AEVI
Reportaje

Entrevista a Simon Little sobre la industria del videojuego

Por Alejandro Alcolea
-

La semana pasada se celebró en Madrid un encuentro entre ISFE (Interactive Software Federation of Europe), AEVI (la Asociación Española del Videojuego) y diferentes representantes de algunas de las compañías de videojuegos más grandes para sentar las bases que propiciarán el crecimiento de la industria del videojuego tanto a nivel español como a nivel europeo. 

En Hobby Industria tuvimos la oportunidad de entrevistar a Simon Little, antiguo directivo de Take-Two y actual Managing Director de ISFE (además de un gran impulsor y defensor del sistema PEGI), quien nos contó cómo ve el mercado de videojuegos en Europa, además de su opinión sobre los diferentes modelos de financiación de videojuegos y sobre el papel del sistema PEGI como elemento de orientación a la hora de comprar un videojuego. Sin más, os dejamos con nuestra entrevista a Simon Little.

Simon Little
Simon Little, Managing Director de ISFE, quien compartió su sabiduría sobre la industria del videojuego a nivel europeo con nosotros.

¿Cómo ves el mercado de videojuegos en Europa?

‘’El mercado del videojuego en Europa goza, en general, de muy buena salud. El mercado digital está creciendo, pero aún no hay cifras demasiado claras. Sin embargo, si te fijas solamente en el mercado de videojuegos en formato físico, podrás ver que el mercado goza de buena salud.’’

¿Y comparado con otros como, digamos, el mercado norteamericano?

‘’No tenemos datos demasiado concretos sobre Estados Unidos, pero, si no recuerdo mal las últimas estadísticas que ví, el potencial del mercado europeo es mayor que el de Estados Unidos’’.

¿Si el videojuego es arte, por qué crees que la mayor parte de la sociedad no lo ve como tal?

‘’Bueno, eso depende de… qué parte de la sociedad hables. A nivel político encontramos que, las generaciones más jóvenes sí entienden el videojuego como forma cultural. Sin embargo, depende muchísimo del movimiento de desarrolladores que haya en cada país. En los países donde los desarrolladores de videojuegos tienen más presencia, se entiende diferente que en otros donde no sea así’’.

Hay videojuegos, como Minecraft, que ya están en museos. ¿Crees que es necesaria la creación de un museo de historia de los videojuegos?

‘’Esa es una gran idea y creo que se ha hecho en uno o dos países. Sin embargo, la dificultad es que el punto principal de un videojuego, la finalidad, es que es algo interactivo. Tú tienes que jugarlo. Entonces, en un museo tú puedes mirar cajas o consolas, pero eso no es algo ‘’gaming’’, el videojuego necesita ser jugado. Es un medio interactivo y habría que adaptar el museo a esa realidad, pero creo que sería una buena ‘’atracción’’ para la gente’’.

MoMA videojuegos
El Museo de Arte Moderno de Nueva York, MoMA, se fija en los videojuegos como expresión artística y títulos como Minecraft forma parte de su exposición.

La financiación de videojuegos siempre es un tema espinoso. ¿Crees que el dinero para desarrollar videojuegos debe venir de fondos privados o públicos?

‘’Hay muchos países actualmente en Europa que apoyan el sector de los videojuegos. No es algo que se haga con fondos destinados especialmente a los viodeojuegos o para desarrollar un videojuego en concreto. Es algo más enfocado a la creación de un tejido empresarial con tasas especiales. En Francia o Reino Unido, y otros países como Italia, no hay subvenciones directas como tal, sino deducciones fiscales. Este es un sistema que no se está empleando en España y que ayudaría a la industria del videojuego al traer, entre otras cosas, inversión internacional.

Sin embargo, la respuesta sencilla es que el desarrollo de un videojuego es una apuesta arriesgada para un inversor y, por eso, puede explicarse que se invierta poco.’’

Y, a la hora de estudiar una carrera enfocada al mundo del videojuego, en España encontramos muchas ofertas de estudio, pero no algo común en todos los centros. ¿Crees que es algo que debería pertenecer a los centros públicos o privados?

‘’Creo que, aquí, el mejor ejemplo es Reino Unido. En U.K. no hay una distinción real entre privado y público. Son todas públicas a efectos prácticos y hay un gran rango de cursos destinados a los videojuegos. No todos están enfocados a los videojuegos, pero sí orbitan el desarrollo de los mismos, como los aspectos tecnológicos.

Creo que, la respuesta sencilla es que, si el resto de actividades culturales se pueden estudiar tanto en universidades públicas como privadas ¿por qué no los videojuegos?’’

¿Debería ser PEGI más restrictivo a la hora de venderle videojuegos a menores? ¿Debería haber alguna restricción comercial a la hora de vender un GTA V, por ejemplo, a un niño?

‘’Una pregunta que depende de cada país. El sistema PEGI es una recomendación. Hay casos extremos, como el sistema de U.K., que imponen restricciones legales a los 18 años, los 16 y los 12. También hay otras naciones en las que PEGI es una recomendación para los padres.

Es complicado poner la barrera porque los niños maduran a diferentes edades y, además, hay casos como un niño de 15 años que no puede jugar a un videojuego para mayores de 16 y, al día siguiente es su cumpleaños. ¿Va a poder jugar entonces a ese videojuego para mayores de 16 años? El principal objetivo del sistema PEGI es el de informar a los padres a la hora de tomar una decisión responsable para con su hijo, no un sistema de restricción para los niños. Queremos que los padres se involucren en la compra y, por eso, PEGI no es un sistema de restricción’’.

Hablando del futuro de la industria, ¿crees que las grandes compañías tendrán el protagonismo o serán los indies quienes marquen el camino?

‘’También hay que tener en cuenta que las pequeñas compañías pueden convertirse en grandes compañías. Creo que debe haber un ecosistema que permita un acceso al mercado exactamente igual tanto para las grandes compañías como para las pequeñas. Esto es algo que permitirá que las empresas más pequeñas crezcan y se conviertan en grandes empresas.

Ahora mismo creo que el ecosistema está bastante equilibrado y encontramos buenos equipos que trabajan desde casa y lanzan un gran videojuego. Esto es algo más complicado en consolas, pero sí pasa en teléfonos móviles o en PC. Creo que es como la música, hay que encontrar un equilibrio entre grandes y pequeños, pero la cosa va bien y creo que la balanza entre grandes y pequeños goza de buena salud’’.

Undertale
Undertale es un ejemplo de juego ''pequeño'' que rompió moldes.

Por último, quisimos conocer qué tipo de temas tratan en este tipo de reuniones periódicas. Como podéis imaginar, hay temas que no se pueden divulgar, ya que son cuestiones privadas entre ISFE, AEVI, las compañías y los políticos, pero Simon nos dio algunas pistas de por dónde van los tiros en estos encuentros:

‘’Complicado. Hay muchas cosas, pero lo principal son las conversaciones que tenemos para establecer los puntos que creemos necesarios para hacer crecer la industria. Hay que trabajar juntos de forma responsable. El sistema PEGI es un ejemplo que tratamos con las compañías para ir todos al unísono. También hablamos sobre el mercado, sobre cómo informar a la gente de que este mercado tiene salud, hablar con políticos para hacerles entender que esto es una industria y crea puestos de trabajo… vamos bien, pero hay muchos temas que tratar’’.

Parece que la industria del videojuego goza de buena salud. Ahora solo falta que en países como España se adopten medidas que ayuden a afianzar el tejido empresarial en materia de videojuegos para lograr posicionarnos como un país potente a la hora de crear videojuegos y no solo a la hora de consumirlos.

Lecturas recomendadas