franquicia se plantea hacer una película por año.

Yo no tengo a la saga galáctica en el altar de mis pasiones, lo confieso. Me gustó La Guerra de las Galaxias, me encantó El Imperio Contraataca y a partir de ahí ninguna película me ha vuelto a enganchar especialmente. Pero si me meto en la piel de un fan, no puedo pensar en nada que me pusiera más nervioso que todo este trajín… ¿o quizá sí? Ahora que lo pienso, podría ser un fan al que también le apasionaran los videojuegos, y entonces sí que necesitaría tomar tranqulizantes por vía intravenosa. Repasemos los últimos acontecimientos.

Obviamente, en el lote que compró Disney entraban también los juegos, y una de las primeras decisiones que tomó la compañía de Mickey Mouse fue echar el cierre a LucasArts, lo que a su vez implicó la cancelación de Star Wars 1313. ¿Qué pasaría entonces con la parte "jugable" del formidable negocio que creó George Lucas? La respuesta la hemos tenido esta misma semana: EA ha conseguido la exclusividad de los juegos para los próximos años. Tendrán relación con las películas, pero serán historias originales.

La elección de Electronic Arts tiene su miga, porque está atravesando una etapa más que convulsa. Su jefe durante los últimos 5 años, John Riccitiello, ha dejado su puesto, y ahora acabamos de saber que la compañía ha despedido al 10% de sus empleados. Para que os hagáis una idea, hablamos de una firma que ha sido elegida por segundo año consecutivo como la peor compañía de America por consumerist.com, seguro que por gestiones tan desastrosas como el reciente lanzamiento de SimCity, por el que se vio obligada a pedir perdón a sus compradores.

¿Se han vuelto locos en Disney al elegir una pareja de baile con su imagen en caída libre? Como se suele decir en el argot futbolístico, "hay que hablar en el terreno de juego", y por eso no creo que la decisión sea tan descabellada como se lee por ahí. En el comunicado del acuerdo se menciona que tres de los más prestigiosos estudios de EA van a ponerse manos al teclado para desarrollar juegos de la franquicia, y a mí no me suena nada mal: Bioware, los creadores de Mass Effect, van a seguir a cargo de Star Wars: The Old Republic, el MMO de PC. A ellos se unirán Visceral Games, padres de las sagas Dead Space y Army of Two, y DICE, los responsables de Battlefield y del motor Frostbite 3.

Sus juegos no llegarán hasta bien entrado el año que viene, pero qué queréis que os diga: a mí me parece que la trayectoria de estos tres grupos de desarrollo ofrece las suficientes garantías como para darles un voto de confianza y pensar que pueden traer nuevos aires a una franquicia que, no lo olvidemos, cuenta a Kinect Star Wars entre sus últimos "hitos". La suya va a ser una pelea también por recuperar el prestigio dañado de EA, pero yo, de entrada, siento una conmoción en la fuerza cuando pienso en lo que pueden conseguir.

Lecturas recomendadas