Ir al contenido principal

Silent Hill 4 The Room ya disponible en GOG para PC

Silent Hill 4 The Room GOG
Silent Hill 4 The Room, que se lanzó originalmente en 2004 en PS2 y Xbox 360, ya está a la venta en GOG.com, la tienda que rescata clásicos para jugarlos en ordenadores actuales. Os contamos todos los detalles...

Hace una semana Konami confirmaba la llegada de Metal Gear Solid 1 y 2 y otros clásicos a GOG, y hoy por la mañana saltaba la calificación por edades de otro de sus éxitos. Y ahora ya es oficial: otro clásico de Konami, ni más ni menos que Silent Hill 4 The Room, ya está a la venta en la tienda GOG, o Good Old Games, donde se atesoran y se vende a precios ajustados viejas glorias del videojuego adaptadas para que funcionen en las máquinas actuales.

Este nuevo lanzamiento se suma a Metal Gear, Metal Gear Solid, Metal Gear Solid 2 Substance y KONAMI Collector's Series Castlevania y Contra (que incluye Castlevania, Castlevania II: Simon's Quest, Castlevania III: Dracula's Curse, Contra y Super C) y como los títulos más modernos de Konami en dicha tienda, Silent Hiill está a la venta en GOG por 9,99 euros.

No está de más recordar que como el resto de juegos de GoG,  Silent Hill 4 The Room para PC no requiere conexión a Internet ni activación (DRM FREE), y sólo necesita un equipo modesto para correr (siempre que el SO sea Windows 7, 8 y 10, y con un procesador a 1.8 GHz, 2 GB de RAM o gráfica compatible con DirectX 9.0c y 256 MB de VRAM). Ocupa 5 GB de almacenamiento en disco duro.

La buena noticia es que en esta ocasión, la versión de Silent Hill 4 The Room de GOG cuenta con los textos en castellano, algo que no sucedía con otros de los clásicos de Konami lanzados anteriormente y que sin duda permitirá a muchos jugadores de PC reencontrarse, o disfrutar por primera vez, de este clásico del survival.

Y para quien aún no los haya podido disfrutar del último juego creado por el Silent Team original, Silent Hill 4 The Room sigue siendo una propuesta interesante dentro del género, que introdujo algunos elementos diferenciadores, como el apartamento, que lo convierten en un título a reivindicar. Si no lo disfrutaste en su día... ¿a qué estás esperando?

Y además