Turok de Nintendo 64
Análisis

Turok de Nintendo 64 - Así lo analizó Hobby Consolas hace 20 años

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

Cuando uno se pone a repasar el legado de la genial Nintendo 64, lo primero que viene a la cabeza son Super Mario 64 y Zelda Ocarina of Time, pero en materia de "third parties", pocos títulos marcaron tanto como los de la saga Turok. Junto al lanzamiento de la consola, en marzo de 1997, llegó el primer título de la saga, llamado Turok: Dinosaur Hunter. Era muy poco conocido entre los lectores y se trataba de una adaptación de un cómic en el que un indio vivía en un mundo medio prehistórico, medio futurista. A partir de entonces, todos conoceríamos al cazador de dinosaurios mucho más...

Turok apostaba por el género shooter, tan de moda en la época, pero lo hacía con un enfoque algo atípico: en vez de apostar por una habitual linealidad, el juego nos presentaba un entorno mucho más abierto, que podíamos recorrer a placer siempre que diéramos con las llaves adecuadas. Vamos, que cogía la fórmula de Doom y la multiplicaba.

Turok 1

Todo en el análisis de Turok: Dinosaur Hunter parecía flipante. El catálogo de armas (¡hasta teníamos un arco tek y nos tocaba buscar piezas para crear el "juguete" definitivo) era brutísimo y contundente, los enemigos parecían mucho más realistas y agresivos que en otros juegos, los jefes finales nos ponían contra las cuerdas... Y luego, por supuesto, estaba el apartado técnico. Hoy día nos puede parecer una ridiculez, pero en su momento era absolutamente flipante ver esos entornos completamente 3D, con enemigos desplegando montones de animaciones diferentes. Los efectos gráficos tan propios de Nintendo 64 lucían con su máximo esplendor en ese juego. Sí, también lo hacía la típica niebla de la época (una técnica que se usaba para enmascarar el "popping" en los escenarios), pero era algo que aún no se tenía en cuenta. Ya llegaría Superman 64, ya...

Por cierto, un dato curioso: en este juego había vidas, algo muy extraño en los shooters. Así pues, recolectar items para ganar más vidas resultaba fundamental.

Pincha aquí para leer el análisis de Turok en la Hobby Consolas nº 67, de abril de 1997:

La siguiente entrega, Turok 2, llevaría los límites aún más allá, pero en abril de 1997, este Turok se convirtió en el juego con la nota más alta de Nintendo 64 hasta el momento (recordemos que Super Mario 64 no recibió nota, si bien más adelante se repuntuaría con un 98) y dejaba claro que estábamos ante una consola muy superior técnicamente a PlayStation y a la ya decadente Saturn. Hablando de PlayStation, a ver si encontráis el gazapo en la ficha del juego...

La saga tuvo 4 entregas en Nintendo 64 (tras Turok 2 llegaron Turok 3: Shadow of Oblivion y Turok Rage Wars, centrado en el multijugador) y, aunque se intentó resucitar la franquicia en consolas posteriores, nunca volvió a alcanzar la gloria de finales de los 90.

Por su salvajismo, su apuesta por la tecnología y por sus ganas de ser diferente, todos tenemos palabras de agradecimiento para el indio del Lost World, así como para las desaparecidas Acclaim e Iguana Entertainment. Gritemos de nuevo: I AM TUROK!!

Valoración

Un título casi perfecto que ha sabido aupar el género a las cotas más altas. Prácticamente todo en él es sobresaliente.

Hobby

96

Obra maestra

Lo mejor

El desarrollo y la ambientación. El avance gráfico que supuso.

Lo peor

La niebla tan propia de algunos juegos de Nintendo 64.

Lecturas recomendadas