En Netflix descartan, por ahora, apostar por el deporte en streaming porque "no es rentable"

Netflix

Ted Sarandos, codirector de Netflix, no cierra por completo la puerta, pero no ve potencial en incluir deportes en la plataforma.

El mercado del streaming cada vez está más saturado y fuerza a las diferentes plataformas a buscar alternativas para reclamar la atención de sus clientes potenciales. Esto es algo que incluye, naturalmente, a Netflix.

La plataforma líder del sector ha tenido un accidentado 2022, con una caída importante de suscriptores en los dos primeros trimestres, aunque se ha recuperado en el tercero.

Sin embargo, el sonido de las alarmas ha llevado a Netflix a buscar opciones de mejorar su potencial más allá de su contenido original.

Y es que Netflix es bien conocida por sus series y por alguna que otra película original que ha logrado destacar, como Roma o No mires arriba. Este año, en lugar de buscar otro atractivo en forma de contenido, la compañía ha optado por el plan con publicidad y por controlar si  compartimos nuestra cuenta fuera del núcleo familiar.

El deporte no está en los planes de Netflix, por ahora

Una de las alternativas que plataformas como Prime Video o Apple TV+ han encontrado es el deporte. Amazon ha invertido miles de millones en la NFL, mientras Apple ha puesto sus fichas en la Major League Baseball y la Major League Soccer.

En Netflix, sin embargo, creen que su actual contenido original, películas, series y algunos juegos, es más que suficiente para que la gente quiera mantener activa su cuenta en la plataforma.

Ted Sarandos, codirector de Netflix, ha destacado en su comparecencia en la UBS Global TMT Conference de Nueva York (a través de Variety) que no consideran que el deporte genere beneficios suficientes como para ser rentable para ellos.

"No hemos visto una ruta de ganancias para alquilar grandes deportes. [...] No somos antideportes, solo estamos a favor de las ganancias. Netflix puede volverse el doble de grande sin recurrir a los deportes".

A pesar de sus declaraciones, Sarandos abrazó la máxima de "nunca digas nunca", dejando entreabierta la posibilidad de que, en un futuro, Netflix invierta en contenido deportivo para sus millones de suscriptores.

Por ahora, el siguiente paso de la plataforma es el citado control de cuentas compartidas, que entrará en funcionamiento a principios de 2023 para intentar reclamar a esos "100 millones de usuarios que disfrutan de Netflix a través de cuentas ajenas o compartidas".

Y además