Reportaje

Gamescom 2013: Impresiones de Batman Arkham Origins

Por Rafael Aznar
-

Batman Arkham Origins desplegará las alas el próximo 25 de octubre, y en la Gamescom 2013 se ha dejado ver la máscara en forma de demo. El hombre murciélago no olvida, y en este juego conoceremos sus primeros pasos como justiciero al margen de la ley.

Batman ha sido el superhéroe más aclamado de los últimos años, tanto en el mundo del cine como en el de los videojuegos. Tras enfrentarse a una pléyade de villanos en Arkham City, el álter ego de Bruce Wayne volverá a sus raíces con Arkham Origins, una precuela en la que se narrará su etapa como neonato en la noble tarea de liberar Gotham de las redes del crimen.

El juego se desarrollará en la víspera de Navidad, de modo que el hombre murciélago se verá en el ojo del huracán, después de que los criminales de la ciudad, con Máscara Nega o Deathstroke, pongan precio a su cabeza. En la Gamescom 2013, pudimos ver una demo guiada, que se desarrollaba, casi en su totalidad, en un puente donde Firefly, uno de los nuevos enemigos, había colocado cuatro bombas. Estando en contacto con Alfred, su mayordomo, y Gordon, el jefe de policía, tocaba al protagonista desactivar las cargas.

Más de lo mismo, pero ampliado

Aunque el juego está siendo desarrollado por Warner Bros Montreal en vez de por Rocksteady, que fue el estudio que firmó los dos títulos anteriores, lo cierto es que la nueva aventura conservará muchos de los elementos ya conocidos, como la visión de detective, el gel explosivo, los hackeos, el uso del gancho o la posibilidad de colarse por conductos de ventilación para esconderse y sorprender a los enemigos. Del mismo modo, el sistema de combate seguirá el mismo patrón de golpes lentos y estratégicos.

Uno de los poderes más destacados serán los guantes eléctricos, que Batman obtendrá de otro personaje de la historia. Gracias a ellos, se podrá electrificar a los enemigos y encadenar combos con mayor facilidad, aunque habrá una barra que se consumirá con el uso. Por medio del sistema de puntos de experiencia, se podrán mejorar para que resulten aún más efectivos.

Otro de los nuevos gadgets de Batman será la “garra remota”, que permitirá lanzar proyectiles con varios usos potenciales. Por ejemplo, podremos colgar cables y usarlos como tirolinas, para balancearnos, caminar sobre ellos o, incluso, atar a dos enemigos.

La demo acababa, sin duda, en su punto álgido, justo cuando nos topábamos con Firefly, uno de los nuevos enemigos, que contará con unas alas a reacción para poder volar. Está por ver si los jefes finales serán tan carismáticos como los de Arkham City, pero, de nuevo, se repetirá la fórmula de que no haya un único villano, sino varios: Deathstroke, Máscara Negra, el propio Firefly…

El arte de luchar contra oleadas incontenibles

Uno de los modos de juego más destacados de Batman Arkham Origins será el llamado 100 to One, que se podrá jugar con el hombre murciélago o con el personaje descargable de Deathstroke. En dicho modo, los enemigos aparecerán por oleadas y cada vez serán más poderosos.

Nosotros tuvimos la oportunidad de probar uno de los niveles con Deathstroke y, para hacer honor al personaje, no conseguimos llegar hasta el final, sino que morimos bajo el fuego letal de un par de francotiradores. Como sus predecesores, Batman Arkham Origins no será ningún machacabotones, sino que obligará a pensar y hacer uso del ingenio para sacar partido a todos los gadgets y movimientos de ataque-defensa. Este año, el juego también incluirá multijugador, salvo la versión de Wii U, pero aún no hemos tenido ocasión de catarlo.

Rocksteady dejó el listón muy alto con las dos entregas anteriores de esta particular saga paralela a la trilogía cinematográfica de Christopher Nolan. Habrá que ver si Warner Bros Montreal logra acercarse a ese nivel, pero, de momento, el título apunta buenas maneras, aunque, una vez más, nos quedemos con las ganas de pilotar el Batmóvil.

Lecturas recomendadas