Tape it Up!

Bienvenidos a una nueva edición de Placeres Móviles, la sección de opinión en la que os hablo de juegos para móviles poco conocidos que he descubierto recientemente y me tienen enganchadísimo. El juego de hoy es: Tape it Up!

Dada la buena acogida (sic) que tuvo la primera parte de Placeres Móviles, la nueva sección que me he inventado sin pedirle permiso a nadie, hoy estoy de vuelta con el último juego que he descubierto en la Play Store de Android y al que estoy absolutamente enganchado. Por eso se llama Placeres Móviles: porque suena como "placeres culpables", pero son juegos para móv... Sí, ya me callo. 

El juego en cuestión es Tape it Up!, que sólo se me ocurre describir como "una experiencia sobre sellar cajas con estilo arcade". Seguramente lo de sellar cajas no sea la mejor manera de vendéroslo, pero si confiáis en mí (ja ja ja), seguid leyendo.

Tape it Up!

La mecánica de Tape it Up! es sencillísima: controlamos una especie de máquina selladora cargadita hasta los topes de cinta adhesiva y debemos sellar todas las cajas que van llegando a través de una cinta transportadora que no se detiene en ningún momento.

Sólo debemos preocuparnos de desplazarnos a izquierda o derecha (deslizando sobre la pantalla táctil) a medida que llegan las cajas, porque si "caemos" a la cinta se acaba la partida. Fácil, ¿no? Como ya he dicho la mecánica es sencilla hasta decir basta, pero también tremendamente adictiva.

 

Quizás sea por lo bien diseñado que está, por lo bien que responden los controles, por lo agradable que es el pixel-art o sencillamente porque el proceso de sellar cajas resulta muy placentero, pero jugar a Tape it Up! es muy satisfactorio

Además, y como probablemente ya estáis imaginando, tiene más miga de lo que parece. Para empezar, si queremos conseguir buenas puntuaciones debemos realizar cadenas de "perfects". Para ello, debemos saltar de una caja a otra en el momento exacto en que termina el sellado... lo que supone aguantar hasta el último momento (es más difícil de lo que parece, os lo aseguro).

Tape it Up!

Además, durante el recorrido podemos toparnos con diferentes bonus a recoger: monedas, letras que componen la palabra FEVER, cajas que nos otorgan un power-up al azar, cajas que permiten avanzar varios niveles de golpe... 

Pero mis favoritas son unas misteriosas cajas negras que, una vez caemos dentro, activan algo que sólo se puede describir como una fase de jefe. La melodía que las acompaña es increíble. Bueno, en general toda la banda sonora es muy pegadiza, pese a ser bastante limitada.

Tape it Up!

Para ponerle la guinda al pastel, podemos desbloquear un montón de avatares diferentes. Y no se trata sólo de un cambio estético: los efectos de sonido, el fondo de los escenarios o incluso el tipo de cinta adhesiva también son únicos en función del personaje. Hay muchos, son todos muy diferentes y están sorprendentemente trabajados.

En relación a esto, Tape it Up! tiene algo muy llamativo: en ocasiones, se nos permite probar durante una partida alguno de los avatares que aún no hemos desbloqueado. Me parece una idea buenísima, pues así descubrimos cosas nuevas que nos invitan a seguir jugando.

Tampoco es que le haga mucha falta, porque Tape it Up! ya se ha convertido en mi nuevo juego de los ratos libres. Y ahora, también puede ser el vuestro. Lo podéis descargar de manera gratuita en Play Store (Android) y App Store (iOS)

Si le dais una oportunidad, contadme por Twitter, en los comentarios de la web o por correo ordinario qué os ha parecido. Volveré pronto con más Placeres Móviles (¡o no!).

Y además