Imagen de perfil de Clara Castaño Ruiz
La opinión de
Clara Castaño Ruiz

PlayStation Experience 2017 - Una oportunidad perdida para Sony

Es posible que fuéramos con demasiadas emociones, que esperáramos demasiado de Sony o que la compañía levantará demasiadas expectativas sobre su PlayStation Experience 2017, pero lo cierto es que la conferencia de apertura no ha resultado como todos esperábamos y los posteriores paneles tampoco han aportado demasiada luz a los juegos que están en desarrollo para PS4, PlayStation VR y, quién sabe si, para PS Vita.

Hace tres años, Sony nos sorprendía anunciado que iba a tener un evento propio en el que presentaría sus últimas novedades. Al más puro estilo del E3, la compañía nos ofrecía espectáculo y vendía ilusión a los fans de la marca con los anuncios de Uncharted 4: El desenlace del ladrón, el remake de Final Fantasy VII, Crash Bandicoot, Uncharted: El Legado Perdido, The Last of Us: Parte II... ¿Qué ha pasado en la PlayStation Experience 2017? ¿Dónde estaban las fechas de lanzamiento de God of War o Detroit: Become Human?... 

Puede que Sony nos tenga mal acostumbrados, el E3 2015 y E3 2016 fueron fantásticos para la compañía con grandes anuncios que emocionaron a los fans y es posible que, por eso, le exigiéramos lo mejor para la PlayStation Experience 2017. Sin embargo, hay que reconocer que ya desde el formato elegido, esta PSX no ha satisfecho nuestras necesidades. Los aficionados esperaban tráilers, fechas de lanzamiento y no una charla de sofá de casi dos horas con diferentes invitados y casi sin intercalar vídeos. Hasta la demo en directo de Detroit: Become Human resultó surrealista, ya que es la misma que vimos en el E3 2016 y que hemos podido probar en diferentes ferias. Ni la aparición de Hideo Kojima levantó el animo de los asistentes, hasta el creador japonés parecía incómodo de tener que informar sobre su juego. 

¿Por qué cambiar lo que funcionaba? Sony anunció que el evento de presentación de la PlayStation Experience iba a ser más corto de lo normal, aunque por el formato elegido no lo consiguieron. El resultado fue un evento soso y tedioso que ha dejado la conferencia de EA en el E3 2017 en un mejor lugar. La PlayStation Experience 2017 era el lugar ideal para mostrar nuevos juegos y anunciar fechas de lanzamiento de títulos importantes. Todos los ojos estaban puestos en ellos, pero Sony dejó pasar la oportunidad. 

Tampoco ayudó que el tráiler de Death Stranding y el de Dream se habían visto en The Game Awards 2017, por lo que el evento de Sony quedó en segundo plano. De hecho, todo el ambiente en la presentación era extraño. No se aportó información adicional, más allá de que God of War tendrá una duración de entre 25-35 horas, Detroit: Become Human saldrá en la primavera de 2018, Days Gone estará disponible el año que vine o que The Last Guardian tendrá una experiencia en realidad virtual. No deja de ser curiosa esta estrategia cuando es un evento por el que los fans de la marca pagan por asistir

La única sorpresa destacable de la PlayStation Experience 2017 fue el anuncio de la remasterización de MediEvil. El regreso de Sir Daniel Fortesque era algo que los fans deseaban, pero todavía no sabemos su fecha de lanzamiento en PS4. Lo dejaron para el final de la conferencia inaugural y nos cabe la duda de si no lo podrían haber anunciado en los mismos The Game Awards 2017. 

Sólo nos explicamos este cambio tan radical de formato en la Playstation Experience por las declaraciones que Sony realizó hace unas semanas en las que reconocía que algunos títulos se habían anunciado demasiado pronto y no quiera enseñar juegos que no van a salir hasta dentro de dos o tres años, pero entonces no entendemos la presencia de Death Stranding que se supone no va a salir hasta dentro de bastante. 

En donde sí hemos rascado un poco es en los paneles posteriores de The Last of Us: Parte II o Ghost of Tsushima, aunque tampoco mucho. Se suele decir que si algo funciona, no debes cambiarlo, y eso es algo que podemos aplicar fácilmente a la PlayStation Experience 2017. Una ocasión perdida para Sony y un evento que tendrá que recuperar su esencia el año que viene, si es que se celebra. 

Lecturas recomendadas