Ir al contenido principal

Juegos de samuráis que recuperar tras la serie de Netflix

La edad de oro de los Samuráis
La serie documental Age of Samurai Battle For Japan, que ha estrenado recientemente Netflix, nos permite recuperar algunos juegos de samurais con una nueva perspectiva.

La emisión de Age of the Samurai (una apoteósica serie documental de 6 episodios producida por Netflix) ha sido una sorpresa muy agradable. No sólo es una de las mejores series de 2021, que alterna fidelidad histórica y un buen pulso narrativo, con grandes valores de producción -por momentos parece que estemos viendo una película-.

También es una oportunidad perfecta para que un montón de espectadores se acerque a la historia del periodo Sengoku, en el S.XVI en Japón. Reconozco que la cantidad de nombres, lugares, batallas y fechas convierte este periodo de guerra civil en algo confuso, al menos para los occidentales. Pero convertirlo en una serie de TV o hace mucho más "digerible".

Las batallas, traiciones y avances estratégicos de Oda Nobunaga, Ieyasu Tokugawa, Toyotomi Hideyoshi o Takeda Shingen para hacerse con todo Japón son una historia apasionante que seguro que os cautiva. Si queréis saber más sobre Age of Samurai, aquí os dejamos nuestra crítica del documental de Netflix

Como ya hemos adelantado La edad de oro de los Samuráis se centra bastante en el apartado estratégico y militar, pero  también deja ver buena parte de la personalidad de los protagonistas a través de recreaciones magníficas, lo que incluye batallas y ejecuciones bastante explícitas. Si ver un poco de sangre os amilana, quizás es mejor que no veáis este documental.

Seguro que después de ver la serie, os habéis hecho una idea bastante completa de lo que ocurrió en la era de los samuráis; en realidad, en un periodo muy específico dentro de la historia del bushi (el guerrero japonés). Ahora, es el momento de regresar -o probar por primera vez- alguno de los mejores juegos de samurais ambientados en este periodo. 

Nobunaga´s Ambition

nobunaga´s ambition

El protagonista de la serie (al menos de los 4 primeros episodios es Oda Nobunaga). La serie se recrea en su personalidad salvaje, su genio militar y su ambición de conquistar todo Japón. Precisamente Nobunaga´s Ambition es el título de una saga clásica de Koei que arrancó en 1987 en NES y que ha llegado hasta 2017 en Nintendo Switch, PC y PS4.

Se trata de una serie de juegos de estrategia militar en que el objetivo es. como habíais imaginado, unificar Japón por el camino de la espada. Nobunaga´s Ambition recrea las principales batallas que hemos visto en la serie, el movimiento de unidades y la presencia de los principales generales de cada daimyo. 

nobunaga´s ambition

Después de 15 entregas a lo largo de más de 30 años, el juego resulta un poco complejo, pero si habéis visto Age of the Samurai en Netflix, seguro que os resultan familiares los kamon (los emblemas familiares) e incluso la forma de comportarse de sus protagonistas (a veces un tanto exagerada). 

Nobunaga´s Ambition nos da la oportunidad de cambiar la historia de Japón, sin alejarse demasiado de lo que ocurrió en realidad. Como curiosidad, la saga tuvo un crossover con Pokémon, Pokémon Conquest para Nintendo DS. 

Samurai Warriors

Samurai Warriors Spirit 8

Otra saga de Tecmo Koei (que es la compañía más prolífica en el desarrollo de juegos de samurais, que en este caso apuesta por la acción, con algo de táctica. Samurai Warriors es un musou en que tenemos que hacer frente a miles de enemigos en combate singular. 

La estrategia deja paso al "beat´em up" (con la necesidad de acabar con determinados generales o tomar posiciones para superar determinados niveles), pero respeta la presencia de los principales daimyos y los taisho (capitanes). En ocasiones, la saga Samurai Warriors se aleja de la historia para resultar más espectacular. 

Samurai Warriors 5 aparecerá en PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC el próximo 27 de julio de 2021, y contará con 27 personajes (con un estilo "animado" en lugar de apostar por una recreación realista). Si os interesa esta saga, aquí os dejamos nuestro análisis de la última entrega, Samurai Warriors Spirit of Sanada.

Onimusha Warlords

Capcom nos dio una versión muy particular de la historia del Japón feudal, totalmente ficticia pero basada en personajes y acontecimientos reales (que sí aparecen en el documental Age of the Samurai). En este caso, tras la muerte de Oda Nobunaga, éste reaparece al mando de un ejército de demonios genma. 

En el juego, Oda Nobunaga se ha convertido en un ser demoniaco, y Toyotomi Hideyoshi actúa como uno de sus principales lugartenientes. El protagonista de Onimusha, Samanosuke Akechi, comparte apellido con un personaje que sí existió, Mitsuhide Akechi, y que fue quien acabó con la vida de Nobunaga -obligado a cometer seppuku en el templo de Honnoji- en la historia real (con un mandato que duró 14 días).

onimusha review 5

Onimusha es una historia fantástica, que no requiere conocimientos de historia para disfrutarse plenamente, pero se completa mucho más si sabemos qué ocurrió con los personajes reales que se mencionan en el juego. Aquí podéis leer nuestro análisis de Onimusha Warlords, la versión remasterizada que apareció en PS4, Xbox One y Nintendo Switch. 

Nioh y Nioh 2

En el primer juego de esta serie de Koei Tecmo, se apostó por un protagonista occidental, William Adams, que fue uno de los primeros europeos que llegaron a Japón durante el periodo Sengoku. Evidentemente, sin una invasión de yokai de por medio. 

En Nioh 2, se recupera el personaje de William (sólo en un tramo del juego), pero la presencia de señores de la guerra como Nobunaga, su esposa No Hime, los generales Katsuie Shibata, Toshiie Maeda, Toyotomi Hideyoshi... y otros daimyos como Yoshimoto Imagawa. Son nombres que seguro que os sonarán después de haber visto el documental. 

Nioh 2 Remastered

Nioh 2 (disponible en PS4, PS5 y PC) es un excelente RPG de acción de estilo "souls", pero dentro de su ambientación fantástica, también hace un estupendo retrato de la época de guerra civil en Japón. Resumiendo muy rápido, Nioh y Nioh 2 son juegos de acción con el sello de calidad de Team Ninja.

Esto es: una acción exquisita, vistosa y muy satisfactoria. Si habéis jugado a cualquiera de los trabajos más populares del estudio (como Ninja Gaiden), os podéis hacer una idea. Uno de los aspectos más destacables de la jugabilidad de Nioh es el Pulso de Ki, una mecánica que nos invita a recobrar la postura (y la preciada energía) tras cada ataque pulsando el botón R1. Aquí podéis leer nuestro análisis de The Nioh Collection en PS5.

Ghost of Tsushima

Ghost of Tsushima transcurre mucho antes de los eventos que se reflejan en el documental Age of the Samurai de Netflix. De hecho, la aparición del mismo tipo de armaduras es un error histórico en el juego de Sucker Punch. Entonces ¿por qué lo hemos incluido en esta lista de juegos?

Aunque se trata de un juego de samuráis, Ghost of Tsushima apuesta por un contexto histórico atípico: la invasión de los mongoles en el año 1274. Durante el ataque a la isla de Tsushima, 80 guerreros japoneses tuvieron que hacer frente a decenas de miles de mongoles... y uno de estos samuráis es nuestro personaje Jin Sakai (inspirado en la figura real de los miembros del clan So). 

Hemos decidido incluirlo por dos motivos; el primero de ello es por la ambientación y el uso de la espada japonesa -y su filosofía- que comparte con el de los documentales. El segundo es porque Sakai puede seguir la vía del shinobi (lo que ha dado lugar a la leyenda de los ninja), tal y como hemos visto en la aldea Iga en los documentales.

Podéis descubrir mucho más sobre este juego en nuestro análisis de Ghost of Tsushima para PS4

Sekiro Shadows Die Twice

El juego de From Software transcurre, según sus creadores, en una versión oscura y ficticia del periodo Sengoku. Pero nos parece muy interesante incluirlo en esta recopilación por el diseño de sus escenarios. Sekiro muestra como ningún otro juego la construcción de los castillos japoneses y, sobre todo, los templos. 

Como hemos visto en Age of the Samurai, Oda Nobunaga libró una particular batalla contra los monjes budistas en el monte Hiei. Es un acontecimiento que no aparece reflejado en otros juegos, y que demuestra la vertiente guerrera de los monjes, menos conocida que la espiritual.

Salvando las distancias, el monte Kongo, en que se encuentra el templo Senpo, muestra una estructura muy similar a la que en su día tuvo el monte Hiei, junto a Kyoto, y una versión de los monjes guerreros del antiguo Japón. 

Por otro lado el sistema de combate de Sekiro Shadows Die Twice demuestra un conocimiento perfecto de la espada japonesa. El único sitio al que vamos a llegar si nos limitamos a aporrear el botón de ataque es a la pantalla de "muerte". Lo que tenemos que conseguir es romper la guardia del oponente, y lanzar la estocada cuando se abre esta oportunidad.

Monja corrupta verdadera Sekiro Shadows Die Twice

Con los soldados Ashina es fácil, pero el abanico de guardias es muy amplio y cada uno de ellos tiene una particularidad. La clave está en levantar nuestra defensa en el momentos adecuado (y este juego es exigente con el "timing" como ninguno). Podéis encontrar más detalles en nuestro análisis de Sekiro Shadows Die Twice

Kessen

kessen

Kessen (que se traduce como "la batalla definitiva" fue uno de los juegos de lanzamiento de PS2; un juego de estrategia desarrollado por Koei y centrado en el enfrentamiento final por el control de todo el territorio japonés: la batalla entre las tropas de Nobunaga y las de Hideyoshi, con la presencia de sus principales lugartenientes.

Antes de que los elementos mágicos y sobrenaturales llegasen a la saga (en la segunda y tercera entrega) Kessen era el mejor modo de disfrutar de la batalla de Sekigahara en una consola, con la particularidad de que podía salir victorioso cualquiera de los dos bandos implicados. 

En su día, Kessen era uno de los juegos de estrategia más espectaculares que recibimos en consola, con multitud de unidades en pantalla y mucha fidelidad histórica en emblemas y uniformes. Aunque se ha quedado un poco anticuado, merece la pena regresar sobre estas batallas tras el documental de Netflix.  

Y además