Reportaje

Avance de No Man's Sky

Por Álvaro Alonso
-

No Man's Sky traerá un auténtico cosmos a PS4 y PC; millones de estrellas que esperan ser descubiertas por aquellos lo suficientemente valientes como para sumergirse en la inmensidad del espacio. Formas de vida desconocidas, elementos químicos, agujeros negros... El centro del universo aguarda nuestra llegada. 

No Man's Sky es uno los mayores universos que se han creado jamás para un videojuego. No Man's Sky es un viaje a lugares desconocidos, a los que ningún hombre ha llegado antes. No Man's Sky es exploración, es descubrimiento, es la última frontera. No Man's Sky es una de las propuestas más ambicosas y arriesgadas de los últimos años, el fruto del trabajo de un pequeño estudio indie de origen inglés llamado Hello Games, y el sueño de la infancia de su co-fundador, Sean Murray.

'Antes mirábamos hacia arriba preguntándonos cuál sería nuestro lugar en las estrellas, ahora miramos hacia abajo angustiándonos por cuál será nuestro lugar en la Tierra.'


No Man's Sky ha acaparado gran parte del protagonismo en las conferencias de Sony en los E3 de los últimos dos años. La compañía está apostando fuerte por el universo procedural de Hello Games, aun no tratándose de una exclusiva de PS4: llegará de forma simultánea a PC, y sus creadores no descartan que pueda aterrizar en Xbox One en un futuro.

Después del gameplay en directo que se realizó en el E3 2015 (la primera vez que el juego se mostraba de esta forma al público) y tras revelar ocho nuevas imágenes, la web americana IGN publicó en exclusiva un vídeo de 18 minutos en el que el propio Murray juega a No Man's Sky, arrojando luz sobre detalles desconocidos hasta el momento y que nos han servido para confeccionar el avance que tenéis ante vuestros ojos.

El universo de No Man's Sky se compone de 18,446,744,073,709,551,616 planetas, que a su vez pueden estar orbitados por una o más lunas. Todos son únicos y cuentan con distintas formas, tamaños, fauna, flora... Si alguien desease explorar TODO el universo de NMS, tardaría aproximadamente 5000 millones de años... Que se dice pronto.

Para que os hagáis una idea, recorrer los planetas más grandes en su totalidad podría llevarnos días o incluso semanas y, por supuesto, cuentan con ciclo día/noche: podemos aterrizar en la cara iluminada por el sol y será de día, mientras que la noche aguarda a aquellos que lo hagan en la zona oscura. Son necesarias unas condiciones muy concretas para que la vida se abra camino, así que también nos toparemos con planetas totalmente deshabitados, tóxicos o radioativos; sí queremos explorar estos mundos inhóspitos, será necesario mejorar nuestro traje para aumentar el tiempo que podemos permanecer sobre su superficie sin sucumbir a los efectos nocivos.

Pero que un planeta esté deshabitado no significa que no merezca la pena explorarlo: todos cuentan con puntos de interés (señalados por un haz de luz de color rojo), que pueden acoger desde puestos de intercambio... Hasta antiguas reliquias que esperan a que un intrepido viajero espacial las recupere.

La vida en las estrellas


Al explorar el universo, será común descubrir planetas y formas de vida. Si escaneamos y subimos estos datos al Atlas de No Man's Sky al que todos los jugadores tienen acceso, tendremos el honor de bautizarlos y, a partir de ese momento, serán conocidos por el nombre que nosotros les hayamos dado. Además, dependiendo de la rareza u hostilidad del planeta/ser vivo, obtendremos un mayor o menor número de unidades, la moneda utilizada en No Man's Sky. Las unidades sirven para comprar nuevas naves y armas que, al igual que el universo, son generadas de forma procedural. Esto significa que existen miles de combinaciones diferentes, como por ejemplo, una nave con mucho espacio de carga pero que flaquea en el aspecto ofensivo.

Si somos hostiles con la fauna de los planetas o recolectamos recursos de forma abusiva, terminaremos llamando la atención de los centinelas: androides con una función similar a la policía de la saga GTA. En la parte superior derecha de la pantalla tendremos un nivel de se busca, y cuanto más elevado sea, mayores serán las fuerzas que manden contra nosotros. Si esto sucede, debemos evitarlos a toda costa para no acabar convertidos en polvo; al morir, todos los descubrimintos y recursos que no hayamos subido al Atlas se perderán.

¿Y cómo conseguimos recursos? Pues disparando a las disntintas formaciones que encontraremos repartidas por los planetas. Aunque, eso sí, para los más valiosos tendremos que equipar nuestra arma con mejoras. Los chicos de Hello Games han creado una gigantesca tabla periódica ficticia basada en elementos atómicos reales, y podemos combinarlos para crear nuevos compuestos moleculares que se venderán por grandes sumas de unidades en las zonas de intercambio, en las que podemos comerciar tanto con NPCs como con otros jugadores de No Man's Sky.

La economía funciona, a grandes rasgos, a gusto del consumidor: podemos, por ejemplo, comprar elementos a precio bajo para después venderlos por cantidades desorbitadas. Si lo deseamos, incluso es posible no pisar ningún planeta y hacer vida en el espacio, yendo de estación espacial en estación espacial, recolectando recursos, comprándolos y vendiéndolos.

Guía del autoestopista galáctico

En No Man's Sky, nuestro equipo se divide en tres apartados: traje, arma y nave. Cada uno tiene su propio inventario donde podemos almacenar recursos y tecnología, que sirve para mejorar las habilidades de cualquiera de los tres elementos. Desde el menú principal también podemos acceder a nuestros descubrimientos, funcionando como una suerte de enciclopedia.

A lo largo de nuestros viajes es probable que nos topemos con batallas espaciales en las que, si lo deseamos, podemos tomar partido. Al hacerlo, nos posicionaremos del lado de alguna de las facciones que luchan por el poder en el universo de No Man's Sky. ¡Y tampoco faltarán los piratas que tratarán de asaltar las estaciones espaciales! De hecho, nosotros también podemos intentar derribar estaciones, tarea nada sencilla que nos reportará grandes beneficios... Y llamará la atención de la policía espacial, que no dudará en perseguirnos por toda la galaxia hasta que respondamos por el crimen intergaláctico que acabamos de cometer..

Como veis, No Man's Sky nos da libertad total para de vivir una aventura espacial. Podemos desempeñar la función de comerciante, viajando por toda la galaxia intercambiando materiales; podemos ser exploradores, cuyo afán de descubrimiento llevará hasta los lugares más recónditos del cosmos a la caza de nuevas especies; o incluso podemos ser piratas, y utilizar nuestra habilidad a los mandos para enriquecernos a costa del trabajo de otros.

Pero ¿cuál es el objetivo del juego? Si hay uno, ese es alcanzar el centro del universo. Nuestra aventura comienza en el borde exterior, donde descansan los planetas más seguros, pero a medida que nos acerquemos al centro, las cosas se irán complicando. Alcanzar ese lugar donde la luz se encuentra en su estado primigenio significaría 'pasarse el juego' en un título al uso, pero en No Man's Sky... La aventura no habrá hecho más que comenzar.

No entres dócilmente en esa noche quieta,

la vejez debería delirar y arder cuando se cierra el día;

rabia, rabia contra la agonía de la luz.

Lecturas recomendadas