Wismichu confirma que Bocadillo forma parte de un documental

Bocadillo, película de Wismichu

El pasado fin de semana, durante el Festival de Sitges, se vivió una de las últimas grandes polémicas de internet: la proyección de Bocadillo, la supuesta primera película del youtuber Wismichu. 

En dicha proyección, periodistas y público, entre ellos muchos de los fans del youtuber, presenciaron como una secuencia de tres minutos de duración se repetía en bucle en la pantalla grande a lo largo de casi una hora. En la entrada de la sala, un cartel avisaba de que se iba a grabar todo lo que sucediese dentro de la misma. Con todos estos ingredientes empezó la especulación, que finalmente ha sido resuelta por el propio youtuber: la proyección troll de Bocadillo formará parte de un documental para criticar a la industria del cine, la prensa y a la propia audiencia que estará dirigido por Carlo Padial (Algo muy gordo).

Películas de Gaspar Noé, ganador del Festival de Sitges 2018

Así lo ha explicado Ismael Prego (el nombre real de Wismichu) en un nuevo vídeo que ha subido a su canal de Youtube, en el que asegura que desde el primer momento ha dejado claro que Bocadillo no iba a ser una película real, ya sea en el propio cartel de la cinta, el tráiler, sus redes sociales o las entrevistas que ha concedido a los medios de comunicación. Pero si hay algo que de verdad le ha sentado mal al Youtuber, es la publicación del precio de la entrada a la sala, en teoría de 11 euros, pero que en realidad solo costaba 4,5, un precio impuesto por el propio Festival de Sitges del que Wismichu dice no haber sacado nada e incluso haberse negado a que se cobrase. 

Al final del vídeo, en el que lanza palos a diestro y siniestro incluso a sus propios suscriptores, Wismichu pide perdón a todos aquellos que se hayan sentido ofendidos por la proyección de Bocadillo y promete buscar la manera de compensar a los que acudieron al Festival de Sitges con un pase privado del documental completo, que se estrenará a finales de este año o principios del siguiente.

 

Y además