Reportaje

Avance de Battleborn para PS4, Xbox One y PC

Por Rafael Aznar
-

Battleborn será uno de los muchos juegos que salten a la arena del E3 2015 la próxima semana, y nosotros ya hemos probado en profundidad la demo que se mostrará en la feria. De una forma similar a la que empleó con Borderlands, Gearbox quiere darle una vuelta de tuerca al ámbito de los shooters con una nueva mezcolanza de géneros, coronada por la presencia de hasta veinticinco héroes jugables, totalmente diferenciados entre sí. El futuro de la última estrella del universo está en sus manos.

El E3 2015 empieza en unos días y os traemos un avance de Battleborn, el juego que Gearbox está preparando para PS4, Xbox One y PC. Hace unas semanas, asistimos a un evento previo que 2K celebró, precisamente, en la ciudad de Los Ángeles, y allí tuvimos ocasión de probar en profundidad la demo que estará disponible en la feria. Desde que el juego se anunció en julio de 2014, no se había podido jugar aún, pero eso ya es historia, pues el desarrollo está bastante avanzado.

Ambientado en un futuro lejano, el juego nos trasladará a un universo agonizante, en el que todas las estrellas se han ido apagando, hasta quedar sólo una, Solus. Para protegerla, un grupo de héroes deberá dejar a un lado sus diferencias para formar un frente común y defender dicha estrella del mal y de alguien que ha traicionado a la causa. La batalla está a punto de nacer…

Una nueva macedonia con regusto familiar

Gearbox cuenta con una trayectoria muy dilatada, pero, si por algo es conocido hoy en día, es por su gran trabajo con Borderlands, una de las sagas más aclamadas de los últimos años. Se da por hecho que el estudio texano está trabajando ya en la tercera entrega numerada, pero, para su estreno en la nueva generación, ha optado por una nueva IP con la que dar otra vuelta de tuerca al manido género del shooter. Inevitablemente, hay similitudes entre una saga y otra, pero Battleborn tiene sus propias ideas sobre cómo huir del tedio.

De primeras, el juego tendrá un marcado componente de shooter en primera persona, pero, al mismo tiempo, habrá ideas de otros géneros, como el rol, el beat’em up, el MOBA o, incluso, la lucha. Aunque no será un juego enfocado únicamente al online, el multijugador será la base de la experiencia, pues la campaña ofrecerá cooperativo para cinco personas y, paralelamente, habrá modos competitivos, lo cual es una gran novedad.

Gearbox suele referirse al juego como un ‘hero-shooter’. No es de extrañar la distinción, pues no estamos, ni mucho menos, ante un shooter al uso. Habrá veinticinco personajes jugables, cada uno con unos parámetros de salud-poder-alcance-velocidad y unas habilidades muy diferenciadas. Tanto es así que, de hecho, algunos ni siquiera contarán con armas a distancia, sino que pelearán cuerpo a cuerpo, como si de un beat’em up se tratara. A eso, añadid el hecho de que habrá diferentes clases y, por ejemplo, algún personaje estará más pensado para labores de curación que de ataque. En relación con eso, las herramientas de cada personaje vendrán dadas por defecto y la munición será infinita, por lo que no habrá ‘saqueos’ ni posibilidad de cambiar las armas (la recolección de cosas del escenario se reducirá a esferas de vida, esferas de escudo y cristales que harán las veces de moneda de cambio).

El componente rolero también se escapará de lo común, pues se reseteará tras cada partida. No habrá un nivel de progresión acumulado ni mejoras desbloqueables, sino que, en cada misión, empezaremos desde cero, algo que repercutirá positivamente en el multijugador, ya que todos los contendientes estarán siempre en igualdad de condiciones. A medida que eliminemos enemigos (que contarán con ‘daño numérico’) y obtengamos experiencia, iremos subiendo a lo largo de diez niveles, de modo que, a través del llamado sistema Helix, en cada escalón deberemos elegir entre una mejora de dos posibles, que serán excluyentes entre sí: algunas mejorarán una determinada habilidad, otras aumentarán la capacidad de escudo, las habrá que incrementarán la velocidad... Hay que destacar que, como complemento a su ataque principal, cada personaje contará con dos habilidades secundarias, que tardarán unos segundos en recargarse cada vez que se usen. En relación con eso, al llegar al nivel 5, se desbloqueará la llamada habilidad Ultimate, que será mucho más potente y tardará más en recargarse.

Héroes para dar y regalar

Sin duda, la característica más destacada de Battleborn será su enorme elenco de personajes jugables. Lejos de ser algo anecdótico, la elección que hagamos condicionará de forma bestial nuestra forma de jugar, empezando por el hecho de que habrá acciones como el doble salto que no todos podrán utilizar. De momento, hay confirmados once de los veinticinco personajes, a la mayoría de los cuales ya los hemos podido ver en acción.

Óscar Mike (no confundir con Óscar Mayer) contará con un rifle de asalto, de modo que sus habilidades especiales serán las granadas de fragmentación, las granadas de pulsos y un potente ataque aéreo. En segundo lugar, Montana dispondrá de una ametralladora y podrá impulsarse, aumentar el daño del arma y atacar desde el aire con un fuerte impacto. Thorn será una arquera que podrá ralentizar a los enemigos, envenenarlos e invocar a una bestia. Marquis será el personaje de más largo alcance, pues contará con una pistola que también podrá usar de francotirador, así como con una lechuza robótica, un campo de fuerza para ralentizar y un disparo cargado de energía. Por su parte, Caldarius será un robot que dispondrá de una pistola y una espada, a lo que sumará las habilidades de impulsarse, tirar granadas cegadoras y volar con ayuda de una mochila propulsora.

Pasando a los personajes más centrados en el cuerpo a cuerpo, nos encontramos, en primer lugar, con Rath, un vampiro que empleará katanas que podrá usar de diferentes formas, con una tremenda danza como habilidad definitiva. Por su parte, Phoebe será una damisela que empleará un florete y que podrá teletransportarse, lanzar cuchillas y ejecutar bloqueos para contraatacar. También estará Boldur, un vikingo que contará con un hacha y un escudo que podrá usar de diversas formas.

A medio camino entre los dos extremos anteriores, nos encontraremos con personajes más enfocados a las labores de apoyo. Tal será el caso de Orendi, una bruja con varios brazos que lanzará ondas de energía. También estará Miko, que lanzará kunais, dispondrá nubes de esporas y podrá curar a sus compañeros. Finalmente, estará Reyna, que contará con una pistola y que podrá dar escudo a los compañeros, marcar a los enemigos o moverse instantáneamente hasta la posición donde se encuentre un aliado.

Por lo que hemos podido probar hasta ahora, la cantidad y la variedad de los personajes apuntan muy buenas maneras. Eso sí, habrá que ver cómo de ajustado está el equilibrio entre ellos, especialmente en los modos competitivos. A día de hoy, nuestra sensación es que los personajes basados en armas de fuego pueden tener una ventaja considerable, aunque Sarah Rosa, productora de arte de Gearbox, nos comentó que el estudio ha estado testeando mucho esa faceta y está convencido de que no será injusto.

Yendo más allá de la campaña

Siguiendo la senda marcada por Borderlands, Battleborn será un juego que, aunque se podrá disfrutar en solitario, dará lo mejor de sí en compañía de otros. Tanto es así que no sólo contará con campaña cooperativa, sino también con modos competitivos.

La campaña estará estructurada en misiones estancas de unos treinta minutos de duración, por lo que no habrá un mundo abierto por el que moverse. En la demo que nosotros probamos, había que liberar a una araña mecánica, haciendo frente por el camino a dos minijefes. Lo habitual en este tipo de campañas es que el cooperativo sea para cuatro personas, a lo sumo, pero, en este juego, la cifra ascenderá hasta los cinco, lo cual nos parece un acierto.

Pasando a la vertiente competitiva, aunque aún no los hemos podido catar, de momento se han confirmado tres modos, en los que se enfrentarán dos bandos de cinco miembros, con una gran importancia de los ‘minions’, es decir, las típicas unidades manejadas por la IA. En Incursión, el objetivo será tomar la base del enemigo a la vez que se defiende la propia, teniendo en cuenta que cada escuadra contará con dos grandes arañas mecánicas a las que habrá que derrotar con cabeza, sin ir a lo loco. En Meltdown (que imaginamos que se traducirá como Fusión), habrá que dirigir a una serie de ‘minions’ hasta un punto determinado, lo que, de nuevo, obligará a organizarse muy bien para defender y atacar a la vez. Finalmente, estará Devastación, que será el típico modo en el que habrá que capturar y mantener determinadas áreas del escenario.

Una supernova visual

Otro elemento que denota que Battleborn es hermano de Borderlands es el apartado visual, que se caracterizará por la evidente perspectiva subjetiva y por un colorido muy acentuado. Como es habitual en Gearbox, se volverá a emplear el motor Unreal, en lo que supondrá el debut del estudio en la nueva generación con un título específico, dejando a un lado la remasterización que fue Una colección muy guapa. Tras el primer año y medio de títulos intergeneracionales que PS4 y Xbox One han vivido, parece que, por fin, los estudios empiezan a enfocar todos sus esfuerzos en las nuevas consolas (con la excepción de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, que, de los grandes títulos venideros, es el único que aún va a tener versión para las casi jubiladas PS3 y Xbox 360).

Probablemente, lo que más cautiva de primeras es el diseño y la variedad de los personajes. Se podría decir que Gearbox se lo ha tomado casi como si de un juego de lucha se tratara (algo observable en la pantalla de selección de personaje que aparece antes de las misiones), tanto jugable como artísticamente. Por ejemplo, Marquis, que es una especie de caballero con bombín y bastón-arma, o Miko, que es un hongo personificado, cuentan con unos diseños magníficos, que se escapan de cualquier cliché. Estamos deseosos de ver el elenco final de personajes.

Sobre los diseños de los escenarios, aún no podemos decir gran cosa. La demo que vimos, titulada To the edge of the void (Hacia el filo del vacío), se desarrollaba en unas instalaciones ubicadas en un paraje nevado, pero habrá más paisajes, que variarán entre el modo Historia y el multijugador competitivo. Lo que sí que podemos corroborar ya es que la cantidad de efectos en pantalla promete ser abrumadora, a poco que los diferentes personajes estén dando rienda suelta a sus habilidades. En ese sentido, las explosiones de color estarán a la orden del día.

El tono humorístico estará muy presente en la historia, a través de personajes secundarios que irán hablándonos por radio. El guionista es Aaron Lince, que trabajó en Gears of War 3 y La Tierra-Media: Sombras de Mordor. Eso sí, según nos comentó Sarah Rosa, también habrá momentos para la seriedad, pues no hay que olvidar que el juego transcurre en una estrella cuya existencia pende de un hilo.

Los héroes del invierno

Battleborn llegará a PS4, Xbox One y PC “en invierno de 2015”, según sus responsables. Esta ambigua fecha juega con los plazos del año fiscal 2015 (que acaba el 31 de marzo de 2016), por lo que cabe la posibilidad de que lo veamos a finales de este año (en otoño) o a principios del próximo, algo por lo que ya apostó 2K con Evolve, para liberarse un poco de la brutal competencia navideña, aunque eso sea un arma de doble filo. Veremos si en el E3 se da una fecha más concreta.

Sea como fuere, hay visos de que Gearbox logre, otra vez, insuflar aires renovados al género del shooter, con veinticinco héroes como avalistas principales de la propuesta, deliciosamente apegada al cooperativo y con puentes de entendimiento hacia el rol, el beat’em up o incluso la lucha. Se han tomado diversas ideas de Borderlands, pero la propuesta hará gala de tanta personalidad como originalidad. Podemos estar ante el nacimiento de una nueva estrella. A la que se descuiden, a estos superhéroes los fichan Marvel y DC para dedicarles una película a cada uno.

Lecturas recomendadas