comprar televisor

¿Hay por aquí algún incondicional del formato físico? ¿Eres de los que les gusta comprar el juego con su caja y admirarlo colocado en la estantería, esperando el momento litúrgico de quitarle el precinto? 

¿Cómo los ordenas? ¿Por orden alfabético, por género, por compañías? O quizá los vas colocando según van llegando, sin un orden concreto… Personalmente, yo he pasado por todas las fases y el orden alfabético puede ser peor que una tendinitis en el pulgar (que también he sufrido), cuando te llega el A Plague Tale, por ejemplo… 

¿Sigues comprándolo todo en formato físico? A mí se me han ido quitando las ganas, y las ansias, con el paso de la de las generaciones. A lo mejor es que me hago mayor y pasar el polvo por las estanterías cargadas de juegos se me hace cuesta arriba… 

A lo peor, es que me estoy cansando de que tener un juego en físico no sea más que eso, un tic, un gesto vacío, poco práctico y, si me apuras, de escasa utilidad. Porque es que no compras un juego, compras la promesa de uno. 

Bienvenidos a un futuro ¿sin formato físico?

Uno que luego tienes que descargar de internet para que funcione como realmente debe funcionar. Uno que no es funcional hasta que te bajas el parche del Día 1, y que no va del todo bien hasta que los usuarios lo hemos testeado y llegan nuevos parches que solucionen los problemas.

Cuando mi hijo era pequeño yo usaba muchos parches para los pantalones, rodilleras básicamente, pero creo recordar que los sacaba impecables de la tienda cuando los compraba… 

No me extraña que el formato físico vaya perdiendo fuelle a favor de una venta digital que es mucho más etérea, pero que al final es más práctica. Porque sí, es verdad que cuando las tiendas digitales echen la persiana nos habremos quedado sin nada, pero es que nos va a pasar igual con los juegos físicos, muchos de ellos rotos sin los remiendos online.

Si saco un juego de, pongamos, Super Nintendo, lo puedo volver a jugar, con sus virtudes y sus defectos. Y será el mismo juego que jugué hace 30 años (aunque seguramente no será el mismo que recuerdo). Sin embargo, ¿qué pasará si en 20 años mi hijo quiere jugar a alguno de, pongamos, PS3? (estuvimos a puntito de perder su Store hace nada).

cartuchos N64

Contra toda lógica, pese a que termino guardando los juegos en cajas en el trastero con el paso de las generaciones, no puedo evitar seguir comprando en físico. ¿Será algún tipo de TOC? Luego pierdo los juegos (normalmente, en la caja del anterior huésped de la consola), erijo montoncitos de cajas y, cuando el desorden me come, reniego guardándolas, sin respetar el criterio con el que las ordené…

Pero me gusta comprar en físico, mucho más que en digital. ¿Será cosa de la edad? Eso sí, me he vuelto mucho más selectiva y ya no compro en físico todo lo que me hace ojitos, ya solo compro lo que sé que quiero tener. Supone un esfuerzo, pero, creedme, se puede. Si yo he podido (la menos disciplinada de los mortales), cualquiera puede.

Juegos que me gustan mucho (aunque algunos sean inconfesables), ediciones con su aquél (no me digáis que no mola cuando la caja no viene monda y lironda e incluye un manual, un libreto, unas pegatinas…), juegos completos (aunque no siempre es fácil saber si una edición definitiva viene de verdad completa en el disco).

Sifu

Si me dijeran que la edición física de cualquier juego se va a retrasar tres meses respecto a su lanzamiento digital para incluir todos los parches que afecten al rendimiento, de verdad que no me importaría esperar. 

¿Será el futuro un híbrido entre la cultura digital y la física? Con servicios como Games Pass y PlayStation Plus Premiun podríamos jugar y jugar sin comprar absolutamente nada. Tirar de biblioteca y disfrutar. Sumadle Nintendo Switch Online para disfrutar de auténticos clasicazos en HD.

A los que nos siga gustando el físico, nos podían dar el gusto de lanzar ediciones cuidadas que nos hagan sentir que hemos comprado algo especial, que nos hagan estar orgullosos de nuestra compra y que no se vayan a los 200 € de algunas ediciones especiales que, como dice Alberto Lloret, se han “desespecializado”.

Podría ser un futuro que contente a todo tipo de usuarios. Un futuro que ya se ha hecho presente en el cine y en la música, que está atrapando a la literatura y que tiene al alcance de la mano al videojuego. Un futuro digital, con extras físicos.

Suscripción Retro Gamer Sword of Ianna DX

No me compraría un juego, me compraría una experiencia: con un libro de arte, con unas tarjetas, con una caja especial del modo que fuera…

Y permitidme una cuña publicitaria. Si sois viejunos como yo y os gusta lo físico, pero bien hecho y con gusto, atentos a la oferta de suscripción de Retro Gamer. Bueno, y si no sois viejunos, pero os atrae lo retro, echadle un ojo también…

Y además