Ir al contenido principal

Skull & Bones está en fase alfa: revelados detalles de su problemático desarrollo de ocho años

skull & bones

Kotaku analiza la situación de Skull & Bones con declaraciones de empleados de Ubisoft, aportando detalles de su problemático desarrollo que comenzó hace ocho años, pero que ha cambiado muchas veces de rumbo. Ubisoft confirma que sigue en marcha, y está en fase alpha.

Han pasado cuatro años desde su presentación en el E3, otros cuatro años más desde que comenzara su desarrollo, pero Skull & Bones sigue siendo uno de los mayores misterios en Ubisoft, desarrollado en Ubisoft Singapore. 

Uno que Ubisoft lleva años sin hablar de él, más allá de tímidas menciones en informes financieros que han ido pateando la fecha de lanzamiento más y más lejos: un informe de mayo de 2021 dice que saldrá "antes de abril de 2023".

Varios medios han reportado que el juego ha sido reiniciado, algo que su nueva directora creativa, Elisabeth Pellen, cuasi confirmó cuando dijo que "se encuentra en producción con una nueva visión". 

Pellen, por cierto, tomó el timón de Skull & Bones después de que el anterior gerente de Ubisoft Singapur, Hughes Ricour, fuera destituido en la depuración de la compañía tras los casos de abuso.

Los constantes cambios de rumbo de Skull & Bones

Hoy, es Kotaku el que publica un nuevo artículo, con declaraciones anónimas de una veintena de desarrolladores y exdesarrolladores de Ubisoft, intentando arrojar luz sobre este navío. ¿Está definitivamente encallado?

Un comunicado fue enviado a Kotaku por Ubisoft afirmando que el juego acababa de llegar a la fase alpha, y el equipo está orgulloso con el progreso. "Dicho eso, cualquier especulación infundada sobre el juego solo contribuye a desmoralizar al equipo, que trabaja tan duro para desarrollar una ambiciosa nueva franquicia".

Skull and Bones

Skull & Bones comenzó su desarrollo en 2013, como un componente multijugador de Assassin's Creed IV Black Flag, con el que compartía ambientación pirata, pero pronto tomó vida propia como un MMO, que tuvo nombres en clave como Project Liberté y Black Flag Infinity antes de bautizarse con su nombre definitivo.

No obstante, la tecnología de Black Flag quedó obsoleta enseguida (justo comenzaba la generación de PS4 y Xbox One), y los huecos tecnológicos se hacían más graves porque el proyecto nunca avanzó mucho tiempo con una decisión concreta.

Assassin's Creed Black Flag

Hubo muchas fases que no pasaron de ideas conceptuales, pero que tomaron mucho tiempo a los empleados de Singapur: pasó de ambientarse en el Caribe, luego al océano Índico, e incluso luego tuvo elementos fantásticos, incluyendo una "catedral en el agua" inspirada en la leyenda de Libertalia, a un mundo llamado Hyperborea, inspirado en Sid Meier's Pirates!

"¿Juegas como un pirata o como un barco?"

La jugabilidad también cambiaba, según daban más o menos pesos a las partes en tierra firme y se cambiaban los enfoques de su multijugador online. Una pregunta frecuente en las reuniones de diseño eran: "¿juegas como un pirata o como un barco?".

En 2017 decidieron abandonar la idea del MMO para hacerlo más parecido a Rainbow Six Siege, como un shooter con barcos en arenas pequeñas. Posteriormente, volvieron a darle un mapa al estilo The Division con elementos PvE. 

Assassin's Creed Black Flag

En 2019, los juegos de supervivencia como Rust o ARK inspiraron nuevas mecánicas de crafteo, intercambio de objetos y gestión de recursos, penalizando la muerte como si fuera un roguelike. 

Los últimos testimonios hablan de un nuevo cambio de rumbo, pero nadie se atreve a aventurar si será el definitivo, afirmando que el juego sigue evolucionando. 

"Si Skull & Bones fuera de algún competidor, ellos ya lo habrían matado 10 veces", dijo un desencantado exempleado. Según Kotaku, si preguntas a cinco desarrolladores de Skull & Bones por qué el desarrollo se torció, te darán diez respuestas diferentes

Falta de liderazgo; ambición desmesurada para un estudio relativamente joven como Ubisoft Singapore, sin experiencia en AAA; un desarrollo apresurado; cultura tóxica (como atestiguan muchas de las  críticas en Glassdoor de Ubisoft Singapore).

En 2015, trabajaban en Skull & Bones 100 personas. En 2019, había 400. Pero el equipo se hartaba, y no por sesiones de "crunch", sino porque cada vez resultaba más evidente que tu trabajo podía acabar tirado por la borda, sumado a lo desmoralizante que era trabajar durante años en algo que no veía la luz al final del túnel. 

No sabemos mucho del nuevo rumbo que ha tomado el juego, pero quizás este año revulsivo en todo Ubisoft ha contribuido a encauzar el proyecto. Quizás incluso se puede considerar Skull & Bones un adelantado a su tiempo: un juego como servicio que llega justo cuando el estudio, conocido por sus superproducciones AAA, apuesta ahora más por los juegos free to play y juegos como servicio, como Tom Clancy's XDefiant.

Sin ir más lejos, Assassin's Creed parece haber tomado esa ruta con Assassin's Creed Infinity (y que aparentemente ha causado rechazo entre muchos empleados de Ubisoft). Y en cualquier caso, no es el único proyecto de AAA que lleva años perdido en el firmamento. Hoy hemos conocido también que Beyond Good and Evil 2 está pasando por una especie de reinicio...

Dado que toda la información que dieron en el E3 de 2017 y 2018 ha quedado obsoleta, ¿cómo os gustaría que fuese Skull & Bones cuando salga finalmente -se supone- en 2023?

Fuente: Kotaku

Y además