Análisis

Análisis de Resident Evil HD Remaster

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS4

¡Ya está aquí Resident Evil HD Remaster! Resident Evil, el juego de terror que en 1996 sentó las bases del Surival Horror, llega a las consolas de nueva generación remasterizando el remake que Capcom lanzó para GameCube en 2002, añadiendo además algunas opciones para adecuarlo a nuestros días. Pero… ¿está el resultado a la altura de lo esperado?

ACTUALIZADO: Los juegos de PlayStation Plus de octubre para PS4 ya han sido anunciados y uno de los títulos que podrán disfrutar los usuarios del mencionado programa de suscripción será Resident Evil HD. Es por eso por lo que hemos querido refrescar el análisis del remake del juego de Capcom para que podáis descubrir todo lo que ofrece la nueva versión del clásico Survival Horror. La saga Resident Evil se encuentra en plena celebración de su 20 aniversario, por lo que se trata de una ocasión ideal para que los jugadores de PlayStation 4 puedan disfrutar de Resident Evil HD. Será el próximo 4 de octubre cuando el remake del primer Resident Evil esté disponible como parte del catálogo de PS Plus de octubre; pero mientras tanto, aquí os dejamos un enlace para que podáis conocer a las mejores parejas de la saga según la propia Capcom. 

TEXTO ORIGINAL: Dar con la tecla del éxito, con una fórmula de juego innovadora, original y rompedora que conecte con el público, no es algo fácil de conseguir. Capcom lo logró en 1996, en los tiempos en los que las 3D estaban asentándose y aún quedaban géneros y experiencias por descubrir. Y lo hizo, muy en especial, con Resident Evil, juego que sentó las bases del Survival Horror y que ya desde su primera entrega apostó fuerte por la supervivencia, la escasez de recursos, el espacio limitado para acarrear ítems o los sustos y sobresaltos a cargo de zombis, perros, hunters y otras criaturas…

Hablar de su éxito, lo que supuso y todas las secuelas y “spin-off” que le han seguido está fuera de lugar, aunque hay un hecho importante que merece la pena recordar: en 2002, con motivo de la llegada de GameCube al mercado, Capcom rehizo el juego por completo, incorporando fondos pre-renderizados mas trabajados (con elementos móviles, efectos de luz…), así como nuevas zonas, enemigos, detalles jugables y. en general, una ambientación más fotorrealista y lúgubre. Se puede decir sin temor que, para muchos, es la mejor versión del juego y uno de los mejores RE de la serie.

 

Revisitando el mito con la base de GameCube

Ese remake es la base que Capcom ha elegido para realizar Resident Evil HD Remaster, esta remasterización en alta definición, que como tal, no altera ni modifica nada en materia jugable. Por eso, en este análisis no vamos a entrar en profundidad en este aspecto: la mansión Spencer que aquí nos espera es idéntica a la de 2002 (y a la de la reedición “Archives” para Wii), desde la ubicación de los ítems a su mapeado, pasando por la forma de resolver los puzles, las secuencias de las puertas para ocultar las cargas, las situaciones diferentes a las que te enfrentarás si juegas con Chris o Jill, etc.

También se mantienen las nuevas zonas como el cementerio, los nuevos zombis más duros y rápidos llamados Crimson Head y las armas secundarias como dagas o baterías (que podemos usar al ser agarrados por un no muerto), sin olvidar la nueva intro. Esas fueron algunas de las novedades que introdujo el remake en 2002, y hoy en día son, la excusa perfecta para que quieres se lo perdieron en Cube/Wii le den una segunda oportunidad. Recorrerás un entorno reconocible con situaciones muy familiares, aunque al mismo tiempo el desarrollo no es exactamente igual al juego original de PSX

 

Desde el punto de vista jugable, este Resident Evil HD Remaster solo ha introducido un par de detallitos, como son la conexión con residentevil.net (para envío de estadísticas y demás) y la inclusión de los trajes de Chris y Jill en Resident Evil 5, pero que no afectan a la jugabilidad. Y es que, como buen Remaster, lo importante no era modificar la esencia, si no el envoltorio y eso es algo que Capcom ha atacado en diversos frentes, sobre todo el gráfico, pero sin olvidar el sonido u otros aspectos como el control.

Remasterizando, que es gerundio

Si empezamos por los gráficos, Resident Evil HD Remaster ofrece gráficos a 1080p en PS4, Xbox One y PC, un salto en la resolución que es especialmente evidente en los modelos poligonales, que cuentan con más detalle y definición, aunque como en el original de 2002, los rostros resultan algo inexpresivos y con ojos de “cristal”, algo que canta más ahora, pero que es perdonable. No sucede lo mismo con los fondos pre-renderizados, que en algunos casos, dan la sensación de no alcanzar esa resolución, o hacerlo a costa de presentar efectos como ruido digital, estar excesivamente empastados o incluso presentar “jaggies”.

 

Pero tranquilos, que no siempre es así. Hay localizaciones impactantes, gracias a la combinación de reflejos, detalles dinámicos en el entorno (antes pregrabados, ahora no) y efectos de luz y sombra, todo sea dicho, muy cuidados. A esto hay que sumar un último dato: Resident Evil HD Remaster no se mueve a 60 fps en consola (en PS3 y 360 solo llega a 720p), solo en PC, un detalle que en mi caso no es determinante para disfrutar de un juego… pero que mi ojo educado sí hubiera agradecido (y el de un sector de los jugadores de consola también).

Mejoras en audio y control

Si seguimos con las novedades, también se ha incluido sonido remasterizado 5.1, un nuevo modo de pantalla 16:9 (se conserva el original 4:3) y, lo que es más importante, un nuevo modo de control “moderno”, más en sintonía con las aventuras actuales, además del original tipo “tanque” (llamado así porque girábamos el personaje pulsando izquierda o derecha en la cruceta, y pulsando arriba andaba). Con el nuevo sistema de control, basta con presionar el stick en la dirección que queremos que vaya el personaje, distinguiendo entre distintos niveles de presión para andar despacito o correr.

 

Este necesario cambio de control trae consigo un “pero”, al menos, para los más puristas de la serie: esta rapidez de reacción de los protagonistas con este control elimina parte de la tensión que suponía girar con los controles tipo “tanque” para encarar a los enemigos que nos acechaban por la espalda. Esas décimas que tardaba en reaccionar eran también parte de la tensión del juego, aunque otros defectillos relacionados con el control y los encuadres de cada estancia del mapeado (¿quién no ha regresado a la sala anterior por error, por mantener arriba pulsado?) sí se mantienen.

Conclusiones finales

Podríamos destacar más aspectos negativos, como que puestos a remasterizar el audio, ¿por qué no grabar algunos efectos nuevos para sustituir, por ejemplo, los “añejos” gruñidos de los zombis? Pero por muchos fallos que le busquemos, hay algo que es innegable: como el original, Resident Evil HD Remaster sigue siendo una de las mejores aventuras de todos los tiempos. Así de simple. Se podían haber hecho las cosas mejor en la parcela técnica, sin ningún tipo de duda (¿por qué petardea tanto el audio jugando con cascos conectados al pad en PS4?), pero como experiencia de juego, sigue siendo redonda y aglutina todos los elementos que los fans están pidiendo: menos acción, puzles, escasez de recursos, “libertad” para ir y venir por el mapeado …

 

Por eso, este Remaster lo disfrutarán especialmente dos tipos de jugador: por un lado, los fans de Resident Evil que quieran regresar a orígenes de la serie, con gráficos mejorados, y por otro, aquellos que no lo jugaron en Cube o Wii, que probablemente serán quienes más lo disfruten por el nuevo contenido y las diferencias con el original. Todo, al “razonable” precio de 19,99 euros, que resulta aún más razonable si tenemos en cuenta que el juego original, en su versión digital clásico de PSone, cuesta la mitad, 9,99 euros. Y os podemos asegurar que, hoy en día, aguanta bastaaaaaaante peor en una tele HD...

Valoración

Pueden pasar 100 años, que el primer Resident Evil seguirá siendo una gran aventura. Aquí se pone al día en gráficos, en control... pero lo realmente importante, la experiencia, sigue siendo tan divertida como el primer día.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Reencontrarse con la fórmula clásica de RE, en su mejor versión (y con su mejor cara).

Lo peor

El acabado gráfico tiene algunos lunares. Que no haya llegado la edición física de Asia.

Lecturas recomendadas