Análisis

Análisis de The Walking Dead Temporada 2

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS4

PS4 y Xbox One también reciben hoy en formato físico la Segunda Temporada de The Walking Dead, la saga por episodios de Telltale Games que continúa la historia de Clementine, ahora más mayor y con nuevos compañeros de viaje.

ACTUALIZADO 03/11/2015: Refrescamos el análisis de The Walking Dead Temporada 2 con motivo de la llegada del juego a PS Plus en noviembre, lo que permite que los usuarios de PS4 y miembros activos del servicio online de Sony puedan descargarlo sin coste añadido desde hoy mismo.

Si aún no habéis jugado la primera temporada de The Walking Dead, os estáis perdiendo una saga especial en muchos sentidos. Supone el regreso, por la puerta grande, de las aventuras gráficas (puestas al día, eso sí), al tiempo que revoluciona mentes y estómagos con algunas historias y secuencias bastante duras de roer, que llevan las relaciones humanas y la resistencia física a nuevos niveles gracias a las duras decisiones que tendremos que tomar. Es un mundo caótico, invadido por zombis, donde la crueldad está a la orden del día y siempre va a más.

Esta primera temporada, que fue elegida en muchos países como juego del año en 2012, ya ha pasado por mútiples plataformas, incluida Vita, y hoy se ha puesto a la venta para las consolas de nueva generación, como podéis leer en nuestro análisis. Pero  lo mejor de todo es que esta temporada no llega sola, y hoy mismo también se pone a la venta la segunda, también en formato físico y para la nueva generación. Una ocasión estupenda para ponernos al día en la historia de Clementine, que concluyó en las tiendas digitales a finales de agosto (y en Vita en septiembre).

The Walking Dead Temporada Dos sigue la estela jugable de todo lo visto en la primera temporada. Siguen estando presentes la exploración e interacción con el entorno, los diálogos en los que tomamos decisiones que afectan a nuestra relación con los personajes y los momentos de acción al más puro estilo Quick Time Event. Los mimbres jugables siguen siendo los mismos y salvo un pequeño lavado de cara en el interfaz, a la hora de jugar no hay grandes novedades.

Si las hay por la parte de la historia y de la propia Clementine, algo más mayor que en la primera temporada y, sobre todo, autosuficiente y madura (para seguir siendo una niña). Y es que, a lo largo de sus 5 capítulos, de nuevo, con una duración media que oscila entre las 2-3 horas, tendremos que superar todo tipo de dificultades, como sobrevivir a un nuevo psicópata llamado Carver (con la voz en inglés del siempre genial Michael Madsen), además de conocer nuevos amigos y aliados.

No destriparemos mucho sobre la historia, porque sigue siendo uno de los principales encantos del juego, pero como en la primera temporada, hay capítulos mejores y peores, alguno que casi parece más una película interactiva (mucho diálogo y decisión pero poca exploración y juego en sí) y otros que te revolverán las tripas por la cantidad de amigos que se quedarán por el camino, sin olvidar que trata temas peleagudos, como el suicidio en un mundo tan cruel… Vamos que, como la primera temporada, te meterá cierto desasosiego en el cuerpo y, además, desde el primer minuto de juego.

No es menos cierto que Telltale Games ha intentado ir un poco más lejos con el sistema de decisiones, intentando que haya más escenarios y variaciones según lo que elijamos… pero no es menos cierto que, durante casi todo el juego, sigue sobrevolando la sensación de que, hagamos lo que hagamos, acabaremos llegando al mismo punto. Pongamos un ejemplo del primer capítulo:

Ojo, spoilers

nos encontramos con un perro, nos hacemos amigo de él y, al ser piadosos y compartir nuestra comida, comienzan una serie de acontecimientos que desembocan en su muerte. Da igual que le des de comer o no, el final del can es siempre el mismo.

Fin de los spoilers

Y eso es aplicable a muchos personajes/situaciones…

Por lo demás, otras opciones conocidas, como ver los porcentajes de cada decisión en la caomunidad jugadora (al final de cada capítulo) o la posibilidad de rejugar escenas concretas de cada capítulo para rejugar la historia desde el punto que queramos (para cambiar algunos hechos) vuelven en la segunda temporada. Más allá de eso, el juego ofrece poco más, salvo los trofeos (bastante sencillos de conseguir, por cierto).

A diferencia de mi compañero Borja Abadie, que ha analizado la primera temporada, el uso del Cel Shading me parece más que acertado y, en esta segunda temporada, luce aún mejor si cabe. Al fin y al cabo, el origen de este universo está en los cómics, y le sienta bastante bien. Los personajes, en especial Clementine, son bastante expresivos y cuentan con buen nivel de detalle. No aprovechan para nada el poder extra que PS4 ofrece respecto a las anteriores consolas, salvo para aumentar la resolución a 1080p

Esto no es incompatible con que ciertos detalles, como las animaciones a la hora de correr, sean mejorables o que sigan presentes ciertos problemas que ya deberían haber sido solucionados, como pequeños parones en las secuencias de acción o quick time events o incluso tirones en algunas secuencias de vídeo. Eso, por no hablar por ciertos petardeos, puntuales eso sí, en la pista de audio. Tampoco aprovecha, por poner un ejemplo, el nuevo hardware de las nuevas consolas, como pudiera ser el panel táctil del Dual Shock 4 para superar ciertos Quick Time Events.

Tampoco vamos a negar que la traducción, aunque más correcta que la de la primera temporada, sigue siendo en español neutro, con expresiones redudantes como “carajo” que en nuestro país, no son muy utilizadas. Pero, al menos, los que tengan dificultades con el inglés podrán entender y seguir la historia sin problemas. Y, hoy por hoy es la única de poder hacerlo en consola, ya que las versiones de PSN siguen sin tener traducción al castellano/español (y no sabemos si algún día las tendrán).

Todo esto hace que, The Walking Dead Temporada 2 sea una gran continuación de la genial aventura original, aunque al mismo tiempo, peca de ser demasiado continuista y no introducir muchas novedades más allá de la trama y la evolución de los personajes. La disfrutarán especialmente quienes hayan completado la primera temporada, ya que hay personajes que vuelven y referencias a hechos pasados, aparte de respetar nuestras decisiones (quien vive y quien muere en la primera temporada) si importamos la partida… aunque, inexplicablemente, Telltale Games no ofrece opciones para importar nuestra partida de otros sistemas, como PS3 o Vita.

Si no has jugado a la primera Temporada (algo que deberías hacer antes de sumergirte en la segunda), tampoco es especialmente grave: el juego decidirá por ti los hechos relevantes de la primera temporada y comenzarás con unos acompañantes y relaciones “aleatorias”, haciendo que la aventura sea igual de disfrutable… aunque te pierdas algunos matices, como la reaparición de algunos viejos conocidos. En cualquier caso, como la Primera Temporada, es una aventura que cualquier fan del género debería tener en su colección: pocas remueven e incomodan las “conciencias” como esta serie.

Valoración

Sobre los mimbres conocidos, esta segunda temporada apenas innova, pero sigue presentando unas tramas tan potentes como desasogantes, que invitan a no dejar el mando... aunque estemos sufriendo.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Sigue planteando situaciones fastidiadas capaces de incomodar al jugador.

Lo peor

La traducción sigue siendo mejorable. Las decisiones a veces son una vaga "ilusión".

Lecturas recomendadas