Marvel revela la verdad que se esconde tras el título de su último evento y adelanta el "Día del Juicio"

El Día del Juicio - Marvel Comics

El último gran evento de Marvel, AXE: Judgment Day, revela la verdad que se escondía detrás del título. ¿Qué significaba ese "Día del Juicio"?

Los Vengadores, los X-Men y los Eternos están en guerra. Solo con esta frase, ya debería bastar para justificar que el título elegido para el último gran evento de los cómics de Marvel haya sido «Día del Juicio». Básicamente, eso es lo que está pasando, aunque ya nos habían advertido de lo que iba a suceder hace mucho tiempo.

El evento ha culminado aquí, en una cruenta batalla que enfrenta a los Eternos con los X-Men. Los Vengadores tratan desesperadamente de mantener la paz, funcionando como una especie de mediadores, pero con el miedo de acabar siendo destruidos por ponerse en medio.

Sin embargo, si creíamos que la pelea entre tres grupos de héroes superpoderosos justificaba el título elegido por Marvel Comics… ¡Nada más lejos de la realidad! El segundo número de AXE: Judgment Day ha revelado el misterio que se esconde detrás de ese nombre. Su auténtico significado. Damas, caballeros. El día del juicio final es verdad.

La Tierra tiene 24 horas. Ni una más ni una menos. El destino de la Tierra recae ahora en manos de los todopoderosos Celestiales, seres cósmicos que decidirán nuestro futuro mientras los demás observamos, impasibles, ante un evento de proporciones tan épicas que justifican verdaderamente el título seleccionado.

En este segundo número de AXE: Judgment Day, Iron Man se ha visto obligado a despertar a la Montaña de los Vengadores, que se encuentra dentro del Progenitor Celestial. Su misión fracasa estrepitosamente cuando el Celestial ve a los tres grupos en guerra e inmediatamente pone fin a su lucha con un anuncio terrorífico:

La viñeta del número 2 de AXE: Judgment Day

Un anuncio que escucha todo el planeta. «Tenéis 24 horas para justificaros», amenaza. «Si hay más justicia que maldad, viviréis. Pero si falláis, no habrá mañana». Así pues, la guerra entre X-Men y Eternos —con los Vengadores de invitados— se ha transformado ahora en una batalla por la supervivencia de la Tierra de Marvel.

¡Menudo giro de guion para la narrativa de la historia!

Visto lo visto, ese «Día del Juicio» contenía mucha más verdad de lo que habíamos imaginado. En un principio, dimos por hecho de que se trataba de un interesante movimiento de marketing para vender este nuevo crossover de Marvel. No obstante, las cosas se han puesto extraordinariamente serias en un giro de los acontecimientos.

Ahora, el «Día del Juicio» se ha tornado en algo literal. El componente teológico contiene el agravante de que ha sido una especie de Dios —o lo más parecido en el Universo Marvel— el que ha anunciado su llegada.

Probablemente, los Celestiales van a castigar a los Eternos por haberse pasado de la raya. Sin embargo, los X-Men han tensado mucho la cuerda de la divinidad gracias a su máquina de la resurrección. Prácticamente, se han convertido en seres inmortales.

 

Sea como sea, los tres grupos de superhéroes están condenados a entenderse si no quieren que el planeta estalle en cualquier momento. Más allá de sus egos, sus conflictos personales y sus intereses espurios… Hay millones de vidas en juego.

Y además