Metal Gear Survive
Reportaje

Metal Gear Survive - La experiencia multijugador definitiva

Por BrandLab

Metal Gear Survive, la nueva entrega de la aclamada saga de acción e infiltración, ya está a la venta para PS4, Xbox One y PC. Si bien no es la primera vez que un Metal Gear incluye un componente multijugador (especialmente destacable Metal Gear Online 2, incluido con Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots), en Survive esta faceta ha alcanzado nuevas cotas, cobrando un protagonismo similar al del modo historia para un solo jugador.

Metal Gear Survive

Pero ¿qué hace tan especial a Metal Gear Survive y por qué lo consideramos la experiencia multijugador definitiva para los amantes de la acción y la supervivencia? Para empezar, es necesario hablar de la forma en que las partidas cooperativas están integradas, y cómo se entrelazan con la campaña. Al jugar en solitario a Metal Gear Survive, somos traslados al mundo de Dite, una realidad alternativa habitada por Errantes (una suerte de zombies) y otras criaturas de pesadilla, en la piel de un soldado de MSF cuya apariencia y nombre seleccionamos nada más empezar. Para poder avanzar en la historia, es necesario cumplir misiones que, como en todo videojuego, van aumentando su dificultad progresivamente.

Esto nos obliga a dominar todas las mecánicas de supervivencia que introduce Metal Gear Survive, y que suponen una grandísima novedad para la saga (Metal Gear Solid 3 tenía ciertos toques de supervivencia, pero no llegaban al nivel de lo que ofrece Survive). Desde cazar animales y conseguir agua para mantener estables las barras de salud y resistencia, hasta hacer acopio de todo tipo de materiales con los que fabricar más y mejores objetos de ataque y defensa.

Metal Gear Survive análisis

Hasta ahí todo normal (dentro de los niveles de normalidad en los que entra un Metal Gear, claro), cualquier jugador puede disfrutar de la historia y las novedades de este spin-off sin preocuparse del multijugador. De hecho, si sois de “la vieja escuela” y no os interesa este tipo de contenidos, podéis omitirlo completamente y no se os penalizará por ello.

Pero la forma en que está estructurado Metal Gear Survive hace que, sin saberlo, hayáis progresado en el online… Y lo mismo sucede a la inversa, si pasáis por completo de la historia y sólo disputáis encuentros multijugador. Ambos modos se retroalimentan, de forma que todo lo que consigamos jugando en solitario (nivel, habilidades, armas, recursos…) se traslada al online y viceversa. Pensad en algo similar a lo que sucede en Dark Souls/ Bloodborne, donde el progreso en ambas vertientes va de la mano, y ninguna supone un obstáculo para la otra.

Konami

Por supuesto, es buena idea familiarizarse con todas las mecánicas que presenta Survive antes de dar el salto a las misiones multijugador, pero una vez que lo tengáis todo dominado, podéis progresar en el modo que más os guste.

Además, cambiar al modo multijugador puede ser una gran idea si nos encontramos atascados en una misión. Completando partidas cooperativas obtenemos cantidades considerables de recursos y otros elementos que pueden servir como un importante empujón para el bache en la historia. Además, cuanto mejor sea nuestra actuación en las misiones multijugador respecto a la de los otros jugadores, mejores serán las recompensas, pudiendo obtener materiales raros o incluso objetos que sólo es posible conseguir en el modo multijugador… Lo que lo hace aún más atractivo.

Metal Gear Survive

Accedemos al modo multijugador desde la pantalla de inicio o interactuando con la IA Virgil AT-9 que se encuentra en el Campamento Base. Al hacerlo, somos transportados a la zona de reagrupamiento, un lugar seguro aislado de Dite donde podemos prepararnos y elegir la misión a realizar.

La zona de reagrupamiento es un lugar bastante especial, pues sirve también como área donde poner en práctica todo lo que hayamos conseguido, sin tener que preocuparnos de munición, salud, hambre, sed… Es más, podemos activar una serie de objetivos de entrenamiento para mejorar nuestra puntería o comprobar cuánto daño hacen las armas que llevamos equipadas (como en los juegos de rol, número flotantes nos indican el daño cuando los ataques impactan sobre el enemigo).

Pero no os vamos a engañar, lo más divertido es cuando, al unirnos a otro grupo de jugadores, se origina una batalla campal. En la zona de reagrupamiento todo el mundo es inmortal, así que la diversión está asegurada. Al principio, sólo podréis elegir misiones de salvaguarda de nivel fácil. Pero a medida que las completéis y subáis de nivel, se irán abriendo nuevas opciones, nuevos retos y mejores recompensas.

Metal Gear Survive análisis

Y no tenéis que preocuparos si, por el motivo que sea, no conseguís formar un equipo de cuatro jugadores. Metal Gear Survive se encarga de emparejarnos con soldados de un nivel similar, y en caso de que quede un hueco libre, el nivel de los enemigos y la dificultad de las amenazas a las que hacemos frente siempre se adapta al número de jugadores (de hecho, es posible realizar misiones de salvaguarda en solitario… ¿pero qué gracia tiene eso?). Nosotros ya estamos disfrutando de Metal Gear Survive en todas sus vertientes, especialmente en el multijugador. Si vosotros también queréis comprobar las bondades de esta nueva entrega, os estaremos esperando en la zona de reagrupamiento. Descansen, soldados.

Hobbyconsolas para Konami

Lecturas recomendadas