Juego de tronos - El reparto aclara todas las dudas en la SDCC 2019

Juego de Tronos temporada 8

Normalmente era uno de los paneles más esperados de la Comic Con, pero este año el panel de Juego de tronos no nos ha traído ni un nuevo tráiler ni nuevas imágenes de lo que queda por ver, sino una charla de los actores intentado explicar su punto de vista sobre el polémico final de la serie de HBO.

Dirigido por el periodista de Entertainment Weekly, James Hibberd, el panel de la serie reunió a algunos de los protagonistas más destacados de la ficción basada en los libros de George R.R. Martin, Nikolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister), Liam Cunningham (Davos Seaworth), Jacob Anderson (Gusano Gris), Maisie Williams (Arya Stark), John Bradley (Samwell Tarly), Conleth Hill (Varys) e Isaac Hempstead-Wright (Bran Stark), que fueron hablando por turnos a medida que el presentador les hacía preguntas que llevan rondando meses por las cabezas de los fans. 

"No creo que su reinado sea un compendio de risas", reflexionaba Hempstead-Wright sobre el reinado de Bran, "creo que será más bien serio. Y supongo que será bueno para todas las personas, porque Poniente, ahora, está en un estado de superviviencia con Bran sabiendo lo que hace todo el mundo". Y a la pregunta de qué hubiese hecho Bran si encontrase a Drogon y fuera capaz de controlarlo, el actor se lo tomó con un humor, "supongo que quemaría un par de ciudades como venganza". Incluso, se atrevió a dar su propia teoría sobre la supuesta maldad de Bran Stark que, según han reflexionado algunos fans, podría haber provocado todo sabiendo que el resultado es que él iba a ser el Rey, "no creo que Bran supiese, per sé, qué es lo que iba a pasar en el futuro, no es una pitonisa. Es capaz de ver todo lo que ha sucedido en el pasado, pero su visión del futuro no está clara. Esta es mi justificación de que por qué Bran no dijo nada. Pero creo que mola bastante que el final se haya dejado como algo ambiguo que tengas que leer por ti mismo".

Las tazas más originales de Juego de Tronos

Por su parte, Nicolaj Coster-Waldau también se atrevió a defender el final de Juego de tronos y, más en concreto, la muerte de Jaime Lannister, "va a molestar a la gente pase lo que pase porque es el final. Pero, la final, está bien, da igual que hayas odiado el final o que pienses que fue genial, no hay que insultar a nadie. Me parece que el final de Jamie fue genial. Creo que fue perfecto para el personaje, acabar en los brazos de Cersei, para mi tiene mucho sentido. Es solo mi opinión", se defendía el actor después de que el público mostrase su desacuerdo.

Maisie Williams reflexionó sobre el final de Arya viajando mas al oeste de Poniente y sobre el meme en el que se aseguraba que Bran podría habérselo dicho, "Estoy segura de que se lo está pasando genial, como Dora la Exploradora pero sin el peinado bob. Ese es mi meme favorito, el de "¿qué hay más al oeste de Poniente? ¡Nadie lo sabe! y Bran mirándome como ¿está de broma?".

Juego de Tronos

Jacob Anderson, conocido como Gusano Gris, quitó importancia al hecho de que, tal como se describe en los libros de Canción de Hielo y Fuego, la isla de Naath esté llena de mariposas venenosas, "la gente no para de decirme que las mariposas le matarían, que son venenosas en Naath. Pero creo que lo importante es que él mantiene su promesa a Missandei. Va a empezar una nueva sociedad al estilo de Wakanda al otro lado del mundo".

Por supuesto, también hubo un momento para Varys, cuyo actor nada más salir de la serie aseguró en una entrevista que no estaba nada contento con su final, "Para ser sincero, me hicieron una entrevista en EW nada más terminar la serie y la pregunta fue "¿como te sientes en este momento?", y para serte sincero estaba completamente fastidiado de que hubiese estado tan cerca del final pero no lo hubiese conseguido y fui sincero, en el contexto de una serie con múltiples personajes. Me han encantado mis diez años en Juego de tronos, ha sido una experiencia que me ha cambiado la vida.".

Juego de Tronos

John Bradley, que interpretaba a Sam en la serie, se atrevió a responder sobre una de las polémicas más sonadas del final de Juego de tronos, la botella de agua que se puede ver detrás de su pierna izquierda durante la reunión en la que se elige al nuevo Rey de Poniente, "yo soy diestro. He estado pensando mucho sobre este tema y yo soy diestro, porque si hubiese estado bebiendo una botella de agua, al dejarla en el suelo la habría puesto al lado de mi pierna derecha. Así que siguiendo las teorías de la conspiración, diré que hay un tío a la izquierda que también puede que sea diestro. Ya me he llevado suficiente culpa por este suceso", bromeaba el actor señalando al intérprete que estaba sentado a su izquierda y del cual no se sabe ni a qué personaje daba vida.

Y además