Reportaje

E3 2013: Impresiones de Watch Dogs

Por Daniel Quesada
-

Watch Dogs fue uno de los grandes triunfadores de la edición 2012 del E3. Este año, pese a no contar ya con el factor sorpresa, el sandbox de Ubisoft ha vuelto a dejar patente su enorme calidad. Con sólo un smartphone, Aiden Pearce será capaz de hacer virguerías en una versión tecnológica de Chicago cuyos sistemas operativos podrá hackear a su antojo. ¿Será capaz de plantarle a GTA V en el ámbito de los mundos abiertos?

Ya sólo quedan cinco meses para que Watch Dogs, el atractivo sandbox de Ubisoft, vea la luz. El 22 de noviembre, PS3, Xbox 360, Wii U y PC tendrán el privilegio de recibir este título multiplataforma, que, además, también se atreverá a dar el salto a PS4 y Xbox One, cuando quiera que se pongan a la venta. No había una versión accesible a la prensa en este E3 2013, pero, como buenos perros guardianes, hemos visto un nuevo segmento de juego, de unos quince minutos de duración, y las sensaciones no podrían ser mejores.

La aventura estará inspirada en el enorme peso que tienen los smartphones en la vida social y en la creciente monitorización de las ciudades, cada vez más controladas por diversos sistemas operativos. Así, el protagonista será Aiden Pearce, un hacker cuyo pasado criminal hizo que su familia acabara mal parada. Ahora, buscará vengarse de los que hirieron a los suyos. Con ayuda de un smartphone, podrá piratear todos los sistemas que controlan la tecnología de la ciudad de Chicago.

El hackeo abre un mundo de posibilidades

En la partida que hemos visto, Aiden Pearce tenía que colarse en una base de ctOS, los fabricantes del sistema operativo que controla la ciudad) para inocular un virus. Aunque se podía optar por una estrategia de gatillo fácil si se quería, era una zona donde primaba la infiltración, así que los responsables nos mostraron cómo se podrán hackear toda clase de objetos para despistar a los guardias. Por ejemplo, podremos abrir un portón a distancia para que el guardia vaya a ver qué sucede y, justo cuando esté despistado, noquearlo por la espalda.

Otros elementos que podremos piratear en Watch Dogs serán cámaras de seguridad, información personal, luces de semáforos, transporte público, sistemas antiincendios, luces de farolas… Por ejemplo, podremos alterar las luces de los semáforos para provocar una colisión en la calle, parar el avance de un tren para colarnos dentro o dejar la calle a oscuras para poder escapar de la policía.

Después, hemos podido ver el funcionamiento de las tareas secundarias de salvamento. Si escaneamos a la gente por la calle, podremos evaluar las probabilidades de que comentan un crimen o de que lo sufran. En el ejemplo que vimos, había una chica que tenía un 21% de posibilidades de sufrir un crimen, así que los creadores la siguieron a escondidas. Cuando se metió en un callejón, hackearon una cámara cercana para espiarla sin ser detectados. Allí, su novio pretendía darle una paliza por haberlo dejado, así que el protagonista intervenía para detenerlo.

Al acometer esas buenas acciones, se ganará reputación positiva, lo cual es importante, pues servirá para que la gente no alerte a la policía. Si tenemos una mala reputación, habrá gente que nos reconozca por la calle e intente avisar a las fuerzas del orden, lo que nos obligará a correr hacia ellos y tirarles el móvil al suelo. En otro ejemplo, Aiden Pearce entraba en una tienda a comprar armas y, de repente, en las noticias de la tele, decían que era un criminal y mostraban una fotografía de su cara. Así, mientras el protagonista navegaba por los menús, el dueño de la tienda le reconocía e intentaba sacar una pistola de debajo del mostrador, muy despacio. El resultado es que tocaba encañonarlo para poder salir por patas.

Hay que destacar que, como buen sandbox que se precie, Watch Dogs contará con cerca de 65 vehículos para poder desplazarse por la ciudad. Los habrá incluso acuáticos, para moverse por los canales de Chicago, ésos que desembocan en el lago Michigan. Lo mejor es que Ubisoft Montreal ha estado en contacto con estudios como Ubisoft Reflections, responsable de la saga Driver, para que la física y el manejo sean lo más realistas posible.

La moda del multijugador contextual

El E3 2013 ha servido para anunciar que habrá funciones multijugador. Mientras estemos jugando en solitario, puede que nos topemos con otros usuarios, a los que podremos hackear. En cualquier momento, podremos escanear para comprobar si hay otros “humanos” por la zona y, si es así, intentar hackear su móvil para robarle datos. En el momento en que se inicie el hackeo, comenzará una barra de progreso. Ésta tardará mucho en rellenarse y, mientras, una alarma avisará al otro jugador de que está siendo hackeado, de modo que comenzará a buscarnos y tendremos que escondernos con picardía para que no nos vea, ya que él también podrá escanear el terreno.

En ese multijugador contextual, nosotros nos veremos a nosotros mismos como Aiden Pearce, pero el otro jugador nos percibirá como un simple transeúnte, con otra apariencia física. Si nos encuentra y nos mata, volveremos a nuestra partida original en solitario. Por supuesto, también nosotros podremos sufrir el hackeo de otro jugador, en cuyo caso se invertirán los papeles. Por otra parte, el juego será compatible con plataformas móviles, para que podamos usar ciertas funciones y competir con nuestros amigos, aunque no estemos en la consola.

El nivel técnico sigue siendo muy alto, aunque, a raíz de los anuncios que ha habido en este E3, ya no sorprende tanto como antes. En la presentación a la que asistimos, lo estaban jugando en un PC, aunque tenían conectado un Dual Shock 4. En cualquier caso, la ciudad estaba muy detallada y los efectos de lluvia o iluminación lucían realmente bien. Habrá que ver cuánta es la diferencia entre la versión para las plataformas actuales y la versión para la nueva generación.

El desarrollo de Watch Dogs nos ha dejado una impresión fabulosa. En el fondo, es un sandbox más, pero tiene elementos muy, muy creativos, lo que dará pie a decenas de estrategias para resolver las situaciones. No sabemos si estará a la altura de una bestia como GTA V, pero lo que hemos visto nos ha dejado claro que es uno de los candidatos a mejor juego de la siempre prolífica campaña prenavideña.

Lecturas recomendadas