Ir al contenido principal
Bravely Default II
Reportaje

Bravely Default II, impresiones tras 20 horas de juego en Nintendo Switch: ¡hay que recuperar los cristales!

En estas impresiones de Bravely Default II para Nintendo Switch, tras 20 horas de juego, os contamos cuáles están siendo nuestras sensaciones con el juego final. ¿Nos está gustando lo que hemos visto hasta ahora? ¿Merece la pena tras este primer contacto? Pues vamos a verlo...

Hace un par de semanas os dejábamos nuestras impresiones de la demo final de Bravely Default II, donde os contamos que nos había generado algo de inquietud, como si algo no cuadrase y todo pareciera más de lo mismo. Y es que claro, tras el vacío que Bravely Default había dejado en algunas personas, que a pesar de contar con unos inicios magníficos, el juego se acabó tornando en algo monótono y que no incitaba a seguir jugando.

Por eso mismo, y con una demo que no ofrecía mucho en cuanto a historia, contexto de personajes o jugabilidad, las sensaciones que dejaba a su paso eran frías y un poco "más de lo mismo". Ahora, después de haber disfrutado, comprendido y jugado más de 20 horas con el juego final (aunque por ahora sólo podemos hablar de dos capítulos), las sensaciones son muy distintas y dejan el poso de que Bravely Default II apunta a ser un gran JPRG.

Como indicamos en nuestras impresiones, la demo empezaba de una manera un tanto abrupta y directamente en el capítulo 1, algo que tras haber disfrutado del juego completo llega a entenderse: no pretendía desvelar ninguna de las grandes sorpresas que encierra Bravely Default II.

La historia en sí gira de nuevo en torno a los cristales, tal y como lo hizo el primer juego -sólo que esta vez son un poco más pequeños-, pero vuelven a representar a los elementos: Agua, Tierra, Fuego y Viento. "Y ahora vete... Regresa a la tierra... A tu destino...", son las palabras que escucha Seth, protagonista y marinero a la deriva que, por ese destino, acaba conociendo al resto de personajes.

Bravely Default II

Primero se topa con Gloria, Princesa de Musa -un Reino que, como explica, quedó destruido- y a Sir Sloan, su acompañante, guardián y fiel protector. Tras unos eventos introductorios más, llega a conocer a Elvis y Adelle, quienes viajan juntos por varias razones que nos detallan y que no vamos a desvelar por ahora, pero los cuatro comienzan su viaje juntos para recuperar los cristales.

Overcooked 2 gozará de una prueba gratuita para los usuarios de Nintendo Switch Online

Es entonces cuando Gloria nos cuenta que es el deber para con su linaje, como Princesa de Musa, recuperar y mantener a salvo estos cuatro cristales de los elementos, el tesoro más preciado de su reino. De no hacerlo, su poder se liberará y en la tierra sólo quedará muerte, desastres, tristeza... En definitiva, una calamidad conocida como el Nexus Nocte.

Ni qué decir de lo bien que caen los personajes, en parte por el sobresaliente trabajo en su doblaje -al inglés con subtítulos en español-, así como la fabulosa localización de los textos al castellano, repleto de ganchos y expresiones bien adaptadas. Quienes disfruten con este tipo de detalles en un videojuego, va a disfrutar a lo grande, sabiendo que tampoco faltarán oportunidades para reír... y llorar.

Bravely Default II

Desde el mismo momento en que comienza nuestro viaje, al que se une Sir Sloan como personaje invitado, diversos personajes nos acompañarán algunos momentos y ayudarán en combate curando y/o atacando; aunque a veces no sea del todo útil, ayuda igualmente porque es un turno extra. Es una característica que hemos visto en muchos otros J-RPG, y que aquí se repetirá múltiples veces a lo largo de la aventura.

Indistintamente de quien esté en el grupo, los protagonistas son los héroes de la luz, capaces de albergar el poder especial de los cristales y utilizarlo a su favor en el combate, lo que se pudo ver en la demo como "Especial". Pero eso es aún harina de otro costal, por lo que la historia sigue y tras unos desafortunados eventos en el viaje llegamos a Sávalon, ciudad semi-sumergida por exceso de agua en mitad del desierto, un detalle que lleva a los protagonistas a sospechar que allí puede estar pasando algo fuera de lo común.

Cabe destacar que a Bravely Default II le ocurre como al planteamiento de sagas Final Fantasy o Persona: son historias y personajes nuevos creados por y para cada nueva entrega. En el caso de Bravely Second, sí fue una continuación del primer juego, pero para esta nueva entrega no es necesario haber jugado a los anteriores.

Bravely Default II

Ahora bien, y un poco con respecto al anterior apartado, como ya parece que sabemos una parte de las premisas iniciales de esta historia, ¿cómo se juega? ¿Es similar a Bravely Default? Sí y no. Haber jugado a Bravely Default te ha introducido ya en el sistema de combate por turnos, pero en este hay una nueva vuelta de tuerca.

La primera entrega ofrecía un novedoso e interesante sistema, totalmente por turnos y a la vieja usanza de los RPG y JRPG, con el interesante añadido del Brave y el Default. Brave permite atacar más de una vez por turno y Default protegerte y no hacer nada durante un turno; si acumulas 3 Braves haciendo Default, puedes hacer hasta cuatro turnos esa vez, del mismo modo en que si haces tres sin acumular ningún Default estarás los tres turnos siguientes sin atacar.

Para resumir, existen dos opciones extra que se pueden activar, Brave se podrá pulsar hasta acumular 3 Braves y realizar cuatro acciones en cada turno, pero si se hace desde el principio con el contador a 0 habrá un desgaste y el personaje estará tres turnos sin acciones y vulnerable hasta que se recupere. Por contra, Default sirve para terminar el turno y el personaje estará en una posición más defensiva, con ello ganará un punto de Brave cada vez que haga Default.

En Bravely Default II, hay varios añadidos para las estadísticas del personaje, pero las importantes que marcan los turnos son dos: Velocidad y Peso. Claytechworks ha mantenido el ya clásico combate por turnos, pero en esta ocasión los objetos que llevemos en afectarán a estas dos estadísticas y a su vez a los turnos de personajes y enemigos.

Ahora todo depende de la velocidad de cada personaje, marcada con una barra amarilla debajo de cada uno y se va rellenando con cada turno que pasa; el turno de acción va en función de cómo de rápido cargue esa barra. En los primeros juegos siempre podíamos empezar con el turno inicial y de preparación, eso en Bravely Default II ha desaparecido.

Bravely Default II

Este cambio agiliza los combates; sirvan como ejemplo los jefes que hemos jugado. Siempre tienen un turno inicial y no estarán solos e incluso les acompañarán 2-3 enemigos extra para incordiar. Eso hace que la dificultad se eleve un poco más que de costumbre y que nuestra estrategia con el nivel y/o los Trabajos varíe. Y hablando de Trabajos...

En Bravely Default había un total de 24 Trabajos, distribuidos entre Aprendiz, Caballero y Caballero Oscuro, Magos rojo, negro y blanco, etc. En nuestra partida de momento hemos conseguido un total de 13 Trabajos. Algunos repiten en esta segunda entrega de la saga, otros son nuevos y a ciertos trabajos les han dado un nombre y aspecto distintos, como es el caso del Artista, aquí puesto como Bardo. En esta nueva entrega han querido darle un toque distinto a la obtención de Trabajos con los Asteriscos, una característica a la que indagaremos más adelante, cuando profundicemos en nuestro análisis.

El director de la saga Ori se disculpa tras unas ardientes declaraciones contra otros desarrolladores

Los Trabajos son las clases de toda la vida en un JRPG, con diferencia de no estar ligados a un único personaje. También suben de nivel, con lo que ganan habilidades y en cualquier momento se pueden intercambiar. Es más, podemos seleccionar un Trabajo como principal y otro como secundario -aunque es recomendable que sean afines- como por ejemplo un Mago y un Bardo.

Durante estas casi primeras 20 horas de juego el combate nos ha gustado. Sin duda mantiene la vitalidad vista en Bravely Default, y aunque se pueda sentir familiar, las novedades hacen que el desarrollo varíe en cada combate. Nos queda ver si consigue mantener el tipo en el resto de la aventura, si va a más, o si por el contrario ya lo hemos visto todo en estas horas... algo que os contaremos en nuestro análisis.

Bravely Default II

En cuanto al aspecto gráfico del juego, tenemos que decir que sorprende mucho lo conseguido por Claytechworks, el estudio al cargo en esta ocasión, con algunos primeros planos de personajes donde se puede ver la calidad de las vestimentas, por ejemplo. Lo mismo sucede con los escenarios en el mundo abierto y los detalles mientras exploramos. Nos gusta mucho, en especial, ese efecto de desenfoque en la distancia que se va despejando a medida que nos acercamos; aunque estas y otras opciones se pueden desactivar en el menú.

Sin embargo el juego en modo dock revela mucho más que en modo portátil los pequeños defectillos que hemos podido detectar, jugando sobre todo en las zonas de mundo abierto y en las ciudades. Aunque en general todo es espléndido, algunos detalles afean ligeramente el resultado final. Diseños algo pobres y personajes en mundo abierto demasiado pixelados, son algunos de los aspectos negativos que más se notan al jugar en dock.

Otro aspecto que no nos ha convencido en el mundo abierto de Bravely Default II es su minimapa, que resulta de poca ayuda. Uno que pudiera abarcar más área o zona, pero que fuera algo más pequeño, hubiera sido mejor idea o, al menos. más útil. Este minimapa sólo tiene dos modos al ampliarlo, uno resulta demasiado pequeño y otro es demasiado grande... y en ningún caso nos beneficia. En el primero el mapa no resulta útil y en el otro oculta demasiada pantalla de juego.

Bravely Default II

Para no desvelar mucho más en estas impresiones finales de Bravely Default II, sólo comentaremos un aspecto más: su banda sonora. En Bravely Default sobresalía, encantaba, y aquí lo vuelve a hacer gracias a Revo. El compositor no pudo estar en Bravely Second por diversos problemas de agenda, pero ahora ha regresado y parece que ha querido hacerse notar con una partitura excepcional.

Como curiosidad, ¿sabéis quién es Revo o de qué forma parte? Diciéndolo directamente, es el líder y fundador de dos bandas musicales, la primera de ellas es Sound Horizon y se formó en 2001. Quizá no os suene de mucho, pero la otra banda es Linked Horizon, la cual a lo mejor sí que os resulta familiar; al fin y al cabo se encargó de dar vida a los openings y a ciertos endings del anime Shingeki no Kyojin.

A modo de conclusión, Bravely Default II nos está dejando un sabor de boca muy distinto al de la demo, y sin duda es uno realmente bueno, tanto en lo artístico como en lo jugable. Cuando parece que ya has visto todo por haber avanzado mucho en la historia, se las apaña para seguir innovando y sorprendiendo. En definitiva, de todas las horas que llevamos jugadas el ritmo no ha decaído, hemos seguido descubriendo mecánicas gracias a los trabajos y, por supuesto, la historia que nunca se las ingenia para no quedarse en un mero "¡A por el siguiente cristal!".

Y además