Death Stranding
Reportaje

Impresiones de Death Stranding en PC: el motor Decima saca pecho con DLSS

Por Alejandro Alcolea Huertos
Estas son nuestras primeras impresiones de Death Stranding en PC, el juego de Kojima Productions que llega a compatibles con la última tecnología de Nvidia para mostrar un apartado visual realmente sólido. Y sí, de paso, así también podemos disfrutar de una historia plagada de simbolismos, pequeños detalles y las rarezas del creativo japonés.

Años antes del lanzamiento de Death Stranding, una fuente de confianza nos comentó que el juego no iba a ser una exclusiva de PS4 durante mucho tiempo y que, como se había intuido meses atrás, llegaría a PC. Durante el proceso final de desarrollo del juego de Kojima, los esfuerzos en marketing (tanto del propio Hideo como de Sony, claro) se centraron en la versión de la consola. 

Tras el lanzamiento, se confirmó que el título llegaría a PC en verano de 2020 y el 14 de julio es la fecha elegida para su estreno. Llevamos unos días jugando a esta versión, pero antes de contaros todos los detalles en el análisis de Death Stranding en PC, vamos a profundizar un poco en algunos aspectos técnicos del juego para compatibles.

Y es que, más allá de por el propio interés de ver la obra de Kojima fuera de PlayStation 4, tenemos la primera demostración del motor Decima en un PC. Decima es el motor desarrollado por Guerrilla que se usó en Horizon Zero Dawn y que, supuestamente, veremos en una versión evolucionada en el recién anunciado Horizon Forbidden West.

Cuando Kojima anunció que estaba trabajando en Death Stranding en su propio estudio (Kojima Productions), el japonés emprendió un viaje por los estudios de Sony para encontrar el motor perfecto para ofrecer el apartado gráfico deseado y, sobre todo, acortar tiempos al no tener que desarrollar sus propias herramientas.

Así, antes de ver Horizon Zero Dawn en compatibles, es hora de ver un adelanto con estas impresiones de Death Stradning en PC.

Death Stranding, uno de esos juegos especiales que tenemos una vez cada cierto tiempo

Antes de nada, vamos a recordar que, si tenéis PS4 o PC y estáis interesados en conocer todas las características del título, bien para comprarlo ya o para tener las cosas claras de cara al lanzamiento en ordenador, ya os dimos nuestra opinión de Death Stranding en su versión para PS4.

Dicho esto, vamos a dar unas pinceladas de la historia y las mecánicas de juego para quien no se interesara en su día en la versión de consola, pero ahora sí tenga el gusanillo.

Se han hecho muchas bromas con Deth Strading. Que si juego de repartidor de Glovo, que si Kojima es un visionario por el exoesqueleto que una empresa de repartos en China ha empezado utilizar en la pandemia... y la verdad es que esas bromas tienen su parte de razón. No vamos a entrar en spoilers ni ahora ni en el análisis, pero sí podemos contaros que el juego va de Norman Reedus repartiendo paquetes en un mundo que se ha ido al garete tras el Death Stranding.

El Death Stranding ha sido una extinción masiva que ha provocado varias cosas. Una de ellas es que Norteamérica haya quedado reducida a cenizas, con las grandes ciudades desiertas y varios núcleos de población que no están unidos. Otra es el declive, una especie de lluvia ácida que acelera el tiempo (envejeciendo todo lo que moja). La otra son... los entes varados. Cuando algo, o alguien, muere y no es capaz de pasar al otro lado, se convierte en un ente varado y aflora en nuestro mundo gracias al declive.

Death Stranding PC

Son entes peligrosos, pero tenemos la ventaja de que el personaje de Sam Portes Bridges -Reedus- es un repatriado, una persona que, si muere, tiene una oportunidad para volver a la vida y seguir a lo suyo: repartir paquetes. El camino no es sencillo debido a la orografía, ya que debemos sortear los desniveles con diferentes herramientas, pero los enemigos tampoco lo hacen fácil. Por un lado están los EV de los que ya hemos hablado, enemigos a los que debemos superar en modo sigilo tapándonos la boca (algo que se hace de forma manual) para que no nos descubran y pasando despacio entre ellos. Al principio, solo podemos "escondernos", pero cuando avanzamos unos cuantos capítulos empezamos a tener opciones para plantar cara.

Claro está, no todos los humanos son de nuestro bando y hay una especie de saqueadores que nos persiguen sin descanso en cuanto nos detectan para ver si tenemos paquetes que puedan robar. Estos paquetes son suministros, casi siempre, para los diferentes asentamientos y, al final, demás de repartir paquetes lo que hacemos es unir a los habitantes de costa a costa para volver a recuperar los Estados Unidos.

Death Stranding PC

Es una historia llena de simbolismos, paralelismos con algunas situaciones actuales y, sobre todo, con una mística típica del creativo japonés, que va construyendo un rompecabezas que, poco a poco, v cobrando sentido. Ya avisamos que puede que no guste  todos, pese a que Kojima Productions dice que es un título para todo el mundo, pero desde luego, es de esos juegos a los que hay que dar una oportunidad.

El paso a PC con teclado+ratón y unos cuantos extras

Visto de qué va Death Stranding, vamos a dar unas pinceladas del paso a compatibles. En consola, el título aprovecha todos los botones del DualShock 4, pero eso para los peceros no es un problema. Podemos conectar cualquier mando al PC y los botones se adaptan de igual manera de forma automática. También podemos usar el combo teclado y ratón y, la verdad, los controles son muy intuitivos.

Death Stranding PC

Nos movemos con WASD con el ratón controlando la cámara y la dirección, los dos botones del ratón sirven tanto para coger cosas como para agarrar las cinchas de nuestra mochila, como hacen los gatillos en el DS4 y opciones como escanear, agacharse, correr o saltar están donde las encontramos en decenas de juegos. El movimiento es muy fluido con el ratón y he de decir que el modo de apuntar mejora un poco gracias, claro, tanto a la precisión del periférico como al poder ir a 60 fps o más.

Por tanto, que no siempre pasa, buena adaptación de los controles. En lo que a extras se refiere, el título de Kojima tiene un romance con Half Life en forma de contenido exclusivo, seis misiones extra y objetos tanto cosméticos (como un sombrero de Headcrab) como útiles (los guantes de Alyx en Half Life Alyx -aquí nuestro análisis de este espectacular título-).

El modo foto era otra de las novedades de esta versión. Llegó hace unas semanas vía parche a PS4 y aunque nos permite las mismas opciones que en consola, en PC tenemos algo más de calidad debido a una imagen muy limpia gracias a dos factores: resolución 2K y 4K nativa y la posibilidad de usar DLSS o una solución potente de antialiasing unida a esa alta resolución.

Buenas impresiones del motor Decima en PC: el DLSS saca pecho con una imagen muy limpia

En PS4, gracias tanto al motor Decima como a su peculiar apartado artístico y mimo a los pequeños detalles (la resolución, densidad y volumen de las rocas que teníamos cerca del personaje, por ejemplo), Death Stranding sigue siendo una maravilla. No abundan los colores, pero el estudio logró crear un apartado visual muy "fotorrealista", aunque no me guste demasiado el término. En PC se da un paso adelante con unas texturas más ricas, más resolución nativa, mejores opciones AA, sombras de alta resolución y la compatibilidad con monitores 21:9 para dar un aspecto más cinematográfico.

Death Stranding PC

Ahora bien, ¿qué pasa con  las opciones de configuración? Si tenemos un buen PC (hace falta partir de una GTX 1050 par jugar en requisitos mínimos), podemos poner Death Stranding a 2K o 4K con sincronización vertical, optando a un  máximo de 240 fps y elegir entre tres opciones de antialiasing. Por un lado, tenemos la opción de FXAA o TAA (superior, pero comiendo más recursos). Tener una alta resolución  y una solución AA como esta, permite tener una imagen más nítida que la de PS4.

Death Stranding PC

Además, podemos activar el FidelityFX de AMD, una solución AA por contraste que, también, da un plus de nitidez. Sin embargo, si tenéis un equipo con GPU RTX de Nvidia, vale la pena usar DLSS. Se trata de la segunda generación de esta tecnología de antialiasing de Nvidia que funciona gracias al machine learning. Técnicamente, el motor de la GPU analiza cada frame para permitir una solución AA que no consuma demasiados recursos, permitiendo una imagen muy nítida en prácticamente cualquier resolución.

Death Stranding PC

Según mis pruebas, aunque tenemos que hacer más de cara al análisis para hablar de rendimiento y nitidez, DLSS funciona de maravilla, pero en transiciones, parece que hay elementos de la imagen  que tienen bordes algo borrosos, dejando una estela en su movimiento. En cinemáticas, la impresión es la contraria, con unos bordes, sobre todo en el cabello, que no tintinean y se ven de maravilla. Como digo, hay que hacer más pruebas comparando DLSS con TAA y FidelityFX, pero lo que está claro es que utilizar DLSS permitirá a los usuarios con monitores FullHD contar con una imagen más nítida sin que su GPU se resienta 

Por lo demás, tenemos opciones para activar/desactivar la profundidad de campo, el desenfoque por movimiento y la calidad de las sombras, reflejos y modelados. No es el más generoso en opciones (ni de lejos un The WItcher 3 o un Gears 5), pero sí nos está pareciendo una muy buena conversión a compatibles, algo que no siempre es fácil en un juego que pasa de consola a PC. El rendimiento está siendo muy bueno en dos equipos distintos (con RTX 2080 y GTX 1080) y de cara al análisis también lo probaremos en un portátil con RTX 2060 para ver qué tal en un equipo más modesto.

Death Stranding PC

Como dijimos hace unas líneas, estamos ante uno de esos juegos especiales que te pueden gustar o no, pero que está claro que no te dejará indiferente. Cuando, en unos días, publiquemos nuestra opinión sobre Death Stranding en PC, profundizaremos más en algunos aspectos del juego, pero la historia no deja de ser la misma y las primeras impresiones en lo que al paso a PC se refiere son... estupendas.

Ahora, a seguir repartiendo paquetes y tendiendo puentes de cara al lanzamiento.

Y además