F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)
Reportaje

F1 2016 - Avance para PS4, Xbox One y PC

Por Rafael Aznar
-

Como aperitivo del GP de Hungría, os traemos un avance de F1 2016. Hemos catado su gasolina y parece que Codemasters ha vuelto a dar con la fórmula, tras los desbravados tragos de las dos últimas temporadas. El Gran Circo vuelve a estar en plena efervescencia.

No hay nada como un avance de F1 2016 para PS4, Xbox One y PC antes de que los monoplazas lijen el nuevo asfalto de Hungaroring durante este fin de semana. Hemos podido probar una demo muy avanzada y parece claro que, esta vez, tendremos un juego de Fórmula 1 mucho más competitivo que los de los dos últimos años. Como McLaren-Honda, Codemasters pagó la novatada la temporada pasada y su primer título para PS4 y One se quedó a medio gas, con un buen chasis técnico-jugable, pero sin un motor que lo llevara a buen puerto, ejemplificado en la sangrante ausencia de modo Trayectoria. Ahora, con Koch Media como distribuidora, que toma el relevo de Bandai Namco, la compañía británica busca redimirse y volver a la trazada óptima.

F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)

Ésta es la octava temporada consecutiva en que Codemasters desarrolla el juego oficial de la Fórmula 1, desde que debutara en Wii y PSP como entrenamiento, allá por 2009, antes de dar el salto a PS3, Xbox 360 y PC. Tras unos comienzos difíciles, la compañía ha ido puliendo sus mimbres jugables y técnicos poco a poco, añadiendo nuevas características cada temporada, hasta tocar techo con la entrega de 2013, que incorporó unos agradecidos contenidos clásicos. Las dos siguientes llegaron un poco a destiempo. La de 2014 se lanzó en octubre, sin apenas novedades y para la generación de PS3 y 360, cuando sus sucesoras llevaban ya casi un año a la venta. La siguiente, de la que hablábamos en el anterior párrafo, se lanzó sólo nueve meses después.

Lo que, a priori, era una buena idea –avanzar la fecha de salida para no postergarla más allá del ecuador del campeonato–, acabó siendo un craso error, por la falta de tiempo para hacer un nuevo producto desde cero. Por suerte, los responsables han tomado nota de sus fallos y este año, aunque ello suponga perder la batalla contra el crono, han preferido darse un poco más de tiempo y programar el encendido del semáforo para el 19 de agosto.

Con licencia para correr

F1 2016 tendrá la licencia de la temporada en curso, por lo que podremos competir con cualquiera de los veintidós pilotos, desde Nico Rosberg y Lewis Hamilton hasta Fernando Alonso y Carlos Sainz, pasando por Sebastian Vettel o Max Verstappen, que aparecerá ya como miembro del equipo Red Bull, con Daniil Kvyat en el que fuera su asiento en Toro Rosso. Como novedad, estará la escudería Haas, debutante esta temporada. Para que el rendimiento de cada equipo y cada piloto se ajusten a los reales, habrá actualizaciones periódicas, que también se extenderán a la asignación de neumáticos de Pirelli para cada gran premio.

En cuanto a los circuitos, estarán los veintiuno que conforman el calendario. La principal novedad será la incorporación del trazado urbano de Bakú, en Azerbaiyán, que se ha recreado con bastante fidelidad. Además, se producirá el regreso del Gran Premio de Alemania, que no se disputó el año pasado, en la sede de Hockenheim.

F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)

Otro hijo pródigo que volverá por sus fueros será el coche de seguridad, que ha sido como el Guadiana en los últimos años. Si se produce un accidente, el Mercedes conducido por Bernd Maylander entrará en escena para ralentizar a los bólidos, alterando el ritmo de la carrera y condicionando la estrategia de paradas en boxes, que, como en realidad, obligará a calzar, al menos, dos tipos de neumáticos. También se ha introducido el régimen de coche de seguridad virtual, en cuyo caso, simplemente, tendremos que bajar la velocidad y evitar superar un determinado tiempo delta.

El pedal, hasta el metal

Si hay algo que caracterice a los juegos de Codemasters, es su gran equilibrio entre simulación y arcade, con una fórmula capaz de contentar a todo tipo de usuarios. F1 2016 seguirá la línea de las anteriores entregas, con unas físicas más pulidas, y recreará detalles como el uso del DRS para adelantar o el desgaste de los neumáticos, con la posibilidad de rebobinar, si se cometen errores de conducción. En ese sentido, su exigencia no es tan alta como la de DiRT Rally.

F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)

Ahora bien, se han añadido multitud de pequeños detalles que encantarán a los más puristas del Gran Circo. Para empezar, si se desea, se podrá realizar la vuelta de calentamiento, aunque no estamos seguros de que la temperatura de los neumáticos vaya a depender de que los calentemos con volantazos. Las salidas también serán manuales, de modo que tendremos que gestionar las revoluciones del motor y el embrague, soltándolo en el momento justo para evitar adelantarnos o que se active el sistema anticalado. Asimismo, a la hora de entrar en boxes, tendremos que clavar los frenos en el momento que consideremos oportuno. Si lo hacemos bien, rascaremos unas valiosas décimas; si nos pasamos de listos y superamos el límite de velocidad permitido en el ‘pit lane’, recibiremos una penalización de cinco segundos.

En la presentación del juego, pudimos probarlo tanto con mando como con volante. En el primer caso, de primeras, nos pareció un poco rígido, sobre todo a la hora de realizar cambios bruscos de dirección o rectificaciones. Sin embargo, en el segundo caso, nos pareció realmente satisfactorio, con unas sensaciones mucho más fluidas. No vemos el momento de echarle el guante a la versión definitiva. Con un poco de suerte, tal vez Helmut Marko nos fiche para el programa de jóvenes pilotos de Red Bull.

F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)

Como de costumbre, podremos ajustar numerosos reglajes, en función de lo que aconsejen las particularidades de cada pista: aerodinámica, transmisión, suspensión, frenos, distribución de pesos, carga de combustible y neumáticos. En plena carrera, podremos hacer modificaciones en el repartidor de frenada o la mezcla de carburante. Antes de cada carrera, se nos ofrecerá un gráfico con la curva de rendimiento y desgaste de los compuestos de Pirelli, para que elijamos la estrategia de paradas en boxes que queramos. A priori, se nos especificará cuál de ellas es más rápida, aunque factores como el tráfico o una salida de pista podrán dar al traste con su objetividad. La idea es que nos sintamos igual que los pilotos y los ingenieros en la realidad.

Vuelve lo que nunca debió irse

Por encima de cualquier otra cosa, la entrega del año pasado tuvo un pecado capital: la súbita desaparición del modo Trayectoria. Ese escamoteo pesó como una losa sobre el juego, pues, al fin y al cabo, esa experiencia es la que más gusta a quien compra un título de Fórmula 1. Más que encarnar a Fernando Alonso, a Sebastian Vettel o a Lewis Hamilton, lo que uno quiere es ver a su álter ego labrándose un nombre como domador de caballos de vapor en el Gran Circo.

F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)

Pues bien, como no podía ser menos, se ha recuperado ese modo, con el nombre de Carrera profesional. A lo largo de diez temporadas, deberemos granjearnos una reputación en el campeonato. Nada más empezar, tendremos que crearnos un piloto, poniéndole nuestro nombre y uno de los rostros que vendrán dados por defecto, eligiendo un número y diseñando un casco con los colores que nos plazca sobre una serie de plantillas. Luego, podremos elegir con libertad en qué escudería nos enrolamos. Nos habría gustado que se nos obligara a empezar en una modesta, pero lo cierto es que podemos optar por la que queramos. La diferencia es que, si vamos a Mercedes, por ejemplo, no recibiremos bonificaciones extra en forma de puntos de carrera profesional, mientras que, si vamos a Manor, la recompensa será muy generosa.

Además de competir en la pista, estaremos en contacto con nuestro agente y con nuestro ingeniero. El primero nos presentará nuevas ofertas de contrato y nos informará de los objetivos de cada gran premio, de modo que habrá rivalidades con otros pilotos, empezando por nuestro compañero de equipo, a quien deberemos arrebatarle el estatus de primer espada. Las buenas actuaciones se saldarán con puntos de recursos, que podremos destinar al desarrollo de cinco áreas del monoplaza: potencia del motor y sistema de arranque, eficiencia del combustible y sistema de inyección, peso del chasis y fondo plano trasero, carga aerodinámica y aspas de giro del alerón delantero, y resistencia aerodinámica y deflectores laterales.

F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)

Al margen de ese modo, habrá contrarreloj y carreras rápidas. Se ha confirmado que el multijugador admitirá hasta veintidós personas, como si de un gran premio real se tratara, y que habrá soporte para campeonatos online. No se ha dicho nada de si volverá el Mundial cooperativo para poder compartir escudería con un amigo y competir contra la IA. Ese modo dio muchas alegrías en los tiempos de PS3 y Xbox 360, así que sería de justicia recuperarlo para la causa.

Una carpa decorada con sus mejores galas

La entrega del año pasado ya supuso un gran paso adelante en lo que a la plasmación del ambiente del Gran Circo se refiere, y su sucesora irá aún más lejos. Las carreras presentarán un gran acabado, con buenos modelados de los coches y circuitos perfectamente reconocibles, incluido el de Bakú, pese a que se debió de diseñar cuando aún ni se había ‘montado’ por primera vez. Como novedad, podremos correr a diferentes horas del día en cada pista, lo que se dejará notar en el tipo de iluminación solar. Así, podremos correr al amanecer, de mañana, a mediodía, por la tarde o al ocaso. Añadid a eso las condiciones nocturnas en los grandes premios de Bahréin, Singapur y Abu Dhabi. Es cierto que los grandes premios de Fórmula 1 se suelen disputar en un horario muy concreto, que, contando entrenamientos y carrera, no va más allá del homogéneo lapso de tiempo entre las diez y las cuatro de la tarde, pero Codemasters se ha tomado esa licencia para poder lucirse en uno de los aspectos que más están dando de sí en esta generación, como es el de la iluminación.

F1 2016 (PS4, Xbox One y PC)

La lluvia también dejará grandes efectos visuales, ya sea empañando la cámara, levantando spray o dejando marcados los surcos de los neumáticos sobre el asfalto. Además, su incidencia sobre la conducción será muy notable, pues el firme se convertirá en una auténtica pista de patinaje, en la que haremos 'aquaplaning' a poco que demos más zapatilla de la cuenta.

Ahondando en lo que ya se inició el año pasado, se han recreado algunos de los momentos más icónicos de un gran premio, como la parrilla de salida y la ceremonia del podio, lo que implica que se han modelado los rostros de todos los pilotos. Como novedad, este año, también veremos a los jefes de equipo, como Toto Wolff, Maurizio Arrivabene o Eric Boullier, tanto al acabar las carreras como en el hospitality del modo Carrera profesional. Otra adición es la de las pizarras en el muro, para darles a los pilotos cierta información.

En relación con eso, se ha mejorado mucho la parcela sonora. No nos referimos a los motores, que ya rugían con potencia, sino a lo que aportan nuestro ingeniero de pista y los comentaristas. Así, en plena carrera, podremos pedir diversos datos por radio, como las posiciones de la carrera, las diferencias de tiempo o el desgaste de los neumáticos. Habrá que tener cuidado y pedir esa información sólo en las rectas, como hacen los pilotos en la realidad, para evitar pérdidas de concentración en medio de una curva (lo decimos por experiencia). En cuanto a los comentaristas, uno de ellos repite seguro respecto al año pasado, David Casas, y del otro no sabemos su nombre, aunque no parece ser Antonio Dávila. Aunque no es perfecta, la narración antes y después de las carreras es mucho más natural que el año pasado, lo cual se agradece.

A consolidarse en la actual generación

Tras el trompo del año pasado, parece que Codemasters ha recalibrado todos los parámetros de su monoplaza más importante. Será difícil que marque un punto de inflexión tan significativo como el de DiRT Rally, pero, por ahora, lo que hemos visto en el primer avance de F1 2016 nos ha dejado con muchas ganas de seguir pilotando. Como McLaren-Honda, es evidente que ya tiene potencial para pelear por la Q3 y, si su progresión se confirma, a partir del 19 de agosto, estará luchando por el podio.

Lecturas recomendadas