Reportaje

Dragon's Dogma, avance de magia y espada

Por Alberto Lloret
-

Tras el éxito de Skyrim, cabe preguntarse cuál será el siguiente paso en los juegos de rol en mundo abierto. La respuesta es sencilla: Dragon’s Dogma, un título de factura nipona que llegará cargado de ideas interesantes y una gran puesta en escena...

Si, como nosotros, eres de los que aún tienes la cabeza en Tamriel, el fantástico mundo de Skyrim, te alegrará saber que en el horizonte ya se dibuja una nueva promesa de los juegos de rol de acción. Se trata de Dragon’s Dogma, uno de los títulos más ambiciosos de Capcom, con el que quieren abordar el género desde otro enfoque, con un sistema de combate más robusto, unos vibrantes y espectaculares duelos contra gigantescos enemigos de todo tipo y, por supuesto, un montón de ideas originales.

Elegidos por el dragón

En Dragon's Dogma nosotros asumimos el papel de Arisen, el elegido, un tipo con una vida normal hasta que un dragón se posa sobre su aldea y, tras rasgarle el pecho y devorar su corazón, permanece vivo. A partir de ese momento, dragón y humano estarán conectados de alguna manera, siendo la misión de Arisen encontrar y abatir al dragón.

Un viaje que sin duda será largo, pero en el que por fortuna no estaremos solos. En los primeros compases de la aventura crearemos a un peón (o personaje no controlable) que nos ayudará en combate y al que podremos asignar un rol (guerrero, mago...) y “adiestrarlo” para que se amolde a nuestra forma de luchar. Y es más: nuestro peón podrá ser contratado por otros jugadores, lo que le servirá para ganar experiencia, subir de nivel, adquirir nuevos conocimientos sobre determinados enemigos e incluso conseguirnos ítems...

Por supuesto, además de crearnos un peón, también podremos crear a nuestro propio héroe, usando con completo pero sencillo editor que nos permitirá definir desde el rostro de sus personaje, hasta sus arrugas, pasando por tono de voz, el sexo la edad... Y si al final no están contento con tu creación, tranquilo, porque a lo largo del juego contarás con más opciones para modificarlo, desde tiendas donde podrás cambiar de clase, adquirir nuevas técnicas de lucha y equipo o incluso pare realizar “operaciones estéticas”.

Además, al crear a nuestro personaje y peón en Dragon's Dogma, podremos elegir una vocación o clase, que es la que definirá sus armas y habilidades. Inicialmente sólo hay 3, pero según avancemos podremos acceder a otras 6. En ciertas tiendas podremos cambiar de clase... Aquí va un vídeo sobre la personalización de personajes en Dragon's Dogma.

No estás solo, los peones están contigo

Nuestro grupo en Dragon's Dogma lo cerrarán otros dos peones más, que podrán ser los creados por otros jugadores o los que incluirá el propio juego. Podremos cambiarlos en cualquier momento, ya sea hablando con ellos o accediendo a una zona nebulosa a través de unas extrañas piedras, donde podremos hacer búsquedas por nivel o habilidades. Algunos de estos peones serán “gratis”, pero a medida que suban de nivel tendremos que pagar, con moneda del juego, los servicios de los mejores peones.

Eso sí, lo recomendable siempre será combinar peones de distinto tipo, para formar un grupo variado que nos permita afrontar las misiones con garantías. En total, entre las misiones principales y opcionales, habrá más de 400, entre las que encontraremos de todo: escoltar un carruaje, recorrer peligrosos caminos para llegar a otra aldea a hablar con cierto personaje o derrotar a enormes criaturas que aterrorizan una zona. Y para “amenizarlas”, habrá más de 40 tipos de enemigos menores (desde lobos y harpías a trasgos o saurios), cerca de 20 colosales monstruos (cíclopes, grifos, gólems, hidras o dragones), numerosas mazmorras con ambientaciones únicas y aún más aldeas, pueblos y ciudades repletas de tiendas.


Cabe destacar que los combates contra los enemigos más grandes de Dragon's Dogma concentrarán algunos de los momentos más espectaculares del juego y requerirán que nuestro equipo de peones sea equilibrado (un mago para curar, un strider para usar su arco desde lejos...), al tiempo que podremos realizar acciones combinadas como servirnos de un peón para, por ejemplo, poder saltar sobre el lomo de las bestias y atacarlas mientras que estamos agarradas a ellas. Por si todo esto fuera poco, con la cruceta también podremos darles órdenes simples, como “Seguidme” y, en todo momento, los peones nos irán dando pistas sobre los puntos débiles del enemigo o cuáles serán sus siguientes acciones.

Y aún hay más variables que afectarán al combate: el equipo que lleva nuestro guerrero (tendremos una barra de stamina, y cuanto más pesado el equipo, más lento y espaciados serán nuestros ataques) o la clase de nuestro personaje (habrá 9, no todas disponibles inicialmente). Y eso por no hablar del control...

Un adecuado sistema de juego

En Dragon's Dogma contaremos con tres botones de ataque, que de primeras traerán de serie ataques básicos combinables, pero podremos adquirir nuevas técnicas y asignarlas a estos botones, creando un sistema abierto y dinámico, más si tenemos en cuenta que hay una gran variedad de armas (espadas, espadones de dos manos, dagas, arcos...) y que incluso en algunos casos podemos equipar espada y escudo y que con este último también podremos realizar diferentes acciones (golpearlo para atraer a los enemigos, embestir con él...). Por opciones no será ¿verdad?


Sobra decir que, como buen juego de rol de acción, en Dragon's Dogma tampoco faltará el “saqueo” de enemigos caídos, las tiendas donde comprar equipo y pertrechos o incluso la “recolección” de materias primas para vender o crear nuestros propios ítems. Y, como en Skyrim, el juego de Bethesda, aquello que esté en nuestro campo de visión será susceptible de ser visitado, aunque sea una lejana y elevada montaña en el horizonte.

Es más, incluso podremos trepar por los edificios “al más puro estilo” Assassin’s Creed (salvando las distancias). ¡Ah!, y tampoco faltarán un logrado ciclo día/noche que nos mostrará diferentes efectos de luz y enemigos según el momento del día, un completo editor para crear al héroe y su peón o un nutrido grupo de personajes no controlables, entre los que no faltarán topicazos de la ambientación medieval, desde duques a bufones o caballeros con brillante armadura, con los que interactuaremos para activar las misiones (algunas estarán disponibles en tablones de anuncios).


Y todo esto tendrá un acabado simplemente fastuoso, en especial el diseño de los personajes y criaturas, que exprimirá una vez más el vetusto aunque funcional motor gráfico MT Framework. De hecho, en el juego veremos alguna que otra enorme ciudad y pequeñas aldeas con un acabado gráfico más que notable (por ejemplo, no habrá casas repetidas). ¿Y se puede pedir aún más? Pues sí...

Originales funciones online

Dragon’s Dogma apostará por las redes sociales y ofrecerá algunas funciones curiosas, como por ejemplo poder sacar nuestras propias instantáneas (que se guardarán en el disco duro de PS3) y subirlas a Facebook, donde podremos promocionar a nuestro peón para que otros jugadores lo contraten o, simplemente, para ilustrar nuestros avances en el juego. Es otro detalle más de este completo juego de rol de acción que ya nos ha conquistado tras disfrutar nuestras primeras horas con él.

Eso sí, pese a su gran calidad, no vamos a ocultar que hay aspectos que podrían estar mejor, como por ejemplo, la presencia de un leve popping (perdonable dada la extensión del juego y que aún es una beta) y, sobre todo, la ausencia de opciones multijugador. El juego, dado su enfoque, pide a gritos poder cumplir las misiones con 3 amigos en lugar de los peones, algo que pudimos preguntarle directamente al  director del proyecto, Kento Kenoshita (también trabajó en la serie Monster Hunter), quien nos confesó que no han descartado ofrecerlo en el futuro vía DLC, siempre y cuando la demanda de los usuarios sea elevada. También tuvimos tiempo para hablar sobre una posible versión para de Dragon's Dogma para PS Vita (el motor MT Framework tiene una versión Mobile que funciona a las mil maravillas como ha demostrado Ultimate Marvel Vs Capcom 3), y nos dijo que ni siquiera sabía si era técnicamente posible.


Aún así, más allá de estas “quejas”, Dragon's Dogma promete ser la respuesta nipona al todopoderoso Skyrim, un título con el que guardará numerosos parecidos (libertad de movimiento, libertad para elegir las misiones, dragones y enemigos de tamaño gigantesco...), igualmente enorme y con ideas propias que prometen encandilar a los fans del género. Sin duda, un título a tener muy en cuenta y que estará en las tiendas el 25 de mayo de la mano de Koch Media y bajo el sello de calidad que significa Capcom.

Lecturas recomendadas