Reportaje

Avance de Saints Row IV para PS3, 360 y PC

Por Rafael Aznar
-

El verano suele ser una época de paz para el mundillo de los videojuegos, pero Saints Row IV va a acabar con esa tendencia histórica. El presidente de los Estados Unidos deberá sacar todo su arsenal de guerra para hacer frente a una invasión alienígena que amenaza con destruir a la humanidad. A partir del 23 de agosto, podremos meternos en su desquiciada piel para arrasar con todo lo que encontremos a nuestro paso, en uno de los sandbox más alocados y desenfadados de la generación. Se avecina el desparrame.

El género del sandbox vuelve a estar de moda, como se demostró en el E3 2013, y este verano va a asomar su patita con mucho empeño, gracias a títulos como GTA V y Saints Row IV. Tras el dramático cierre de THQ, la licencia de la famosa saga de pandilleros quedó en el aire, pero Deep Silver no tardó en agenciársela.

La cuarta entrega de la saga de Volition Games llegará a PlayStation 3, Xbox 360 y PC el próximo 23 de agosto, y promete ser un festival de humor y desparrame. Conviene saber que, aunque el título es nuevo, está construido a partir de Enter the Dominatrix, un contenido descargable previsto para la tercera entrega y que, finalmente, se canceló. Nosotros ya hemos tenido la oportunidad de probar las primeras horas de la historia, y la propuesta nos ha dejado con ganas de más.

De líder de los Saints, a líder mundial

Desde los orígenes de la saga, la influencia de los Saints como pandilleros ha ido creciendo. Sin embargo, no se conformaban con ascender en la guerra de bandas, así que, en esta cuarta entrega, subirán su apuesta. ¿Qué es dominar una ciudad como Steelport en comparación con regir los designios de Estados Unidos?

El prólogo del juego nos invitará a hacer una incursión por las montañas de Oriente Medio. Allí, nos enfrentaremos a un grupo de terroristas islámicos y a Cyrus Temple, un viejo conocido que ha decidido lanzar un misil nuclear sobre Washington. El protagonista no dudará en hacerse el héroe y encaramarse al proyectil. Tras desactivarlo, caerá, casualmente, en el sillón del Despacho Oval…

Cinco años después, sin que sepamos qué ha pasado exactamente en ese lapso de tiempo, el protagonista aparecerá convertido en el presidente de los Estados Unidos. En la tierra del Tío Sam ya tuvieron a un héroe de guerra reconvertido en jefe del gobierno, como fue el caso de Dwight D. Eisenhower, tras la Segunda Guerra Mundial, así que tampoco es nada paranormal. Eso sí, como político, el líder de los Saints casi recordará más a Arnold Schwarzenegger. Por desgracia, la raza alienígena de los Zin atacará la Casa Blanca y abducirá a casi toda la población del planeta. Zinyak, el mandamás de los extraterrestres, meterá al presidente en la Simulación 31, un programa de realidad virtual ambientado en una versión oscura de Steelport en la que no quedará ni rastro de los Saints. Como si del mundo de Matrix se tratara, tocará escapar de esa falsa realidad, aunque aquí no tendremos a Morfeo para que nos dé a elegir entre la píldora roja y la azul. Muchos años después, el mito de la caverna de Platón sigue dando juego.

El poder y el precio de la libertad

El protagonista de Saints Row IV seremos nosotros mismos, pues habrá un completo editor que nos permitirá elegir parámetros como el sexo, la edad, la complexión, los rasgos faciales, el pelo, los gestos… Si no nos apetece moldearnos a nosotros mismos, también podremos descargar los personajes creados por otros usuarios.

El desarrollo seguirá la estela de la tercera entrega, con un aspecto muy desenfadado. Tendremos toda una ciudad para hacer el cafre a nuestro antojo, ya sea siguiendo el hilo argumental principal o centrándonos en las decenas de misiones secundarias. Así, los vehículos y las armas de fuego supondrán una buena parte de la jugabilidad, como en la mayoría de sandbox. Eso sí, aunque podremos tomar a alienígenas como escudos, hemos echado en falta un sistema de coberturas para los tiroteos.

La gran novedad será la inclusión de superpoderes, que le darán al juego un tono que recuerda sobremanera al de las sagas Prototype e Infamous. Entre las habilidades, contaremos, en primer lugar, con el supersprint y el supersalto, que permitirán desplazarse por los escenarios a varias alturas. Por ejemplo, podremos rebotar por las paredes, dar brincos entre edificios… En segundo lugar, dispondremos de un poder ígneo y de una descarga gélida con la que congelar a los enemigos y luego hacerlos pedacitos. Asimismo, habrá telequinesis, para hacer volar diversos objetos, y fuerza bruta. Por ahora, conocemos la existencia de esos superpoderes.

Las armas especiales también tendrán un gran peso en la aventura. El cañón de singularidad permitirá crear agujeros negros, mientras que la dubstepadora lo llenará todo de música y explosiones. También estarán el inflarrayo (para hinchar a los enemigos como si fueran globos) y la espada de energía. Por si fuera poco, entre los vehículos, habrá naves voladoras, monster trucks o robots bípedos.

Por lo que hemos podido ver en la versión beta a la que hemos tenido acceso, la campaña, que se podrá disfrutar en cooperativo, constará de 37 misiones. A eso, se unirán misiones de lealtad, barrios que controlar, puntos críticos que pacificar, actividades secundarias… Todo eso, junto con la aniquilación de enemigos o la conducción temeraria, nos concederá puntos de experiencia, que servirán para aumentar de nivel y obtener diversas mejoras.

Festival del humor

Todo el conjunto de Saints Row IV estará impregnado por el humor. Habrá infinidad de parodias, a juegos como Mass Effect (la apariencia por defecto del protagonista es clavadita a la de Shepard) o a películas como la citada Matrix. Y no os creáis que este presidente de los Estados Unidos será un político al uso. No sabemos si protagonizará esquives de zapatilla como los de George Bush, pero sí dará puñetazos a otros senadores, tendrá armas escondidas en el Despacho Oval, dispondrá de guardaespaldas que plaquen a los fans que se acerquen…

El apartado sonoro tendrá mucho que decir en el tono jocoso del juego. Al margen de las siete emisoras de radio que habrá, muchas misiones se desarrollarán al son de temas como I don’t want to miss a thing, de Aerosmith, o What is Love, de Haddaway. Aunque suene estrambótico, casan de maravilla con el cachondeo general del juego. La lástima es que parece que el juego vendrá sin doblar al castellano, como es habitual en la saga, lo que obligará a muchos a andar leyendo subtítulos mientras se desarrolla la acción.

La nueva locura de Volition llegará a las tiendas el 23 de agosto. Sin duda, con GTA V tan cerca en el calendario, la idea de apostarlo todo al jolgorio y los superpoderes puede ser la mejor forma de diferenciarse del monstruo de Rockstar. En apenas mes y medio sabremos si, de verdad, ser el presidente de Estados Unidos es tan satisfactorio como parece.

Lecturas recomendadas