Análisis

Cine para gamers: crítica de El niño invisible

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Cinco amigos (los componentes del grupo musical infantil Bom Bom Chip) protagonizan un increíble viaje a la Edad Media, tras hallar una misteriosa piedra durante una visita a unas excavaciones arqueológicas.    1995 - DIRIGIDA POR: Rafael Monleón - PROTAGONIZADA POR: Estela Sala, Rebeca Marcos, Cristina Hervás, José Luis Cid de Rivera, Sergio Martín.

El valor de esta cinta es claramente de índole nostálgico. El grupo Bom Bom Chip tuvo una breve pero muy exitosa carrera, que dio al traste en buena parte debido los mediocres resultados de esta película que no pudo convencer ni al público ni mucho menos a la crítica.

En total, el grupo musical sacó al mercado tan solo tres álbumes: "Toma, toma y toma" en 1992, "No somos renacuajos" en el 1993 y "Helado para astronautas" en el 1994.

 

La película, que se había gestado con fines alimenticios ya que parecía una buena inversión lanzar una cinta de aventuras protagonizada por los intérpretes del grupo, junto con la banda sonora del mismo título, que incluía varios temas inéditos, no obtuvo el respaldo esperado y se convirtió en un "bluff" casi inmediato.

 


Un rotundo fracaso de taquilla

A finales del año 1995 el grupo se disolvió en gran parte, debido a que la película tuvo un alto presupuesto dentro de los cánones del cine español (se estima que costó aproximadamente 600 millones de pesetas y recaudó solo 80). Por otro lado, el correspondiente álbum de su banda sonora tampoco tuvo mucho éxito. Todo esto unido las desavenencias entre sus dos productores, provocó que Bom Bom Chip terminara desapareciendo.

 

 

La alusión a los videojuegos viene por dos vías; la primera es que la madre de Sergio (el líder del grupo que gracias a su capacidad para volverse invisible encuentra en unas ruinas un objeto mágico) está programando lo que se supone que es un juego en su ordenador, y la segunda las propias aventuras de los chicos, que se introducen en un túnel temporal que les lleva a la época medieval (a lo que hacen alusión en la canción principal de la película).

¿Quién anda ahí?

Actualmente, únicamente dos miembros (Rebeca y Sergio) trabajan como actores con breves apariciones en series de televisión y en algunas películas. Pero atención, porque algo bueno, (muy bueno), salió de esta película: Pilar López de Ayala. Sí señores, con un brevísimo papel como hermana de Sergio, pero ahí estaba esta fabulosa intérprete que posteriormente empezó a trabajar para la televisión en series como Yo, una mujer y Menudo es mi padre. Supuso su primer papel para la pantalla grande.

 

 

También Gary Piquer (Cornelius) andaba por ahí, ese actor al que todos conocemos por That's English y posteriormente por trabajos como A los que aman o Aunque tú no lo sepas y que incluso se ha metido en la piel de Sherlock en la reciente Holmes & Watson: Madrid Days de José Luis Garci.

 

Pedro Miguel Martínez y Laura Cepeda, los padres de Sergio en la ficción, también han sabido reconducir sus carreras cinematográficas.

¿Por qué El niño invisible no funciona?

Como bien sabe Rihanna, el hecho de tener una sólida carrera musical, no significa ni mucho menos que se sepa actuar... Bromas aparte, protagonizar una película que arriesga tanto presupuesto es prácticamente una locura.

 

La media de edad de los chicos que componían el grupo era de 13 años y ninguno de ellos había actuado antes. Así que por una parte, sus canciones resultaban en exceso infantiles para el público juvenil al que se dirigían y por otra parte, no tenían experiencia en el mundo de la interpretación lo que da pie a bastantes diálogos que suenan falsos y absurdos en los que también tienen mucho que ver el libreto de Aurora Guerra y la historia de Manolo Matji.

 

 

Un niño que puede aparecer y desaparecer, un viaje temporal al medievo, objetos mágicos, un pequeño romance... La película lo tenía todo para llegar al público, pero es tan torpe que no consigue mantener el interés (amén de los números musicales que tan mal han envejecido). Hay una carencia absoluta de lógica y mucho dinero fue invertido en efectos especiales que para su época ya resultaban poco atractivos.

 

Además la asunción de una exagerada ingenuidad por parte del espectador le resultó muy cara al productor de El niño invisible, a la que le falta magia. Mi consejo para aquellos que la recordéis con cariño (incluso puede que alguien conserve el disco), es que no la revisitéis y dejéis intacto ese recuerdo.

 

¡Ah! Otro consejo útil. Visitad nuestro especial Cine para gamers si queréis conocer más películas relacionadas con el mundo del videojuego. Unas son más acertadas que otras...

Valoración

El grupo infantil Bom Bom Chip se adentra por primera y afortunadamente única vez en el mundo del cine en esta cinta de aventuras sin ritmo, con un guión mediocre y una falta de talento preocupante.

Hobby

30

Malo

Lo mejor

El recuerdo. Habrá nostálgicos que la recuerden con cariño (no volváis a verla, que se os pasa).

Lo peor

Diálogos forzados, tópicos por todas partes y unos actores que dejan mucho que desear.

Lecturas recomendadas