Forrest Gump
Análisis

Forrest Gump - Crítica del clásico de Tom Hanks y Rober Zemeckis

Por Jesús Delgado
-

Forrest Gump es irrepetible cinta de Tom Hanks y Robert Zemeckis sobre los EEUU al final del siglo XX. Tan dulce como inolvidable. Una gran banda sonora, un reparto de lujo, una dirección brillante, momentos tan mágicos como míticos... ¿Nos extrañan acaso la cantidad de premios que recibió?

No sabemos si realmente será la mejor película de los noventa. Pero motivos apenas le faltan a Forrest Gump. Entre otros los Óscars a mejor actor protagonista, guión y director, amén al de mejor película. Y es que Robert Zemeckis, director de esta cinta (y de Regreso al Futuro y ¿Quién engañó a Roger Rabbit?), lo bordó allá por 1994 con el estreno de esta película que a estas alturas no necesita presentación.

Pero imaginemos que nunca la habéis visto, porque habéis estado viviendo en una cueva los últimos veinte años o sencillamente no habéis  podido nunca echarle el guante a esta película... ¿De qué va entonces Forrest Gump?

Se trata de una adaptación de la novela homónima de Winstom Groom en la que se presenta a un muchacho con un ligero retraso que demuestra ser un fuera de serie en deportes y en ciencias. Forrest, cuya visión simple del mundo es tan inocente como simple, es testigo de las transformaciones que sufre Estados Unidos desde los año 50 hasta finales de los 80. A través de sus ojos asistimos a un trayecto por la historia de EEUU a finales del siglo XX. Desde la lucha por los Derechos Civiles hasta la llegada de Reagan, Nixon y otros episodios notables. En todos estos momentos, Forrest estaba como testigo "casi invisible", que pasaba por la vida como un espectador anodino. 

Este viaje a la nostalgia es una de las películas mejor valoradas en foros y páginas web especializadas a día de hoy. Estamos ante una cinta irrepetible e inolvidable que, posiblemente, se postula como una de las más brillantes producciones de los 90, sino de la historia del cine. Cuenta con un cúmulo de elementos que la convierten en una autentica joya y que la convierten en un objeto de culto y de valoración. 

Forrest Gump

No obstante, os vamos a proponer un breve paréntesis, ya que merece la pena que hablemos también de la novela original que sirvió de base para la película, antes de entrar con la cinta propiamente dicha. 

El "Gump original"

La novela de Forrest Gump se publicó originalmente en 1986 en EEUU, aunque con el boom de la película saltaría al mercado internacionalf. Su autor nos proponía lo mismo que la película posterior: un viaje desde la América de los años 50 hasta la década de los 80. Lejos de ser optimista y apostar por un sesgo dulce, Groom realizaba un retrato ácido y crudo. Su Forrest no era un muchacho con un leve retraso intelectual que compensaba con grandes dotes físicas y un gran corazón. Forrest era en realidad un genio autista, aunque muy buenazo. 

Esto implicaba que si bien compartía cierta visión simple del mundo con su homólogo cinematográfico, su capacidad mental era muy superior, pudiendo ser un genio matemático y un ajedrecista soberbio a pesar de sus otras limitaciones. Claro está, este no era el único cambio en la historia. Su madre no era un rol positivo de refuerzo, que ejercía de mamá protectora. Influenciada de la atmósfera del sur rural de EEUU, su visión del mundo era bastante reacia y rancia hacia su único vástago. En tanto, la familia de Jenny no estaba fracturada ni la joven sufría abusos sexuales, sino que era la típica cheerleader de la américa feliz; el teniente Dan no estaba todo el día avinagrado sino que tenía una visión más optimista (a pesar de seguir sin piernas); Forrest llegaba a viajar al espacio y se convertía en luchador de lucha libre; y, también, había un mono (macho) llamado Sue de por medio.

Forrest Gump

De hecho, la película solo adapta los 13 o 14 primeros capítulos del libro, antes de tirar por derroteros muy libres, casi fantásticos. Esta no es la única libertad que se toma. El tono de la novela es muchísimo más afilado y duro, con un Forrest que llega a pasar las de Caín y que desde luego no acaba llevándose a la chica. Aunque, eso sí, alcanza la felicidad a su manera. 

Tantas diferencias hay entre la obra original y la película que al calor de esta última, el autor lanzaría una secuela titulada Gump & Co. En ella, además de narrar las peripecias de padre soltero de Forrest (con un Forrest Jr. preadolescente y tocahuevos que no soporta a su padre), Groom se permitía criticar la película de Forrest Gump, señalando todas las diferencias con la obra original, así como las invenciones del guionista. Para rizar el rizo, Forrest se encontraba con el propio Tom Hanks, al que el libro trataba poco menos como un cretino arrogante que desdeñaba en público al Gump real. Eso sí, la escena es cuanto menos divertida.  

Si tenéis la ocasión, os recomendamos que le echéis un ojo a estos dos libros. Desgraciadamente Ediciones B publicó hace años ambos en castellano y no ha vuelto a haber reedición a posteriori, por lo que tendréis que tirar del mercado de segunda mano o de pdfs online. Eso, o si estáis puestos en inglés, podéis leerlos en original. Ya os avisamos que su lectura os va a cambiar mucho la forma de ver la película, la cual aún a pesar de esta dilatado inciso y de las odiosas comparaciones, sigue siendo siendo deliciosa.

La América del siglo XX

Dicho esto, si bien Forrest Gump no se parece mucho al libro, y esto podría ser entendido como un defecto, el guión de Eric Roth (El buen pastor, Munich, Ali, El Dilema) es redondo. Roth se ganó el Óscar a pulso con una historia que funciona como un reloj engrasado... con caramelo. Y esto último lo señalamos porque si bien la trama avanza sola, apenas decae y, además, la edición y la dirección a cargo de Robert Zemeckis es sencillamente brillante, hemos de señalar que la película se llega a pasar de dulce, creyéndose en demasía su propia ingenuidad. Aunque no está exenta del todo de ironía, ojo.

Los críticos, y/ los cínicos, se enfrentarán ante un retrato bastante dulcificado de la Norteamérica de la mitad final del siglo XX. No trata de idealizar, pero la suavidad con la que refleja la realidad social y la historia de Estados Unidos no les va a sentar nada bien a quien objete con el discurso optimista de la cinta. Tanto es así que ni siquiera en EEUU se ponen de acuerdo acerca de si políticamente defiende los valores conservadores o de si, por el contrario, hace apología de la Contracultura y de la Nueva Izquierda. 

No obstante, el fin de la película no debe ser entendido como histórico ni político. De hecho, este es uno de los grandes problemas del título: ¿A qué género pertenece? Ni siquiera en su momento los críticos se pudieron aclarar en este punto. ¿Es una comedia, un drama? ¿Pretende ser una reivindicación historiográfica de EEUU o es un cuento de hadas en clave de metáfora? El cúmulo de elementos puede llevar a la confusión al público en este punto, por lo que Forrest Gump debería entenderse como una mezcla de géneros y no como una película fundamentada en un único discurso.

Y a pesar de eso, esta amalgama funciona y no deja de funcionar hasta su conclusión. Aunque sí es cierto que después de hora y tres cuartos, la película va perdiendo fuelle, pero la dirección de Zemeckis, confabulada con un reparto de lujo, logra hacernos creer lo contrario. Tom HanksRobin Wright, Gary Sinise, Sally Field, Mykelti Williamson... Forrest Gump cuenta con un reparto de lujo, desde las estrellas hasta los secundarios. Sus interpretaciones son sencillamente mágicas y logran encandilarnos, metiéndosenos en el bolsillo desde que la película arranca. 

Buena parte de esta magia, además, se la debemos a la excelente música de la película. Ora hablemos de los temas compuestos por Alan Silvestri o de la selección de canciones que representan las décadas por las que Forrest va pasando, tenemos una de las mejores bandas sonoras del cine. 

Por último, tampoco hemos de dejar de lado la simbología que impregna toda la película. Desde la pluma con la que comienza y acaba la película, la caja de bombones, los colores, las decisiones que toma Forrest y cuándo las toma, la relación con Jenny, el hecho de que Forrest esté disminuído frente a su hijo superdotado... En fin, pequeñas perlitas con las que Roth y Zemeckis nos hacen que pensar y tener tema de conversación una aburrida noche en un pub con los colegas. 

Por todo lo dicho, como sugeríamos al principio, hay quien puede pensar que Forrest Gump es la gran película de los años noventa. Nosotros no lo tenemos tan claro, sobre todo habida cuenta de los títulos de nuestro especial de cine de los 90, los cuales nos hacen muy difícil la elección. ¿Pero y vosotros, qué pensáis de todo esto?

Valoración

Entrañable retrato de la Norteamérica de la segunda mitad del siglo XX. Zemeckis adapta libremente la novela original para hacer una película tan atemporal como enternecedora.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

Tom Hanks, los secundarios, la BSO, la dirección, los golpes de humor y de melancolía, la narración... Estamos ante una película casi perfecta.

Lo peor

Tan dulce que da diabetes. Los cínicos la verán carente de autocrítica. Leerte la novela original y ver es mucho más divertida y crítica que la peli.

Lecturas recomendadas