Ir al contenido principal

Remnant: From the Ashes - ¿Cuál es la mejor clase para empezar?

Remnant From the Ashes
Si acabáis de empezar a jugar a Remnant: From the Ashes, os ayudamos a elegir clase (o arquetipo): ¿cazador, exseguidor de secta o chatarrero? Sólo uno se puede considerar "el mejor".

Desde ayer están disponibles los juegos de PS Plus de marzo de 2021, entre los que se incluye Remnant: From the Ashes. Este título desarrollado por los Gunfire Games (actuales responsables de la saga Darksiders) se lanzó en 2019 y se convirtió en un éxito inesperado gracias a su mezcla de acción en tercera persona, elementos multijugador y estilo soulslike. Si no lo habéis hecho todavía, os invitamos a leer nuestro análisis de Remnant: From the Ashes.

Y dado que con su llegada a PlayStation Plus mucho jugadores van a internarse por primera vez en este universo postapocalíptico, hemos decidido preparar una guía para ayudaros con una de las primeras decisiones que debéis tomar: ¿cuál es la mejor clase de Remnant From the Ashes?

Tras crear a vuestro personaje, superar una breve introducción y llegar a la Base 13, os indicarán que debéis encender el generador para restaurar la energía. Dirigíos al lugar indicado para conocer a Ace, quien os entregará vuestra primera arma y abrirá la opción de elegir clase, o arquetipo, como lo denominan den el juego.

En Remnant: From the Ashes hay tres clases iniciales: cazador, exseguidor de secta y chatarrero. Atendiendo a la descripción de cada una, se puede extraer que el cazador está orientado al combate a distancia, el exseguidor de secta al combate a media distancia y el chatarrero al combate cuerpo a cuerpo. Pero antes de que elijáis según estas preferencias, hay varios aspectos importantes a tener en cuenta.

Lo primero es que la elección de clase en Remnant: From the Ashes no es tan importante como en otros juegos similares, al menos no inicialmente. Esto se debe a que las armas, armaduras y habilidades del resto de clases se pueden adquirir unos diez minutos después de empezar la partida, así que aunque elijáis chatarrero, no vais a tardar en poder comprar el rifle de caza y la espada del cazador. Y lo mismo se aplica a los modificadores iniciales.

Ahora bien, existe un aspecto del que no nos hablan en esa descripción inicial y que sí es muy importante a la hora de escoger clase en Remnant: From the Ashes: se trata de los rasgos. Se trata de ventajas en las que podemos invertir puntos para mejorar aspectos específicos. Por ejemplo, todos los personajes comienzan con los rasgos vigor y aguante, y al invertir puntos aumentan la salud y la resistencia respectivamente. 

Hay un gran número de rasgos, algunos esperando a ser recogidos en lugares específicos y otros que dependen de nuestra suerte "farmeando". Y ahí está la clave que determina cuál es la mejor clase de Remnant: From the Ashes. Además de vigor y aguante, cada clase comienza con un rasgo que las otras no tienen: 

  • Caminante sombrío, el rasgo del cazador, reduce la percepción de los enemigos. El sigilo apenas tiene cabida en Remnant, así que es con toda probabilidad el rasgo menos útil.
  • Guerrero, el rasgo del chatarrero, aumenta el daño de los ataques cuerpo a cuerpo. Si os gusta ensuciaros las manos no es una mala idea, aunque por lo general es preferible combatir a distancia.
  • Espíritu, el rasgo del exseguidor de secta, aumenta la velocidad a la que se genera energía de modificador. Esto significa poder utilizar más a menudo los modificadores de armas, algo clave a la hora de pelear.
Remnant From the Ashes

Espíritu no es sólo el rasgo más útil; también es el más complicado de obtener. Como con el resto de armas y habilidades, los rasgos de las otras clases también se pueden conseguir jugando. Caminante sombrío y guerrero son relativamente fáciles de obtener, pero espíritu os va a llevar unas cuantas horas de farmeo...

Esto convierte a espíritu en el rasgo inicial más recomendable, o dicho de otra forma: el exseguidor de secta es la mejor clase de Remnant: From the Ashes.

Así que ya lo sabéis, si acabáis de empezar a jugar a Remnant o pensáis hacerlo, no lo dudéis y escoged como clase inicial al exseguidor de secta. Incluso aunque su aspecto o armas no os convenzan, podréis conseguir las de las otras clases en unos minutos y tendréis en vuestra posesión uno de los rasgos más útiles y difíciles de obtener de toda la aventura.

Y además