Dauntless: cómo causar más daño, cortar partes de los Behemoths y hacer que se tambaleen

Dauntless

El objetivo principal de Dauntless es cazar behemoths, unas criaturas descomunales y especialmente peligrosas. Para tener éxito en nuestras cacerías es fundamental que vayamos perfectamente equipados, con las armaduras y armas adecuadas para cada tipo de behemoths. Tendréis que tener en cuenta el elemento del behemoth para elegir un equipamiento que sea fuerte contra ese elemento. 

¿Buscas una pantalla barata para jugar en tu cuarto? Aquí tienes los monitores mejor valorados

Esta es la tabla de debilidades de los Behemoths:

  • Boureus: Fuego
  • Charrogg: Hielo
  • Drask: Fuego
  • Embemane: Hielo
  • Gnasher: Ninguna debilidad
  • Hellion: Hielo
  • Kharabak: Rayo
  • Koshai: Rayo
  • Nayzaga: Hielo
  • Pangar: Fuego
  • Quillshot: Ninguna debilidad
  • Rezakiri: Umbral
  • Riftstalker: Radiante
  • Shrike: Ninguna debilidad
  • Shrowd: Radiante
  • Skarn: Rayo
  • Skraev: Fuego y Rayo
  • Stormclaw: Fuego
  • Valomyr: Umbral

Otra de las cosas que tenéis que tener siempre presentes como buenos cazadores son las pociones. Son imprescindibles y nos pueden sacar de un apuro en más de una ocasión por lo que es importante que siempre llevemos suficientes encima. También deberéis mantener a punto vuestro equipo, subiéndolo de nivel con orbes, partes de behemoths y omnipiedras. Pero nada de esto sirve si luego no tenéis una buena estrategia de combate. Nosotros os vamos a contar cuál es la mejor manera de derrotar a un behemoth sin jugarnos (demasiado) la vida. 

Dauntless: cómo causar más daño, cortar partes y hacer que los Behemoths pierdan el equilibrio

Como ya sabéis, hay diferentes tipos de armas en Dauntless: espadas, hachas, hojas de cadena, repetidores, martillos y picas de guerra, y cada una de ellas causa un tipo diferente de daño. Las armas perfonantes son excelentes para herir a las bestias y la mejor de ella son las picas de guerra porque permiten una rápida sucesión de golpes en un punto concreto. 

Durante una batalla, los cazadores tendrán que apuntar a una parte específica del Behemoth y continuar atacándole en el mismo punto. Cada parte del monstruo tiene un medidor de salud específico y el daño de la herida aparecerá como números rojos. Si hacéis la suficiente cantidad de daño, se aplicará el efecto de estado herido, aumentando el daño total hecho a la bestia. Esto también provoca ciertas ventajas como 'Salvajismo', que aumenta el daño hasta en un 200% en las partes heridas.

Boreus Dauntless

La zona herida del Behemoth no sólo recibe más daño por parte de todos los jugadores sino que cuando se ataca a esa zona con la suficiente fuerza, es posible romperla, lo cual no sólo hace mucho daño a la criatura sino que nos permite farmear ingredientes.

También es posible aturdir a un Behemoth. A diferencia de la herida, el daño por golpes no afecta la salud general del gigante. Las armas contundentes, como los martillos, son las mejores opciones para obtener resultados más rápidos, aunque las armas como las espadas también pueden causar impactos.

Dauntless

Para comenzar a hacer daño de impacto, los cazadores tendrán que apuntar a las piernas y la cabeza de Behemoth. Los golpes bien dados se indican con números azules y, cuando se ha hecho suficiente daño, el monstruo entra en estado de aturdimiento y cae al suelo. En este momento, los jugadores pueden atacar al Behemoth todo lo que quieran hasta que éste recobre el sentido. 

Estas dos estrategias son muy útiles para acabar con los Behemoths de una manera rápida y eficaz. Si queréis conocer más trucos de Dauntless no dudéis en consultar nuestras guías. 

Guía y trucos de Dauntless