Reportaje

Club Chistendo: Las Siete Plagas de Bugs

Por Gustavo Acero
-

Assassin's Creed Unity ha desatado la Revolución tal como prometía, pero en los despachos de Ubisoft, en vista de las protestas de unos cuantos jugadores enfurecidos ante la aparente tromba de bugs reportados. El debate sobre los parches y la sobreexplotación de las grandes sagas está en el horno, pero Arno no es ni será el único damnificado por los (d)efectos de las prisas de las compañías; errores de programación que hoy recopilamos en un dossier de proporciones bíblicas. ¡Viva la resolución!

Según rezan las Sagradas Escrituras, Las Plagas de Egipto -siete a través de Moisés y diez en total- fueron el descomunal castigo que Dios infligió al Faraón por negarse a liberar a los israelitas de la esclavitud, lo que finalmente convenció al soberano y dio lugar al Éxodo liderado por Moisés y dirigido por Ridley Scott (estreno 5 de diciembre). Ranas, piojos, mosquitos, langostas y otras calamidades que hoy se transforman en bicharracos mucho más temibles y devastadores: los BUGS. Estas plagas del siglo XXI son el castigo de la tecnología a las grandes compañías por no liberar a los usuarios de una nueva esclavitud: los parches, las actualizaciones y los micropagos que nos imponen para depurar juegos que creíamos completados desde su lanzamiento, como ocurría en el siglo XX a.C. (antes de la Conexión... a Internet). Eran otros tiempos.

 

 

Miles de años después de los hechos narrados en los textos bíblicos, el Club Chistendo ha reunido los bugs y glitches más épicos del Nuevo "Betatest-amento" en siete categorías, pero antes de padecer sus terribles estragos, descubramos cuál fue el bug que lo empezó todo y por qué recibió tal nombre.

 

En 1947, el prematuro ordenador Mark II sufrió un fallo de funcionamiento en su relé electromagnético, que vendría a ser el interruptor de un circuito eléctrico, para encendernos. Pues bien, cuando la programadora Grace Murray examinó el dispositivo, encontró la inesperada causa del problema: una maldita e inportuna polilla se había introducido en su interior. Entonces, la retiró con sumo cuidado, aunque dio igual porque ya estaba muerta, y la pegó con un trozo de celo en su cuaderno de bitácora, que pasaría a la historia como la prueba material del primer caso documentado de un "bicho" informático (de ahí lo de "bug"), aunque también se dice que Edison ya empezó a utilizar el término en 1889, quién sabe si después de encontrar otra polilla dentro de su primera bombilla... o de mosquearse con su eterno rival Nikola Tesla. En cualquier caso, los efectos de los bugs no siempre fueron tan anecdóticos; algunos han llegado a provocar la destrucción de cohetes espaciales como el Mariner 1 o el Ariane 5, aunque los más temidos por desarrolladores y usuarios son los que se cuelan en los códigos de programación como incómodas moscas en una sopa recién servida. Preparad el insecticida, que esto es para vosotros, fumigadores.


Nota: Si no aparecen los vídeos a la primera, se trata de un viejo "bug" de la web, pero no os preocupéis, que ya está disponible el parche más eficaz: la tecla F5 o "refrescar". Ahora sí, ¡que viene el Oogey "Buggy"!

Primera plaga: Franceses sin rostro (Assassin's Creed Unity)

Y este titular no va por los señores de Ubisoft. Empezamos por el caso que ha motivado este artículo y nuestra encendida tertulia de esta semana pasada. Como ya sabéis, algunos usuarios han pasado de tomar la Bastilla a tomar la Pastilla contra la depresión ante la plaga de bugs registrados en Assassin's Creed Unity, pifias de toda índole para las que Ubisoft ya está preparando más parches que el oculista de Big Boss. Entre las más reportadas, la compañía gala ya está trabajando en solucionar las caídas de framerate, los cuelgues que se producen al unirse a una sesión cooperativa, errores de control y problemas con los créditos Helix.

 

De todas formas, y como viene siendo habitual, los fallos más hilarantes son los glitches gráficos (menos graves que un bug porque no afectan a la jugabilidad) y de colisión (que sí afectan), como los que dejan a Arno atascado en los carros de paja o le permiten atravesar el suelo parisino cual astronauta interestelar, aunque los más terroríficos son los que convierten las cabezas de ciertos personajes en aliens de Mars Attacks y a AC Unity en el mejor survival horror de la saga. De todos modos, la "caída de framerate" que realmente ha afectado a Ubisoft es la que se ha pegado en bolsa, con un bajón del 9% registrado el pasado miércoles como consecuencia de estos bichejos virtuales, cuyos travesuras sese resumen en el siguiente vídeo, aunque es sólo uno más de los muchos que sobrevuelan la red.

 

 

Es momento de rescatar unas declaraciones del presidente de Ubisoft Norteamérica, Laurent Detoc, publicadas el 19 de diciembre del año pasado con motivo de los bugs que salpicaron las aguas de AC IV: Black Flag: "Romperemos el lanzamiento anual de la saga y retrasaremos el juego si detectamos que no es lo suficientemente bueno. Si creemos que tenemos un juego de una nota de 70, no lo lanzaremos. Eso dañaría a la marca. No voy a dar nombres de otros productos, porque todos los conocemos, pero esto es algo que ya ha ocurrido antes y la gente empieza a dejar de ver a esas compañías con los mismos ojos". (Fuente: aquí) Puntuación media de AC Unity en Gamerankings73.

 

A la memoria de los tripulantes del Jackdaw que sacrificaron sus vidas en vano para ascender a los cielos del olvido, queremos dedicar este sentido homenaje. Se ruega una oración por su alma...

 

Segunda plaga: Lluvia de erizos (Sonic "Doom")

La segunda plaga de nuestra lista es tan reciente que ni siquiera ha salido aún en Europa. Lo hará este mismo viernes, pero los jugadores norteamericanos ya llevan una semana confirmando las peores profecías que circulaban en torno a Sonic Boom. Tiene gracia que el personaje mitológico Orfeo descendiese al inframundo tocando una lira, y que el último juego del erizo se llame "El Ascenso de Lyric", pues su acabado final recuerda bastante más al mito griego: el descenso de Sonic a los infiernos de la saga. Con un 38 de nota media y cuatro análisis publicados, Sonic Boom se está ganando un lugar privilegiado entre nuestros títulos Suspendidos en el Tiempogracias a un enjambre de bugs que van a dejar a Sonic Lost World a la altura de Super Mario Galaxy.

 

El error más llamativo es uno que nos permite pasarnos la aventura en una hora a base de pausar el juego repetidamente mientras saltamos con Knuckles para prolongar el salto hasta el infinito, aunque los glitches gráficos no se quedán atrás. La verdad es que el estudio Big Red Button no podía haber elegido un motor más oportuno para diseñar la última aventura de Sega: CryEngine. En efecto, algunos de sus bugs son para llorar, aunque hay quien se lo toma a risa, como los dos "jachondos" que comentan el siguiente "gamefail" hasta el punto de sufrir un severo ataque de histeria incontrolable. Parece que Sonic no es el único que toma "speed" para "volar". Qué te han hecho, viejo erizo... Con lo que tú fuiste... en 2D.

 

Tercera plaga: Jirafas Humanoides (Battlefield 3)

Llegamos a la plaga de los "Humanimales", seres híbridos creados en laboratorios capaces de cargarse la Teoría de la Evolución de un "bugazo". Hasta ahora conocíamos la exsitencia de criaturas como el Hombre Elefante -el inglés Joseph Merrick que dio lugar a la famosa película de David Lynch-, el Hombre Pez de Liérganes, el Hombre Araña de Stan Lee o incluso el Hombre Blandengue, descubierto por el doctor "Fary" en 1984. Pero nuestra querida (y más odiada de América hasta hace poquitín) Electronic Arts dio a conocer a una nueva raza de superhombres que revolucionaron el sector militar, y no eran las Tortugas Ninja.

 

Os hablo del Hombre Jirafa, un soldado capaz de estirar su cuello hasta límites sobrehumanos para observar las líneas enemigas desde la trinchera cual periscopio andante, disfrutar de cualquier concierto desde lo que se conoce como el "gallinero" o mirar a la gente por encima del hombro sin resultar prepotente, aunque también es capaz de reptar mientras dispara con el culo, y no porque apunte peor que un Borbón, sino porque el rifle le sale literalmente de ahí. Cabe matizar que este bug corresponde a la beta de Battlefield 3 y fue corregido en su versión final, pero no deja de ser digno de risión. Eso sí, como te toque este tío en el asiento de delante del cine, no ves ni tus propias palomitas.

 

Cuarta plaga: Dragones de piedra (The Elder Scrolls: Skyrim)

Buscar la "Piedra del Dragón" en Skyrim resultó ser un brote de dislexia, pues lo que realmente valía la pena era el "Dragón de Piedra", a juzgar por el efecto que producía en ellos el hechizo de reanimación de cadáveres. En determinados momentos, los dragones se fosilizan incluso mientras vuelan, dando lugar a situaciones WTF como las que vais a ver. La de problemas que se habrían ahorrado Thorin y toda la panda de enanos si hubiesen sabido esto en su momento, ¿eh, Smaug? Y este es sólo uno de los múltiples fails que nos regaló Skyrim hace ahora tres años, porque Bethesda también nos enseñó a volar gracias a los martillazos mágicos de ciertos gigantes, o a congelar a los Trols más "resbaladizos" desde lo alto de las colinas empinadas. Mirad, mirad qué bien caen... Ojalá todos los trols anónimos se pudieran despachar así. Ehm... Esa frase ha sido un bug.

 

Quinta plaga: Psicólogos sin cuello (Fallout New Vegas)

Y ya que estamos con Bethesda, prosigamos con otra de sus grandes sagas: Fallout. Como bien sabréis los amantes de los animales (o incluso si sois sólo amigos), una de las cosas más divertidas de tener perro es hablarle con voces agudas y ridículas para que incline la cabeza de un lado a otro como tratando de buscar explicación racional a nuestra idiotez. Sin embargo, el recurso deja de tener gracia cuando es un calvo con bigote quien se pone a retorcer la cabeza mientras nos cuenta su vida nada más empezar a jugar a Fallout New Vegas. Es lo que les pasó a algunos jugadores en 2011, cuando el Doctor Mitchel Rorschach les deleitó con un inaudito catálogo de ejercicios de estiramiento para tratarse la tortícolis. Y luego pretenderá que repondamos al famoso test de las manchas. En fin, como decía mi abuela, no hay psicólogo cuerdo. Para mancha, la del expediente del programador que no supo depurar ESTO:

 

Sexta plaga: Futbolistas sin "arbitrio" (FIFA 15) 

¿Os imagináis un bug en el que Keylor Navas fuese titular? O uno que devolviese a Di María al club del que nunca debió marcharse, y no es el Chistendo? ¿O un glitch que impidiese a Luis Suárez morder otra cosa que no fuesen copas de Liga? ¿O uno que concediese balones de oro a jugadores por títulos ganados en la correspondiente temporada? Por desgracia, los peores bugs del mundo del fútbol se producen en el campo real, aunque eso no quita que los eternos rivales PES y FIFA nos hayan brindado algunos de los fails más descacharrantes de todos los tiempos. Balones que no entran ni con Casillas en la portería, jugadores que atraviesan el suelo y operadores de cámara tan comprometidos que se meten en el centro del campo como el mejor de los centrales. Sirva de ejemplo este recopilatorio de bugs de FIFA 15 recién sacados del horno. Como diría aquel: ¿¡Eso es roja, no!?

 

Séptima plaga: Glitches y bugs en el mundo real

Concluimos este épico repaso con la peor plaga imaginable: aquella capaz de trasladar todas las aberraciones reportadas en el plano virtual a nuestro mundo real. ¿Qué pasaría si los mayores héroes de los videojuegos saliesen a la calle y se viesen atrapados en un glitch espacio-temporal que se multiplicase exponencialmente hasta devorarnos a todos como un agurejo negro, o incluso como Falete en ayunas? Comprobémoslo en esta magnífica pieza que ya cuenta con veinte millones de reproducciones en Youtube, a las que hoy se sumarán las vuestras. Ah, y tened cuidado, no vaya ser que al final del vídeo se os pete el aparato reproductor... El de vídeos, por favor.


 

Aún estamos a tiempo de evitar este destino cada vez más inminente, o quizá ya sea demasiado tarde y nuestra dimensión ya esté infectada. Si queréis repasar unos cuantos casos más antiguos antes de que esto ocurra, quizá encontréis refugio en nuestro Top 10 de Mayores Bugs, donde os esperan otras tantas plagas de caballos humanos en Red Dead Redemption, bebés deformes en The Sims 3 o personajes sin cabeza en Dragon Age. Por mi parte, me piro "a la (revolución) francesa" hasta el lunes que viene, no sin antes preguntarme...

 

¿Cuántas plagas más necesitarán sufrir los faraones de las compañías para escucharnos?

 

 

 

En anteriores entregas del

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Las mejores bromas ilustradas del mundo pixelado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas