Reportaje

Avance de WRC 4 para PS3, 360, PC y PS Vita

Por Rafael Aznar
-

WRC 4, el título oficial del Mundial de Rallies, levantará una buena polvareda el 25 de octubre, cuando las carreteras de PS3, Xbox 360, PC y PS Vita se abran a su circulación. El estudio italiano Milestone, especialista en juegos de velocidad, vuelve a estar al cargo de una nueva entrega de la saga.

Carlos Sainz puso de moda los rallies en España allá por los años 90, cuando obtuvo dos títulos mundiales. Desde su retirada, el espacio mediático de la disciplina por estos lares ha menguado considerablemente, a pesar de la presencia de un piloto puntero como Dani Sordo, que, esta misma temporada, ha ganado su primera prueba. Sin embargo, pese al pasotismo informativo y popular, el WRC (siglas inglesas del World Rally Championship) sigue siendo una de las disciplinas de motor más atractivas y desafiantes: caminos desconocidos que deben ser "cantados" por un copiloto, velocidades de 200 km/h por zonas rotas y llenas de saltos, espectadores colocados en los arcenes de las curvas…



 

Milestone Studios sabe que los rallies tienen un gran atractivo, por lo que se hizo con la licencia oficial del Mundial hace varias temporadas. No en vano, la compañía italiana ha hecho también varios juegos de campeonatos como MotoGP, Superbikes o Superstars V8. La sombra de Codemasters, que tiene el honor de haber sido quien más y mejor ha tratado a la disciplina del rally (antaño con Colin McRae Rally y, ahora, con Dirt), es alargadísima, pero Milestone sigue trabajando duro para tratar de acortar la brecha. PS3, Xbox 360, PC y PS Vita serán testigos, el próximo 25 de octubre, de la nueva intentona.

Con licencia para levantar tierra y nieve

WRC 4 contará con la licencia de la temporada 2013 del Mundial de Rallies, que se encuentra ya en su recta final. Los vehículos se dividirán en cuatro categorías, con el Citroën DS3, el Volkswagen Polo R y el Ford Fiesta RS como grandes estrellas, todos con los colores y patrocinios reales. Igualmente, estarán todos los pilotos del campeonato, como Sébastien Loeb (pese a su retirada "parcial"), Dani Sordo, Mikko Hirvonen, Jari-Matti Latvala, Thierry Neuville o, incluso, Robert Kubica. Por supuesto, tampoco faltará Sébastien Ogier, que, recientemente, se ha coronado como campeón del mundo.


Las trece pruebas del certamen serán el otro pilar de la licencia. Estarán presentes los rallies de Montecarlo, Suecia, México, Portugal, Argentina, Grecia, Italia, Finlandia, Alemania, Australia, Francia, España y Gran Bretaña. Las ubicaciones serán reales, como el Col de Turini o Salou. Como colofón a cada prueba, estará la llamada Power Stage, un tramo especial que premiará a los tres primeros con puntos adicionales (tres, dos y uno, respectivamente) para la clasificación general.

Conduciendo a 200 km/h entre lo salvaje

El control será bastante exigente. En términos generales, será rígido y obligará a recurrir con frecuencia al freno de mano, pues, si pisamos el pedal a fondo, el coche se quedará "matado" a la salida de las curvas. Si a eso le añadimos los numerosos resaltos en la calzada, las subidas, las bajadas o los obstáculos (vallas, árboles, riscos) o el hecho de tener que estar siempre atento a las notas del copiloto, el cóctel será de lo más desafiante. A grandes rasgos, habrá tres tipos de superficies: asfalto, gravilla y nieve, de modo que el agarre variará sustancialmente según haya hielo, agua, polvo o arenilla.

Aun así, el juego contará con diversas ayudas a la conducción, para que los más inexpertos le vayan cogiendo el punto poco a poco. De este modo, se podrán retocar aspectos como la ayuda en la frenada, la incidencia del sistema de daños o la posibilidad de rebobinar si se cometen errores. Lo que hemos jugado, de momento, nos ha parecido un tanto tosco.

Entre los modos de juego, tendremos la posibilidad de disputar etapas sueltas, rallies sueltos o campeonatos enteros. Cada tramo tendrá una extensión de entre dos y ocho kilómetros, de modo que correremos siempre en solitario, en busca del mejor tiempo posible. Esa "soledad" no será lo único que sea fiel al mundo de los rallies, pues también habrá detalles como el parque de servicio, donde podremos reparar el coche entre tramo y tramo. Habrá un tiempo límite, así que, si el vehículo está muy perjudicado, sólo podremos reparar algunos de los desperfectos.


El modo Carrera será la gran estrella del juego. En él, tocará crearse un álter ego y vivir su trayectoria deportiva, desde sus comienzos en un equipo junior hasta su confirmación como campeón del mundo. A base de batir a determinados rivales y cumplir objetivos de posición, mejorará nuestra reputación y nos llegarán propuestas de escuadras mejores. El interfaz, donde podremos consultar noticias y correos electrónicos, será muy similar al de MotoGP 13. Asimismo, habrá multijugador online.

Un motor embarrado hasta los cilindros

WRC 4 utilizará del motor gráfico Spikengine. Los coches lucirán muy sólidos y los efectos de tierra, barro o nieve estarán bastante conseguidos. Del mismo modo, se podrá elegir entre correr de día, al amanecer o al ocaso. No obstante, en la beta que hemos probado, el grado de detalle y las texturas eran bastante pobres, muy lejos de los grandes del género de la velocidad.


El juego llegará a PlayStation 3, Xbox 360, PC y PS Vita el próximo 25 de octubre. Con él, seguirá la excelente racha para el género. Acaba de salir F1 2013 y, en los dos próximos meses, llegarán otros bólidos de gran cilindrada, como DriveClub, Forza Motorsport 5 y Gran Turismo 6. Sin embargo, sólo el título de Milestone ofrecerá conducción por estrechos caminos de asfalto, tierra y nieve. ¿A quién no le gustaría quitarle a Sébastien Loeb su récord de nueve títulos mundiales consecutivos?

Lecturas recomendadas