El casting de Las de la última fila es muy diverso pero “con el tema de la gordofobia se puede apostar muchísimo más” en el cine español

Las de la última fila

Entrevistamos a Itsaso Arana, Mónica Miranda, Maria Rodríguez Soto, Mariona Terés y Godeliv Van den Brandt, las protagonistas de la nueva miniserie española de Netflix, Las de la última fila. 

Daniel Sánchez Arévalo estrena este septiembre Las de la última fila, una miniserie sobre un grupo de amigas treintañeras que hace una escapada anual, pero en esta ocasión a una de ellas le han diagnosticado cáncer.

Con motivo del estreno de la nueva miniserie de Netflix, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a su elenco protagonista, compuesto por: Itsaso Arana, Mónica Miranda, Maria Rodríguez Soto, Mariona Terés y Godeliv Van den Brandt.

VIDEO

Los ESTRENOS de SEPTIEMBRE de 2022 _ Netflix España

¿Hicisteis el casting para los personajes que finalmente habéis interpretado?

Mónica Miranda: Depende del caso.

Godeliv Van den Brandt: Yo sí que lo sabía, yo hice casting solamente para un personaje y la verdad es que me gustó mucho. 

Mariona Terés: Yo en mi primer casting fue una impro y no sabía para qué personaje era, pero el segundo ya sí: yo siempre fui para Leo y estoy muy contenta y agradecida.

MM: Yo tuve ahí varias vueltas. Primero yo creo que la improvisación era genérica para todos los del casting, y creo recordar que era el personaje de Sara, ¿no?

MT: Yo creo que hice Leo directamente en el casting.

MM: Y luego yo hice también de Olga y de Alama –que Alma en ese momento se llamaba Juani-.

María Rodríguez Soto: Yo hice casting para Sara, casting para Olga y finalmente casting para Carol. Yo creo que en un primer momento Dani quería probar, entonces creo que Sara era uno de los personajes que tenía más claro a nivel de escritura y entonces me hizo probar eso, y luego debía tener dudas y me hizo probar varias cosas. 

Itsaso Arana: Sí, yo creo que también para los caracteres de los personajes algunos estaban más claros de entrada, en el guion. Creo que a Sara la tenía muy clara, pero es cierto que otros se han ido dibujando con las actrices que los hemos interpretado. Entonces todas hemos puesto mucho de nuestra parte. 

La increíble historia y origen del "Ta-dum" de Netflix

Netflix Ta-dum

¿Durante el rodaje también pudisteis improvisar, o eso se quedó solo en el casting?

Godeliv Van den Brandt: Sí… Además esa es una de las cosas que realmente nos ha dado como esa libertad. Porque yo me acuerdo de una frase que dijo Dani, que él se deja el guionista en casa.

Mariona Terés: Y también dijo: “la magia está en el rodaje”. O algo así era.

GVDB: Pero sí que es verdad que hay directores o guionistas que les gusta que seamos fieles al texto y la verdad es que nosotras partíamos del texto, lo respetábamos muchísimo, pero en el momento… las coletillas, las tal… muy momento a momento lo que iba surgiendo…

Mónica Miranda: Sí, además yo creo que eso era importante para que quedara, sobre todo cuando estábamos las cinco juntas, más fresco, ¿no?

MT: Sí, más natural.

MM: El pisarnos, meter algo…

MT: Y gracias a que Dani, desde el momento uno nos dijo que nos sintiéramos libres con el texto, que evidentemente no lo cambiáramos, pero que nos sintiéramos libres y que él… confiaba mucho en la magia del rodaje. ¡Es que me encanta la frase! (Risas)

MM: La script loca, la pobre, la volvíamos loca. (Risas).

MT: Improvisar como tal no, pero sí meter morcillitas. 

GVDB: Sí que hemos improvisado. El otro día yo de hecho es que vi la serie con el guion y os puedo decir que…

MM: ¡Es que es más friki! (Risas)

GVDB: (Risas) Vi la serie con el guion y entonces sí, hay muchas cosas que hemos añadido pero que están ahí la base. Pero sí, hemos estirado algunas escenas…

MT: Por eso, improvisar, improvisar una escena no es, simplemente que estiras un poquito una escena, cuelas alguna morcilla…

GVDB: Sí que hemos improvisado una escena.

MT: ¿En dónde?

GVDB: La escena que hemos improvisado con… -es que no quiero hacer spoilers-, pero la escena de: “ponte así”, “no, te pones así”, “que no”, “supositorios”, tal… 

MT: No…

MM: No…

GVDB: ¡Eso fue una impro!

MT: Eso fue una impro que se escribió y luego se hace el texto.

GVDB: Claro, claro, pero fue una impro y de ahí, o sea…

MT: ¡La estamos volviendo loquísima! (Risas)

O sea, se improvisó, ¿y luego se hizo un guion?

GVDB: ¡Eso es!

MT: En los ensayos.

GVDB: Se partió de la improvisación de los ensayos para guionizarlo. 

MT: Sí, porque nosotras ensayamos con Dani y él vino un día con un tema y dijo: “mira, a mí me gustaría que saliera este tema en la serie, vamos a hacer una improvisación”. Y la grabó, y luego, de todo lo que grabó –que grabó muchísimo-, hizo una escena, una separata cortita, sí. 

Pero en el rodaje evidentemente improvisar como tal no puedes porque están los técnicos, la cámara, el plan de rodaje… Pero sí que hemos morcilleado, alargado cositas, cambiado el texto para traerlo de una forma nuestra más natural… Eso sí. E improvisamos mucho en los ensayos con él.

Itsaso Arana, Mónica Miranda, Maria Rodríguez Soto, Mariona Terés y Godeliv Van den Brandt Netflix, Las de la última fila

¿La química entre los personajes es tan buena porque ya os conocíais de antes, o ha sido mucho trabajo de ensayos?

Mariona Terés: Todo el mundo nos pregunta lo mismo. (Risas). No nos conocíamos de antes ninguna.

Godeliv Van den Brandt: Bueno, yo e Itsaso sí que nos conocíamos de antes, habíamos trabajado juntas antes, pero realmente no teníamos relación. Mariona y yo también sabíamos quiénes éramos, teníamos amigos en común, pero no nos conocíamos.

MT: No teníamos relación. Pero desde el primer día que nos juntamos todas hicimos por tener relación y crear vínculos porque sabíamos que era lo más importante de la serie. 

Mónica Miranda: Era muy importante que eso pareciera de verdad, que es una oda a la amistad y tiene que haber amistad, tiene que ser de verdad, ¿no?

MT: Y nos fuimos de cañas… y nos contamos la vida… pues lo típico. 

MM: Y a partir de ahí ya…

Las próximas series españolas que llegan a la TV y las plataformas digitales

Las series españolas más esperadas

Si no llega a haber esa conexión, ¿os echan?

Mariona Terés: ¡No hombre!, el contrato ya estaba firmado de antes. ¡A mí me echan y les monto un pollo!, después de un año de casting. 

Mónica Miranda: No había valor. (Risas).

Godeliv Van den Brandt: Pero no habría sido tan fácil trabajar, y que eso se hubiera visto. Ha sido realmente un gusto, es que hemos sido una familia todos, o sea, todo el equipo, todos los técnicos… es que nos íbamos siempre juntos todos. Es que llegábamos en plan treinta. Sonido, vestuario, también los drivers, todo el mundo. Producción. Todo, era una familia.

MM: Es que tenemos un grupo de WhatsApp.

GVDB: ¡Tenemos cinco grupos de WhatsApp!

Póster y primeras imágenes de Las de la última fila, la nueva serie española de Netflix

En la serie encontramos muchos personajes: hay mujeres negras, gordas, lesbianas... ¿Creéis que en el cine español y en las series españolas se está cambiando, se está apostando por incluir más diversidad?

Mariona Terés: Hombre, yo creo que sí. 

Godeliv Van den Brandt: Se está apostando…

MT: Se está mejorando pero hay cosas que cambiar aún, ¿eh?

GVDB: Se apuesta con poco. Aún se puede apostar con más, pero bueno.

MT: Con el tema de la gordofobia se puede apostar muchísimo más.

Mónica Miranda: Y con todo… Es que sobre todo que los personajes no sean: “haces casting de negra porque el personaje tiene que ser negra, o haces casting de gorda o de lesbiana”. Que hay algo que sea como una característica más del personaje, no que vaya sobre eso, porque si no parece que no optas a ese casting, si no habla de ese tema.

MT: ¿Sólo puedo hacer castings de gordas? No, puedo hacer otros personajes que no sean gordas. O sea, que no lo pongan en guion. Lo que pasa, que si no lo ponen en guion, o en la biblia, nadie se lo imagina. 

Póster y primeras imágenes de Las de la última fila, la nueva serie española de Netflix

En este caso, ¿era así o no?

Mariona Terés: En el personaje de Leo sí era así porque es un personaje que está muy dejado y al que la vida le ha pasado por encima, e incluso engordé un poco más. 

Mónica Miranda: Pero en el de Olga no.

Godeliv Van den Brandt: No, en el del Olga no. No se hace ninguna mención, no, ella es una chica española… No, no se hizo… Y sí que fue una apuesta de casting también esto, ¿no?, que sí que es necesario, por supuesto. Y faltan aún más apuestas de estas. Sí, sin duda.

MM: Que se normalice, que haya referentes.

MT: Pero yo, muchas de las pruebas que hago, es para hacer de gorda, y luego me ven y me dicen: “uy, no estás tan gorda”. Esto me pasa, pero es verdad que ya está cambiando, porque yo voy a hacer pruebas que no tienen nada que ver con mi físico. Muchas siguen siendo que sí, pero otras que no, que no les importa. 

Pero sí que es verdad que yo al principio todas las pruebas era para: “gordita”, “rellenita”… y como ahora ha habido un movimiento y hay más… Es decir, las últimas pruebas que a las que he ido para hacer de “gorda” encima era como: “hostia, no estás lo suficientemente gorda”, y yo… (Suspira). 

Pero bueno, sí que está cambiando. Se está dando mucha visibilidad, y la visibilidad ayuda y poco a poco se van cambiando los conceptos.  

Estos son los requisitos que una serie de Netflix debe cumplir para no ser cancelada

Cowboy Bebop

Cuando os tuvisteis que rapar el pelo, ¿fue muy duro ese momento?

Maria Rodríguez Soto: Para mí fue menos duro de lo que me esperaba.

Itsaso Arana: Y para mí… Es verdad que, si tú lo piensas ahora, que te tienes que rapar el pelo, te empiezas a rallar mucho. Yo con la forma de la cabeza, con la forma de la cara. Todas hacíamos pruebas, no hay forma de probarlo. Si alguien se quiere rapar el pelo, desde aquí hacemos un llamamiento. 

MRS: No hay forma de hacer una prueba, no hay filtro posible que te haga eso. 

IA: De hecho nos pusieron unas pelucas cortas y casi era más patético todavía. Si quedamos así nos matamos todas. 

MRS: Teníamos un felpudo en la cabeza que no tenía ningún sentido. 

IA: Pero fue muy emocionante también, y un momento de mucha liberación.

MRS: Y de entrar en la serie por la puerta grande. Porque es como “ya no hay vuelta atrás”. 

Póster y primeras imágenes de Las de la última fila, la nueva serie española de Netflix

¿Alguna vez habíais tenido que hacerlo en la vida real por algún caso cercano?

Itsaso Arana: Yo no.

Maria Rodríguez Soto: Yo tampoco. Nunca había tenido el pelo corto.

IA: ¿No? Ah, yo sí. 

MRS: Yo nunca me había cortado el pelo corto.

IA: Es que cambia mucho… la vida. 

Póster y primeras imágenes de Las de la última fila, la nueva serie española de Netflix

La última escena que se grabó fue en la que supisteis quién tenían cáncer, ¿fue difícil actuar sin saber la verdad hasta el final?

Maria Rodríguez Soto: Fue raro porque no puedes construir el personaje desde ahí. Pero también puedes construirlo desde otros sitios, puedes ir probando. Entonces tienes que confiar en el director, que él sabe muy bien lo que quiere hacer, y que a partir del montaje pues conseguir ya que el espectador haga también ese viaje. En el fondo es muy interesante. 

Itsaso Arana: Fue muy curioso y exigía mucha confianza en Dani y en decir “bueno, tú después nos contarás”. Pero sí que es cierto que sí había momentos en los que él trabajaba con que: “ahora eres tú, ahora eres tú”. 

O sea, que él sí que iba trabajando con esta teoría de que cuando en un grupo de amigas, casi hermanas, muy cercanas, cuando lo tiene alguien en realidad la emocionalidad está a flor de piel igual para todas, ¿no? Yo creo que eso es con matices, porque creo que si lo tiene una igual incluso lloras menos, porque es que no sabes muy bien. 

Pero bueno, era su apuesta. Para que no construyéramos los personajes desde ahí. Creo que no confiaba en que si alguna lo sabíamos íbamos a ponernos tensas, entonces era para evitar una densidad.

MRS: También eso favorecía el viaje del espectador, que no tuviera ninguna pista. Porque si nosotras no la teníamos el espectador tampoco la tiene. 

Póster y primeras imágenes de Las de la última fila, la nueva serie española de Netflix

¿Fue esta parte emocional la más difícil?

Maria Rodríguez Soto: Lo más difícil para mí es lo emocional, porque tienes que estar ahí mucho rato y poder mantenerlo. Pero bueno, también es muy divertido, por eso nos gusta ser actrices. Hay algo de entrenamiento también y de que nos sentíamos también muy confiadas todas con todas, entonces teníamos espacio de libertad y de equivocarnos. Que eso es súper necesario.

Itsaso Arana: Yo creo que sí, que actoralmente era muy retadora la serie, porque aunque parece que es todo fiesta se está hablando de un viaje emocional súper potente, de unas relaciones humanas que tienen un pasado, teníamos que contar que éramos amigas desde hace mucho tiempo. 

Eso se cuenta a veces por cosas que no sabes ni cómo explicar. Eso es o creíble o no creíble. Y eso es un poco misterio también, si resulta creíble desde fuera o no. Dani es un director y un escritor muy oral, entonces todo se dice, todo se habla. Los textos iban todos muy rápidos.

MRS: Que salga el drama, que salga la comedia.

IA: Luego nos reíamos: “¡hablamos mucho!, ¡salimos mucho en esta serie!” Como que era todo el rato la sensación de que la cámara estaba muy encima y casi que íbamos a cansar a la gente.

MRS: Es que realmente nosotras, todo el grupo de las cinco chicas, no somos actrices que hayamos hecho muchos protagonistas. Y mucho tiempo, yo nunca había hecho un rodaje de seis meses o cuatro meses. 

Estos son los mejores routers gaming

Estos son los mejores routers gaming

El gaming tiene unas exigencias muy particulares en cuanto a conexión. Eso hace que seguramente sea una buena idea apostar por un router gaming.

Ver listado

¿Notasteis mucho la evolución desde ese primer momento hasta el final cuando ya habíais hecho más piña?

Maria Rodríguez Soto: Sí, claro, es inevitable. 

Itsaso Arana: Que después cuando yo he visto la serie me ha agradado ver que tampoco se notaba tanto. Con la magia del cine. Pero sí que se nota muchísimo.

MRS: El buen rollo lo hubo siempre, pero también cuando ya llevas más tiempo trabajado también conoces cómo trabaja la otra persona. O tienes menos pudor a pedir alguna cosa si la necesitas. Acabas haciendo más piña.

IA: Y que hay algo de la creatividad que también fluye más. Porque tú no te tienes que estar ganando el papel. Lo genial de hacer un trabajo coral, pero donde todas nos sentíamos protagonistas, es que tú no tienes la tensión de: “ay, a ver cuánto espacio tomo”, sino que ya tienes tu espacio. 

Cada personaje era muy diferente, entonces no sentíamos nunca que tapábamos a la otra. Cada una tiene su lugar, y cada una tiene que pintar un color muy claro.

Itsaso Arana, Mónica Miranda, Maria Rodríguez Soto, Mariona Terés y Godeliv Van den Brandt Netflix, Las de la última fila.

En Las de la última fila, cada una de las amigas escribe en un papelito qué es aquello que quieren hacer antes de morir para experimentarlo durante esa escapada, ¿qué pondríais en el papelito en la vida real?

Godeliv Van den Brandt: Yo… cualquiera de los que han salido.

Mariona Terés: Yo creo que probar drogas. 

GVDB: Probar drogas, sí. 

MT: En plan ayahuasca o algo así. Porque yo me cago, me da muchísimo miedo. O sea, nunca me he drogado y me da mucho miedo la droga, y yo creo que pondría… ¡además pondría ayahuasca! 

Mónica Miranda: A mí me da miedito, sí. Yo creo que pondría…

MT: Uf, pero me cago, ¿eh? ¡Es que solo lo pienso y me cago!

MM: Yo creo que pondría caerle mal a alguien de repente. Porque es una tontería, en un día coger y decir: “tengo que caerle mal a una persona que no conozco y asegurarme de ello”. Porque es un ejercicio que además me hizo hacer una vez un psicólogo… y me cuesta mucho. 

MT: Yo cambié muchísimo mi vida, porque hasta una edad sí que le intentaba caer bien a todo el mundo, hacerme la graciosa, chiste, hasta el momento en el que me di cuenta de que ni a mí me iba a caer bien todo el mundo ni yo iba a caer bien a todo el mundo.

MM: Pues eso es lo que quiero yo. 

MT: ¿Y qué más da? No le tienes porqué caer bien a nadie. Igual que a ti no te cae bien la gente. 

MM: Por eso mismo pondría eso en el papelito.

MT: Y yo te ayudaría súper bien.

MM: Hombre… ¿y lo bien que te lo pasarías tú si sacaras eso en el papelito?

GVDB: Lo escribiría Mariona, lo podría escribir Leo total.

MT: ¿Y tú? Tú tirarte en paracaídas o algo así.

GVDB: Sí, alguna cosa de estas. Paracaídas, puenting, lo que pasa es que lo he hecho.

Maria Rodríguez Soto: Hay una cosa que creo que todo el mundo debería hacer que es pasar unos cuantos días sin ningún tipo de tecnología.

Itsaso Arana: Eso es muy bueno, ahora que te estamos mirando aquí en la pantalla. (Risas).

MRS: ¡Te estamos mirando en la pantalla y deberías estar aquí! (Risas). 

IA: Pero es verdad, lo de quitarte la tecnología…

MRS: Te haría ver el mundo desde otro punto de vista, como hace quince años. 

IA: Sin duda, estar presente todo el rato.

Las de la última fila se estrenará en Netflix el próximo 23 de septiembre.

Y además