Reportaje

Los mejores juegos de Jurassic Park

Por Álvaro Alonso
-

Con el tráiler de Jurassic World aún grabado a fuego en nuestras retinas, os acercamos una selección con los mejores juegos de Jurassic Park que han pasado por consola alguna. Títulos creados mediante ingeniería genética, que si bien no presumen de ser grandes obras, nos han hecho pasar muy buenos ratos.

El "zoológico" más famoso de todos los tiempos vuelve a abrir sus puertas: la Isla Nublar acoge ahora un Parque Jurásico más mundial que nunca, en el que los espectadores disfrutan contemplando a los dinosaurios que gobernaron la Tierra hace 65 millones de años. Por supuesto, y tras el catástrofico incidente de la primera entrega, la seguridad es máxima y todo está bajo control... ¿O no? El primer tráiler oficial en castellano de Jurassic World ya está aquí y no ha dejado indiferente a nadie, levantado pasiones y bostezos por igual. Pero nosotros, como cada semana, y tras repasar las claves del tráiler, aprovechamos la ocasión para hacer inventario con los mejores juegos de Jurassic Park. Por desgracia, la saga no ha gozado nunca de juegos de gran calidad... Pero oye, entretenidos son un rato, y en su momento, con todo el 'hype' de las películas pegando fuerte, nos hicieron pasar momentos inovidables. Sin embargo, es inevitable parafrasear al Dr. Malcolm antes de dar comienzo al reportaje: menudo montón de mierda.

Menudo montón de mierda

10. Warpath: Jurassic Park (Black Ops Entertainment, 1999, PlayStation)

Los combates entre dinosaurios no era nada nuevo (¿quién no recuerda aquel apocalíptico Primal Rage?), pero Warpath: Jurassic Park aprovechó la licencia para ofrecer brutales enfrentamientos entre estas colosales criaturas prehistóricas: T-Rex, Velocirraptor, Spinosaurus, Ankylosaurus... Podemos elegir entre gran variedad de dinosaurios con los que combatir en localizaciones de las pelíiculas. Pero lo más divertido es que podemos recuperar salud en mitad del combate alimentándonos de los humanos que huyen despavoridos por el campo de batalla.

9. Jurassic Park: Trespasser (DreamWorks Interactive, 1998, PC)

Jurassic Park: Trespasser es el claro ejemplo de que apuntar demasiado alto no siempre es la mejor idea. El título nos pone en la piel de Anne, una jovencita que por vicisitudes del destino acaba en la Isla Sorna, un año después de los incidentes de El Mundo Perdido. Se trata de una aventura en primera persona con un acercamiento muy realista... Quizás demasiado: no existe HUD, así que para saber cuánta munición le queda a un arma hay que pesarla y escuchar lo que dice Anne ("¡Está llena!" o "le quedan ocho balas"). Para conocer la salud restante, hay que bajar la mirada y contemplar un tatuaje con forma de corazón que la protagonista luce en el pecho, que va perdiendo color a medida que sufrimos daños. Y hablando de armas... Olvidaos de puntos de mira y demás ayudas: aquí se apunta "a pelo". Pero quizás la característica más "innovadora" fue el brazo de Anne, sobre el que tenemos control total: podemos moverlo y rotarlo en cualquier dirección, agarrar, lanzar y soltar objetos, balancearlo... Sobre el papel todo esto puede sonar muy bien, pero en la práctica llamarlo "el control más engorroso de todos los tiempos" sería hacerle un favor. Si a esto le unimos que en su época el juego exigía un ordenador potentísimo para funcionar... Apaga y vámonos. Una verdadera lástima, pues presenta ideas muy interesantes que, de haber sido pulidas, podrían haberlo convertido en uno de los mejores juegos de Jurassic park.

8. Jurassic Park (Sega, 1993, Mega-CD)

Al más puro estilo 'point 'n click' y con un argumento más cercano al libro original de Michael Crichton, llegó hasta los cirtuitos de Mega-CD esta aventura gráfica que nos hizo luchar contra el crono (disponíamos de 12 horas para cumplir los objetivos) al tiempo que explorábamos la isla en busca de huevos de dinosaurio. Los combates que presenta la aventura son en realidad puzzles camuflados, en los que debemos usar el ingenio y las armas de una forma específica para sobrevivir.

7. Jurassic Park 2: The Chaos Continues (Ocean Software, 1994, Super Nintendo/Game Boy)

Antes de que El Mundo Perdido llegase a los cines, Ocean nos regaló una continuación del magnífico título de Super Nintendo, pero en esta ocasión, ofreciendo un estilo 'run 'n gun', scroll lateral y acción explosiva para dos jugadores. Es algo así como el hijo bastardo de Contra y Jurassic Park... Una joya oculta, vamos.

6. The Lost World: Jurassic Park (DreamWorks Interactive, 1997, PlayStation/Sega Saturn)

Utilizando el argumento de la segunda película como excusa, The Lost World: Jurassic Park nos pone en la piel de cinco personajes: un Velocirraptor, un cazador humano, un T-Rex, la científica Sarah Harding y... Un pequeño Compsognathus. Para acceder a los más interesantes hay que completar los niveles en orden... Y por desgracia el "compi" es el primero. Todos los niveles se desarrollan en scroll horizontal, y aunque no pasará a la historia como el mejor juego de Jurassic park, la variedad de personajes le da cierto encanto.

5. Jurassic Park: The Game (Telltale Games, 2011, PS3/360/PC/iOS)

Los chicos de Telltale Games son conocidos por el magistral The Walking Dead, el no menos impresionante The Wolf Among Us, y por estar enfrascados en la aventura gráfica de Juego de Tronos que nos tiene a todos babeando como un T-Rex delante de una cabra. Sin embargo, su adaptación del universo Jurassic Park no alcanzó el altísimo nivel de sus trabajos posteriores: es básicamente una película interactiva, con un elenco de personajes de carisma nulo y elecciones morales que apenas alteran el rumbo de la historia. Aún así, y si obviáis estos pequeños fallos, os hará pasar un buen rato.

4. Jurassic Park (BlueSky Software, 1993, Mega Drive)

Esta aventura con mucha acción y mucho salto no solo es una fantástica adaptación de la película (y alguna que otra parte de la novela), también ofrece la posibilidad de ser completada con... ¡Un velocirraptor! Manejar a Alan tenía su gracia, para causar el caos con las garras de un Raptor nunca pasará de moda. Poco después se lanzó una suerte de secuela denomiada Rampage Edition con mucha más acción y, en general, mucho más loca: se puede volar en las garras de un Pteranodon o usar un Velocirraptor como montura, casi como Chris Pratt en el tráiler de Jurassic World.

3. The Lost World: Jurassic Park (Appaloosa Interactive, 1997, Mega Drive)

Ésta, sin embargo, es la auténtica secuela de Jurassic Park para Mega Drive... Además de ser, junto a FIFA 98, el último juego comercializado en Europa para la plataforma. ¡Y menuda despedida! Controlando al cazador Rolan Tembo o al Dr. Ian Malcolm (si jugamos a dobles), nuestro deber es explorar la Isla Sorna desde una perspectiva aérea haciendo uso de armas, objetos y vehículos. Además, las fases finales de cada nivel plantean desafíos que cambian el estilo de juego y ofrecen un soplo de aire fresco, como un descenso en balsa o una persecución en moto. ¿El secreto de su éxito? Sustituir los saltos y el scroll lateral de la primera entrega por el mismo estilo que utilizó el juego que viene a continuación...

2. Jurassic Park (Ocean Software, 1993, Super Nintendo)

Un clásico entre los clásicos, el primer Jurassic Park para Super Nintendo sigue siendo una apuesta segura si queréis revivir los acontecimientos de la película... Y expandir sobre ellos. El Dr. Grant debe cumplir una serie de objetivos a lo largo y ancho de la Isla Nublar, mientras hace frente a todas las criaturas prehistóricas que le salen al paso. Algunos de estos objetivos incluyen recolectar huevos de Velocirraptor, Conectar la energía eléctrica del parque, o un emocionante encuentro con un T-Rex en el que para sobrevivir hemos de hacer caso a la regla de oro: "su visión se basa en el movimiento". Además, los interiores de los edificios se muestran en primera persona al más puro estilo Doom, ofreciendo una vuelta de tuerca que sacaba a relucir las capacidades técnicas de la máquina de Nintendo. El único fallo que le podemos echar en cara es que no cuenta con sistema de guardado, así que hay que terminar la aventura del tirón, pero... ¿Existe mejor plan para una tarde de domingo?

1. Jurassic Park: Operation Genesis (Blue Tongue Entertainment, 2003, PS2/Xbox/PC)

¿Quién lo hubiese imaginado? El mejor juego de Jurassic Park no nos invita a aniquilar dinosaurios a escopetazo limpio o a sembrar el caos con las fauces de un T-Rex. No, Operation Genesis nos propone cumplir el sueño de John Hammond: crear el Parque Jurásico definitivo. Disponemos de 25 especies de dinosaurios, así como de la posibilidad de criar los nuestros propios utilizando fósiles o extrayendo el ADN de los mosquitos congelados en ámbar. Nuestro objetivo es mantener a las criaturas bien alimentadas, que no sufran estrés (¿los dinosaurios se estresan?) ni padezcan enfermedades y, por supuesto, evitar que escapen y siembren el caos entre los visitantes... Aunque en realidad esa era la parte más divertida de este genial "simulador de Parque Jurásico".

Contemplad el vaso de agua que tenéis al alcance de la mano. ¿Veis pequeñas vibraciones en el agua? Si no es así, aprovechad la ocasión y contadnos cuáles son vuestros juegos favoritos de Jurassic Park, o cuáles creéis que merecen un lugar en la lista. Ahora bien, si el agua tiembla... ¡Corred insensatos!

Lecturas recomendadas