Donald Trump desea reunirse con las empresas de videojuegos para hablar de la violencia

Donald Trump, presidente de EEUU

Tras el trágico tiroteo en florida del pasado mes, el debate sobre el control de armas y la violencia entre la juventud ha copado la mayoría de titulares en los Estados Unidos. Son los propios estudiantes estadounidenses quienes más abogan por un mayor control sobre las armas para poner fin a un problema que, lamentablemente, cada vez es más común en su país. Sin embargo, hay otros sectores que prefieren poner el foco sobre el cine, la música y, en muchos casos, sobre los videojuegos, un tema sobre el cual ha hablado recientemente Donald Trump.

El actual presidente de los Estados Unidos llevó a cabo hace una semana unas declaraciones en las cuales acusaba al cine y a los videojuegos de fomentar la violencia entre los jóvenes. Siguiendo esta línea, la jefa de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha anunciado recientemente que el gabinete de gobierno de Donald Trump piensa establecer unas reuniones con las principales empresas de la industria de los videojuegos para la próxima semana, con el objetivo de tratar el tema de la violencia en los videojuegos.

Hazte con Fire & Fury, el polémico libro de Michael Wolff sobre la presidencia de Trump

"[Donald Trump] también se va a reunir con miembros de la industria de los videojuegos para ver qué es lo que pueden hacer ellos por su parte", comentaba Sanders al ser cuestionada acerca de la política de control de armas y el debate sobre la violencia. Si bien hay quienes puedan interpretar esto como una manera de desviar la atención por parte de su gabinete, lo más curioso es que ni siquiera las propias compañías de la industria estaban al tanto de que fuera a haber cualquier tipo de reunión sobre este tema.

En un comunicado oficial, la Entertainment Software Association (ESA) asegura no estar al tanto de que exista ninguna reunión con el ejecutivo de Donald Trump acerca de este tema, además de defender su postura acerca del debate sobre la violencia y los videojuegos:  "Ni la ESA ni las compañías que forman parte de ella han recibido alguna invitación para reunirse con el Presidente Trump".

"En los Estados Unidos se juegan los mismos videojuegos disponibles en todo el mundo; sin embargo, el nivel de violencia con armas es mucho más elevado en los Estados Unidos que en el resto de países. Numerosas autoridades han revisado los registros científicos y han descubierto que no existe una conexión entre los contenidos multimedia y la violencia en el mundo real".

"La industria de los videojuegos estadounidense tiene un largo historial a la hora de colaborar con los padres, y de más de 20 años valorando a los juegos a través del Entertainment Software Rating Board [ESRB]. Nosotros nos esforzamos para aportar las herramientas necesarias para que los jugadores y los padres puedan tomar sus decisiones estando bien informados".

 No sabemos si finalmente habrá alguna reunión entre la Casa Blanca y la ESA, tal y como desea el gabinete de Donald Trump, pero lo que parece seguro es que esto no va a ser lo último que escuchemos acerca de este tema. Curiosamente, hace poco más de mes y medio, el propio Donald Trump celebró la venta de unos aviones de combate que solo existen en Call of Duty, por lo que parece que el presidente de los Estados Unidos está repasando de primera mano algunos de los títulos más populares del mercado. Si queréis informaros más acerca de la violencia y los videojuegos, os dejamos con un estudio reciente sobre el tema realizado por la Universidad de York.

Fuente | Kotaku

Lecturas recomendadas