Ir al contenido principal
World of Warcraft Shadowlands
Reportaje

Impresiones y avance de World of Warcraft Shadowlands, una expansión que quiere dejar huella en la comunidad

Por Alejandro Alcolea Huertos
Avance de World of Warcraft Shadowlands, la octava expansión del MMORPG de Blizzard que llegará en algún momento de este año para reconectar a jugadores desencantados, enganchar a nuevos usuarios que no se atrevían a entrar en un sistema enorme y, también, para recompensar a los veteranos con un montón de contenido e historia que parece muy centrada en el juego para un jugador.

Parece mentira, pero han pasado 16 años desde el lanzamiento de World of Warcraft. Todos los que jugamos a Warcraft III nos quedamos alucinados con aquella cinemática en la que veíamos un páramo helado y un enano con su trabuco. ¿Qué era ese World of Warcraft? Bueno, resultó ser un juego de rol, un MMORPG sin ir más lejos, que llegó en completo inglés y en el que los españoles teníamos que unir fuerzas en foros para buscarnos la vida por los servidores.

Las cosas han cambiado muchísimo y el juego más de lo mismo gracias tanto a un soporte titánico por parte de Blizzard (os juro que lo de TITANico no iba por el proyecto Titán) y, sobre todo, gracias a una hoja de ruta de expansiones que introducían nuevas zonas, mecánicas, razas jugables, aventuras, raids... y expandían el ‘lore’ de un universo espectacular.

Para celebrar los 15 años del juego tuvimos World of Warcraft Classic y, ahora, se acerca la octava expansión, Shadowlands.

Hemos tenido la oportunidad de jugar durante unas horas a una versión anticipada del juego y, a continuación, vamos a hablar tanto de lo que supondrá Shadowlands como de nuestras primeras impresiones.

Es hora de ir a la tierra de los muertos

Nueva expansión y, como ocurrió con Battle for Azeroth, Sylvanas la está liando y debido a sus acciones viajaremos a nuevas tierras. En Shadowlands, la elfa de la noche renegada ha abierto el camino al más allá y Azeroth se ha visto envuelto por una mortal oscuridad.

Las Tierras Sombrías son el reino de los muertos, una especie de limbo que es el que se encarga de mantener el equilibrio entre la vida y la muerte y donde estaremos jugando para mantener, precisamente, ese equilibrio entre la vida y la muerte. Sí, tendremos una nueva historia que nos hará recorrer cinco nuevas zonas y donde tendremos una nueva base, llamada Oribos.

Oribos, la Ciudad Eterna, será el centro neurálgico de los jugadores, la tierra en la que podremos descansar y aprovisionarnos antes de salir de aventuras. Y es que, parece que habrá un montón de nuevas cosas que hacer en Shadowlands. Blizzard ha tomado buena nota de algunas de las peticiones de los jugadores, o eso nos aseguraron en una mesa redonda celebrada tras la presentación del juego hace unos días.

Además de lo descrito, hay dos sistemas que son los que más llaman mi atención. Por un lado, los ‘covenant’, o las Curias, como se conocerán en castellano. Se trata de cuatro congregaciones, cada una con sus misiones, aliados y recompensas a las que nos podremos unir llegado a cierto punto de la expansión.

El otro sistema en el que tengo ganas de adentrarme es en Torghast.

Torghast, la torre de los Condenados y un mejorado sistema de subida de nivel con guía para novatos

Torghast tiene su propia historia. Se trata de una prisión en la que están las almas más peligrosas del cosmos y, por motivos que descubriremos a lo largo de la aventura, algunos de los más grandes héroes de Azeroth se encuentran encerrados en dicha torre.

World of Warcraft Shadowlands

Debemos rescatarlos y, además, podemos jugar a Torghast las veces que queramos. Se trata de una mazmorra que podemos completar tanto en solitario como en grupo y que parece que tendrá un sistema similar a algunos roguelike, con niveles cambiantes cada vez que los enfrentamos y objetos únicos y consumibles que nos ayudarán en cada intento.

Completando la torre conseguiremos materiales y objetos para crear elementos legendarios. Y sí, parece una zona ideal para farmear y subir de nivel. Hablando de niveles, los responsables no sdetallaron que los jugadores subiremos hasta nivel 50 antes de entrar en Shadowlands y que tendremos un nuevo máximo de 60.

Y, hablando de farmear, parece que no será tan necesario en algunas ocasiones, ya que Blizzard ajustará la curva de experiencia para que no tardemos tanto en prepararnos para según qué escenarios y enemigos. Esto es algo que, seguramente, esté motivado por el feedback tras las últimas expansiones y el farmeo de algunas mazmorras de las últimas adiciones al juego para que, al final, no tocaran objetos útiles y, encima, nos encontráramos enemigos prácticamente invencibles. Según el equipo, las recompensas ahora serán menos aleatorias, y esto es algo que, si realmente funciona, es para aplaudir (y para estar ansiosos por la nueva expansión).

A esto hay que sumar que Blizzard es consciente de que la curva de dificultad para novatos era realmente alta. Había muchos jugadores que no querían tragarse todas las expansiones lanzadas hasta la fecha para ponerse al día y que, además, al entrar se encontraban con un juego algo tosco. Ahora, gracias al Confín del Exilio, una preciosa zona que actúa como zona inicial para jugadores hasta nivel 10, nos guía de forma acertada para que afrontemos los niveles a partir de ahí de una forma más placentera.

World of Warcraft Shadowlands

Debemos jugar mucho, muchísimo más a World of Warcraft Shadowlands, ya que, para estas primeras impresiones apenas tuvimos unas horas de juego, por lo que hay cosas que nos llaman, y otras de las que debemos conocer (y experimentar) más para forjarnos una opinión. Las primeras noticias son ilusionantes y me gusta, sobre todo, que mejoren el sistema de creación de objetos y equipo, así como las recompensas más coherentes con nuestro personaje.

También me gusta el nuevo “tono”. Evidentemente, podremos jugar con amigos y desconocidos, pero parece que esta nueva aventura será más... personal. Al menos, es lo que me ha parecido en unas primeras horas de juego de las que, por otra parte, no comentaré nada referente a lo técnico. Tuvimos algún que otro bug, animaciones que no funcionaban... y como es una versión que se nota que está en un estado primitivo, mejor esperar al análisis para comentar todos estos sistemas.

"Pese a que será más accesible, no tendremos versión de consolas"

Una de las preguntas que salieron en la mesa redonda fue, obviamente, sobre una posible versión de consolas de World of Warcraft. Con 16 años a sus espaldas y el lanzamiento de los nuevos sistemas -PS5 y Xbox Series X-, sería algo bastante bien traído.

World of Warcraft Shadowlands

Sin embargo, Blizard sigue empeñada en que es un juego de PC. Sí, van a añadir mejoras de accesibilidad y, de hecho, van a permitir jugar con mando, pero estas decisiones se han tomado para que los usuarios a los que el control con teclado y ratón se les resista puedan disfrutar de la gran experiencia que es World of Warcraft

Ahora, solo queda esperar al lanzamiento de World of Warcraft Shadowlands. Y es que, el juego llegará en algún momento de este año, algo que mantienen desde Blizzard, y parece que esta octava expansión, que se dice pronto, devolverá el juego a la época dorada de las grandes expansiones del juego. 

Y sí, quedan secretos que tenemos ganas de desentrañar, como quién es el Carcelero y, sobre todo, qué pasa con Sylvanas. Para ello, habrá que esperar a final de año, si todo va bien.

Y además