Ir al contenido principal
Análisis de Astro City Mini
Reportaje

Astro City Mini, análisis y experiencia de uso de la mini recreativa en la versión distribuida en Europa

Probamos la versión europea de Astro City Mini, la mini recreativa de Sega Toys que ya está disponible de manera oficial en Europa desde finales de junio gracias a Just for Games, una compañía gala que la distribuye en el viejo continente. ¿Hay diferencias con la versión japonesa? ¿ha mejorado alguna cosa respecto al modelo japonés? Vamos a verlo.

Como parte de las celebraciones de su 60 aniversario, Sega realizó diversos anuncios y lanzamientos, entre ellos Game Gear Micro, o casi a finales de 2020, el lanzamiento de Sega Astro City Mini.

Esta mini máquina recreativa, de apenas un palmo de alto, rinde homenaje a uno de los muebles arcade más exitosos de Sega de 1993, el Astro City, reconocible por su mueble blanco, y palanca y botones verdes. 

En un primer momento, esta mini recreativa iba a ser algo exclusivo del mercado japonés, pero finalmente también ha llegado a Europa de la mano de la compañía gala Just for Games, quienes se han hecho con los derechos de distribución a nivel europeo. 

Una "maquinita" que se ha sumado a éxitos anteriores como Mega Drive Mini, y que intentaron hacerse un hueco en el creciente mercado de las "mini recreativas", dónde ya hemos disfrutar de atractivos lanzamientos como Neo Geo Mini  o Capcom Retro Station, máquinas dedicadas como Space Invaders.

Pero, como vamos a ver en este análisis de Astro City Mini, el caso de la recreativa de Sega es especial por numerosos motivos. Además, vamos a ver las diferencias y similitudes con el modelo japonés que probamos hace unos meses. ¿Listos?

Hazte con tu Sega Astro City Mini versión europea al mejor precio 

Para quien aún no lo sepa, Sega Astro City Mini es una mini recreativa que recopila un total de 37 juegos de la historia recreativa de Sega con la apariencia de uno de los muebles más exitosos del casa. 

Astro City Mini ocupa 1/6 del tamaño del mueble original, y por tanto, cabe perfectamente en un escritorio, una estantería... Como su nombre adelanta, es "mini", aunque no es la más mini que hemos probado. Mide 17,5 cm (alto) x 13 cm (ancho) por 17 (profundo). Casi como un juego de PS4 de alta.

Análisis Sega Astro City Mini distribuida en Europa

El mueble en sí es una auténtica preciosidad, con todos los detalles de la recreativa original, desde la banda luminosa de la marquesina a los altavoces de la parte superior o los vinilos de los laterales y, por supuesto, la palanca y sus característicos botones verdes.

La construcción del mueble de Astro City Mini es muy robusta, está muy bien construido (no transmite ser endeble), y se asienta perfectamente en cualquier superficie gracias a los remates antideslizantes de la parte inferior. Por mucho que la zarandees, no se moverá...

Astro City Mini cambios versión europea

De hecho los componentes y materiales son los mismos del mueble original, incluida la palanca y los 8 botones, que son de la prestigiosa marca Sanwa, El tacto y respuesta son como los de una máquina recreativa, con el característico "click" de los interruptores al pulsar una dirección o botón.

Aparte de las dimensiones, la principal diferencia respecto al mueble original radica en la pantalla: en Astro City Mini es panorámica de 3,9", cuando en el mueble original la relación de aspecto era 4:3.

Esto, a la hora de jugar se traduce en que veremos unas bandas negras a ambos lados de la imagen, aunque en los ajustes (que repasaremos más adelante), podemos activar unos fondos de pantalla para que al menos no sean simples bandas negras y aparezca en su lugar un detalle gráfico estático.

Análisis Astro City Mini review european unit

La decisión de montar una pantalla de 4" panorámica probablemente se deba más a una cuestión de costes y disponibilidad en el mercado que a otra cosa, y quizá porque producir hoy día una pantalla de ese tamaño con proporción 4:3 salga más caro que una 16:9.

No obstante, aún con los bordes negros, lo cierto es que la pantalla tiene una calidad muy buena: deja unos gráficos nítidos y tiene buenos niveles de brillo y contraste. Y lo mismo puede decirse de los altavoces: dejando un sonido bastante contundente para el tamaño del dispositivo.

Opinión Sega Astro City Mini europea

Por último, por temas estéticos, la parte trasera esconde todos los puertos (dos USB para mandos, de los que hablaremos más adelante), el puerto microUSB de alimentación (incluye el cable USB, no el enchufe), salida para auriculares y HDMI para conectarlo a una pantalla, junto al botón de power.

Dicho de otro modo, desde el punto de vista de hardware, Sega Astro City Mini es una gran pieza de hardware y bien construida, pensada para durar muchos años. No ofrece, eso sí, opciones de expansión de ningún tipo. Pero vayamos a lo importante: los juegos.. 

8 consolas nuevas llegarán en 2021, ¿las conoces todas?

Juegos incluidos en Sega Astro City Mini

  • Virtual Fighter
  • Space Harrier
  • Rad Mobile
  • Fantasy Zone
  • Altered Beast
  • Golden Axe
  • Golden Axe – The Revenge Of Death Adder
  • Alien Syndrome
  • Alien Storm
  • Wonder Boy
  • Wonder Boy In Monster Land
  • Wonder Boy III Monster Lair
  • Shinobi
  • Shadow Dancer
  • Cyber Police Eswat
  • Crack Down
  • Gain Ground
  • Quartet 2
  • Puyo Puyo
  • Puyo Puyo 2
  • Columns
  • Columns II
  • Stack Columns
  • Bonanza Bros.
  • Tant-R
  • Ichidant-R
  • Thunder Force AC
  • Sonic Boom
  • Dottori Kun
  • Flicky
  • Sega Ninja
  • My Hero
  • Arabian Fight
  • Dark Edge
  • Cotton
  • “Alex Kidd with Stella The Lost Stars”
  • Scramble Spirits

La selección de juegos sólo se puede catalogar de "ecléctica" y como suele suceder con este tipo de máquinas, dependiendo de tu paladar, puede que te guste... o no. Es algo puramente subjetivo.

Eso no quita que, en este caso, haya algunos aspectos que pueden enamorar y otros chirriar. Entre estos últimos, aunque Astro City es un mueble de 1993, la selección incluye juegos de los 80, y repasa muchos de los hitos recreativos de Sega, e incluso rescata un arcade inédito como es Dottori Kun.

Como suele suceder en casi toda compilación, no están todos los que son, ni son todos los que están... Uno de los grandes ausentes es Out Run, quizá porque es un juego de conducción y con el stick se controlaría "regular" (algo que se desmonta solo al incluir Rad Mobile de System 32 en Astro City Mini ).

Rad Mobile Sega Astro City

Del mismo modo, hay algunos títulos que cuentan con hasta tres juegos (como Columns) o dos (Puyo Puyo o Golden Axe). Los que no amen los puzles, podrán argumentar que con un único exponente de cada saga habría bastado. Como decimos, todo depende de los gustos.

Por suerte, a diferencia de otras "mini máquinas" que hemos visto en los últimos tiempos, en esta ocasión todos los juegos son versiones de las recreativas originales y no conversiones domésticas, lo que sin duda es un plus.

Astro City Mini detalle altavoces y marquesina

Shinobi, Golden Axe, Virtua Fighter... todos son réplicas 1:1 de las máquinas originales, con una gran emulación, tanto de vídeo como de sonido, que incluso se permite el lujo de mejorar los juegos originales, en algunos casos, con un aumento de resolución (Virtua Fighter se mueve a 720p).

Los que tienen mejoras visuales, como Virtua Fighter, lucen espectacularmente bien al conectar Sega Astro City Mini a una pantalla HD. Nosotros hemos jugado en un monitor 4K y los gráficos lucen de fábula. Si, siguen siendo personajes muy poligonales, pero nunca habían lucido tan bien. 

Virtua Fighter Sega Astro City Mini

Si esto, de por sí, no es suficiente aliciente, el verdadero atractivo de Astro City Mini es que, por primera vez, algunos de los juegos que incluye han dejado de ser exclusivos de los salones recreativos para tienen una versión doméstica. 

Es el caso de muchos de los juegos de System 32 que incluye la mini recreativa, que hasta ahora formaban uno de los capítulos más oscuros de la historia de Sega al no haber tenido adaptación doméstica o, de haberla tenido, con recortes y para el mercado japonés.

System 32 fue la primera placa 32 bits de Sega, y además la última enfocada a los sprites, que además albergó la última versión de la tecnología Super Scaler de Sega (y que permitió Space Harrier, Hang-On y otros tantos clásicos con escalado de sprites). 

Es impresionante echarse una partida de Arabian Fight y ver cómo los personajes "entran y salen" de la pantalla con unos sprites realmente gigantescos (podéis verlo sobre estas líneas). O el extraño juego de lucha Dark Edge, que también juega con distintos planos de profundidad con un curioso efecto.

A algunos de estos títulos se les puede reprochar que a nivel jugable son algo toscos para los estándares actuales o que, algunos títulos cuentan con un diseño maquiavélico para que muriéramos mucho y echáramos más monedas. Pero como aquí son infinitas, pues no hay tan problema...

De System 32 no podemos dejar de hablar del soberbio Golden Axe: The Revenge of Death Adder, una de las más flagrantes omisiones por parte de Sega, que hasta ahora nos había privado de la continuación arcade de este sobresaliente beat'em up. Nuevos personajes, elección de caminos, mejores gráficos... es una delicia que por primera vez podemos paladear en casa.

Golden Axe The Revenge of Death Adder Sega Astro City

El único problema, en este sentido, que yo le encuentro es que la selección de juegos parece no seguir ninguna lógica o tener un mínimo de congruencia o continuidad. Me explico.

Quizá, para los fans más acérrimos de Sega, lo más inteligente hubiera sido recopilar no sólo las obras recreativas clave de Sega (repetimos, que no esté Out Run clama al cielo), sino también haber recopilado un mayor número de juegos de System 32, que siguen siendo raras avis en su gran mayoría.

Dark Edge Sega Astro City Mini

Lógicamente no todos podrían estar (sobre todo los que tienen licencia, como Jurassic Park o Dragon Ball)... pero lo cierto es que la presencia de System 32 se limita a cuatro juegos contados, cuando salieron más de 20 placas distintas.

Del mismo modo, ¿por qué incluir sólo Virtua Fighter y dejar fuera, sin ir más lejos a Virtua Racing, el primer juego de Model 1? Lo mismo puede aplicarse a Wing War, otro gran desconocido de Model 1, que también se ha quedado fuera. 

Son decisiones que difícilmente se pueden explicar, o al menos desconocemos la lógica que hay tras ellas, pero sin duda, para muchos habrían hecho un producto más redondo en todos los sentidos. 

Space Harrier Astro City Mini

Como decía al principio, al igual que en otras máquinas de este tipo, lo más fácil es que siempre podamos reprochar algo a la selección de juegos... pero al margen de tus gustos, de que te sobre alguno, seguro que vas a encontrar algo, o descubrir algo, por lo que Astro City Mini merece la pena.

Al margen de todos los juegos que hemos mencionado, y que no necesitan presentación, si te van los shmup, tienes el impresionante Thunder Force AC (adaptación recreativa de Thunder Force III), o el juego de culto Cotton, que apenas se ha asomado al mercado occidental (aunque en breve lo hará en Switch).  

Thunder Force AC Sega Astro City Mini

Tampoco se pueden pasar por alto los sobresalientes Tant-R e Ichidant-R, dos puzles que salieron el año pasado en los Sega Ages de Nintendo Switch y que son los party games precursores de los no menos inolvidables Bishi Bashi.

Por supuesto, no nos olvidamos de Bonanza Bros y los simpáticos robos que proponen para uno o dos jugadores o la acción de Alien Storm, Cyber Police ESWAT, Altered Beast o el Golden Axe Original.

Tampoco faltan clásicos como Wonder Boy (también por partida triple), Alex Kidd o Fantasy Zone, todos ellos tan divertidos como el primer día, junto a otros títulos que... bueno, quizá no te resulten igual de apasionantes, como Flicky o Sega Ninja.

En líneas generales, si fuiste niño en los 80, lo más seguro es que no te parezca una mala selección de juegos, aunque como sucede con cualquier recopilatorio, no es perfecto y te sobrarán algunos juegos, y echarás en falta otros.

Astro City Mini controller

Muchos de estos juegos ofrecen modo cooperativo o competitivo para dos jugadores. Para ello, Just for Games también ha traído los pads de control oficiales, que cuestan 39,99 euros, y cuentan con una cruceta circular sorprendente cómoda y que funciona muy bien.

También incluye los 6 botones verdes de acción y los dos amarillos de operación, si bien es cierto que el tacto y respuesta de los botones en los pads es totalmente distinto al de la mini recreativa.

No obstante, también se pueden usar en PC: basta con conectarlos, y automáticamente Windows los reconocerá y podrás usarlos en aquellos juegos que requieran un control sencillo.

pad Astro City Mini

Por razones de producción se han retrasado los arcade sticks, que no llegarán hasta más avanzado este mes de julio. Estarán disponible incluso la versión Sega Toys, en color fucsia. Habrá sólo 1000 unidades de este último para toda Europa, aunque no serán baratos: 179,99 euros. Y pesan 3 Kg. Más que la propia Astro City Mini.

Todos los juegos ofrecen dos "savestates" o partidas guardadas, a las que accedemos pulsando los dos botones amarillos a la vez (los equivalentes echar moneda y Start) y que también podemos cargar en cualquier momento.

Savestates Sega Astro City Mini

Al margen de estas dos opciones, el interfaz de Astro City Mini es muy sencillo, directo y funcional: los 37 juegos incluidos aparecen en un listado, con un icono que nos indica el género de manera visual (lucha, shmup, puzle...), y pulsando el stick a izquierda o derecha podemos ver imágenes.

También incluye información adicional de cada juego, como el año de lanzamiento o la placa recreativa, y si tenemos ocupado alguno de los slots de guardado. E incluso podemos escuchar su BSO en algunos casos. Todo está a primera vista, muy accesible, en el menú principal.

Intefaz Sega Astro City Mini

Si pulsamos el botón de insertar moneda en el menú principal accederemos a las opciones de configuración de Astro City Mini, aunque lo cierto es que las opciones son bastante escuetas.

Podemos elegir idioma, el brillo de la pantalla y volumen del sonido (sólo funcional sin conectar a HDMI), así como la selección del fondo de pantalla para ilustrar los bordes negros o los ajustes de pantalla, que nos permiten activar o desactivar el efecto scanline (el efecto es mejorable, para nuestro gusto). Si el juego es vertical, los bordes negros son todavía más grandes y los fondos no se estiran.

Scanlines Sega Astro City Mini

Diferencias y similitudes entre la versión japonesa y europea de Sega Astro City Mini

La primera y más obvia es el packaging y la presentación. La caja es la misma que la de la versión americana, distribuida por Limited Run Games. Textos están en inglés, aunque nuestra versión cuenta con una pegatina en la parte posterior con la recomendación de edad (+15) y los datos del distribuidor.

En el interior, encontramos manuales en algunos de los principales idiomas del continente europeo, entre ellos el castellano. Es un manual sencillo, para explicar el manejo general del sistema, los puertos... Con fotos, esquemas y bástante visual.

Instrucciones Astro City Mini

La presentación cuenta con otros pequeños detalles, como cartones con orificios para que sea más fácil levantar las tapas que protegen la Astro City Mini, aunque el contenido de la caja es exactamente el mismo (el cable USB, el cable HDMI, la mini recreativa y las instrucciones, nada más).

Por supuesto, se mantienen los magníficos detalles del mueble original que Sega ha respetado en la versión mini, como la frase impresa en el vinilo de la zona de los controles (también presente en el pad y en el arcade stick).

Valoración Astro City Mini

Como el resto de versiones de la mini recreativa, algunos de los juegos de Astro City Mini permanecen en completo japonés, como es el caso de Cotton, Ichidant-R, Tant-R, Puyo Puyo, Wonder Boy... y unos cuantos más. ¿Los hace eso injugables? Para nada. 

Quizá en los dos primeros casos sea algo más complicado entender el objetivo de cada minijuego, pero con un par de partidas le acabarás pillando el punto a todas las pruebas, como pasaba con los Bishi Bashi japoneses.

Cotton Astro City Mini

El menú e interfaz sigue siendo el mismo, y en las opciones de configuración del hardware, no hay opciones para más idiomas: sigue estando el inglés, japonés...

Esto podría hacer pensar que el hardware es exactamente el mismo, y lo cierto es que a primera vista lo parece. Pero, por dentro, ya sea el sofware o alguna característica del hardware, debe haber cambiado "algo" porque hay otro cambio importantísimo: el input lag (o retraso entre que pulsamos un botón y se ejecuta la acción en pantalla).

Virtua Fighter Sega Astro City Mini

Con la versión japonesa nos hicimos eco de que al jugar en la tele, algunos juegos presentaban un input lag brutal, como Virtua Fighter. No sabría deciros si fue por la tele en la que lo probaron mis compañeros, pero no fue el único caso. Algunos lectores nos comentaron que también lo sufrían.

Pues bien, podemos decir con total tranquilidad que el modelo europeo que hemos probado ha eliminado ese input lag. Hemos probado Astro City Mini en un monitor 4K, y en una tele 4K de 2018, con la que jugamos sin problemas a PS5 y Xbox Series, y no hay rastro del molesto retardo.

Sin duda, es probablemente el cambio más decisivo de Astro City Mini, y que logra solventar uno de los principales inconvenientes técnicos del hardware.

Conclusiones: nuestra opinión de Sega Astro City

Como amantes del legado de Sega, resulta complicado no ser entusiasta con esta recreativa: cuenta con algunos juegos que hasta ahora no habían pasado por el mercado doméstico, y la emulación es más que notable, mejorando incluso la resolución en algunos casos (y logrando que luzcan muy bien).

Está claro que satisfacer a todos es imposible, y entre los 37 juegos hay algunos que, a nuestro juicio, podían haber dejado el hueco a otros títulos más potentes, decisivos (de nuevo, Out Run) o que siguen permaneciendo sin conversión doméstica. Nos hubiera gustado ver más System 32 y Model 1.

Stick y botones Sega Astro City Mini

Del mismo modo, que algunos juegos permanezcan en japonés, que la pantalla no tenga proporción 4:3 (el formato de todos los juegos incluidos) o que, al menos, se pudiera rotar la pantalla como la Taito Egret II para aprovecharla en los shmup hace que pierda algunos puntos por el camino. 

Pero del mismo modo, como pieza de coleccionista, Sega Astro City es una pequeña joya que cualquier fan de Sega querrá tener en su colección. No es perfecta, pero el simple hecho de poder jugar a Golden Axe: The Revenge Of Death Adder en calidad arcade, y poder compartirlo con un amigo, o descubrir algunos juegos inéditos en consola, justifica y con creces su adquisición.

Y además