Tetris
Reportaje

Las mil y una formas de jugar al Tetris

Por David Rodríguez
Con el pase de los años, el Tetris se ha expandido más y más. Ahora se puede jugar de mil y una formas y hoy hemos querido repasar cuáles son las maneras de jugar a este clásico y todas las opciones que hay presentes en la actualidad.

Tetris es uno de los videojuegos más famosos, si no el que más, de la historia de este medio. Durante décadas, el Tetris ha sabido mantenerse como uno de los títulos de referencia de la industria y su fórmula básica, pero sumamente eficaz, ha envejecido muy bien.

En 1984 Aleksei Pazhitnov escribió el código del juego y un tiempo más tarde, Tetris se lanzaba en toda la Unión Soviética. El título proviene de la palabra griega "Tetra" que hace referencia directa a los bloques que ya son un símbolo universal. El juego creció en popularidad dentro del territorio y a los pocos meses todo ordenador del país contenía un Tetris en su interior.

Tras varias luchas legales, Tetris se lanzó al mundo de la mano de Atari. No obstante, fue Nintendo quien consiguió hacerse con los derechos para un lanzamiento en portátil y Tetris fue el juego de lanzamiento de Game Boy. 

Años más tarde en 1996, su creador Aleksei Pazhitnov recuperó los derechos de su obra, se mudo a Estados Unidos y fundó The Tetris Company. Desde entonces, hemos tenido todo tipo de juegos de esta ya mítica saga, pero ¿cuáles son y han sido las formas de jugar a Tetris actualmente y a lo largo de la historia?

Versiones retro de Tetris

Desde luego, la historia de Tetris da para mucho y la licencia ha lanzado juegos en innumerables consolas. Si sois coleccionistas de plataformas, tenéis un amplio plantel de posibilidades para seguir jugando a Tetris como antaño. 

Tetris

Hablamos de multitud de opciones. Tenemos el Tetris de Atari de 1988, el mundialmente conocido lanzamiento en Game Boy en 1989, su secuela Tetris 2 en Famicom y Game Boy, Tetris & Dr.Mario en SNES, Tetris Plus de Atlus que se lanzó en la portátil de Nintendo, en PS1 y en Sega Saturn e incluso V-Tetris en 1995 que llegó a Virtual Boy.

Juegos con licencia de The Tetris Company

Tetris

Cuando en 1996 Aleksei Pazhitnov recuperó su licencia, los juegos de Tetris no perdieron el ritmo y se siguieron lanzando en grandes cantidades. Durante esta década, pudimos ver su conocida fórmula mediante una inmensa cantidad de variedades. 

Tetris 64 y The New Tetris hicieron su aparición en Nintendo 64. Por su parte, Dreamcast lanzó Sega Tetris y The Next Tetris - Online Edition. Con la llegada del nuevo milenio, Tetris Worlds desembarcó en GameCube, PS2, PC y Game Boy Advance e incluso llegó una codiciada versión para Pokémon Mini llamada Pokémon Tetris. Con suerte también se puede hacer uno con la versión Game & Watch de Tetris, hay usuarios que todavía lo venden en Internet.

¿A qué Tetris jugamos ahora?

En los últimos años, Tetris ha conseguido destacar pese a ser una saga tremendamente conocida. Dos lanzamientos muy concretos han hecho que muchos se vuelvan a sentir atraídos por su propuesta. En la innovación está la clave y Tetris Effect y Tetris 99 han llevado a esta marca al siguiente nivel.

Tetris Effect 3

Por un lado tenemos Tetris Effect, que está disponible en PS4, PSVR y PC. Como no podía ser de otra manera, el título es un rompecabezas, pero con un renovado apartado visual y enfocado al género musical y a elementos muy psicodélicos.

El creador de Rez, Tetsuya Mizuguchi es el que está detrás de esta obra. El juego basa su jugabilidad y mecánicas en incentivar al jugador a que entre en "La Zona" un espacio mental que hace que los movimientos realizados por el usuario se vuelvan automáticos; una especie de trance en el que jugador es capaz de realizar todos los movimientos sin ejecutar ni un solo fallo.

Si queréis conocer qué es entrar en "La zona" os dejamos con uno de los vídeos más famosos de la historia de los videojuegos en el que Daigo, jugador de Street Fighter consigue hacer un parry quince veces seguidas a Chun Li.

Volviendo a lo que nos atañe, Tetris Effect trata de que se consiga generar el conocido Efecto Tetris en el que el jugador vea bloques descender desde cualquier punto y que sea capaz de conseguir superar los desafíos que el título le impone. Que decir tiene que jugar esto en realidad virtual es absolutamente inmersivo y una de las mejores experiencias que vas a vivir en PSVR.

Por otro lado tenemos Tetris 99, una apuesta completamente distinta que se centra en el battle royale. Tal y como lo leéis. Tetris 99 nos planta la misma fórmula que durante tantos años hemos podido ver en la saga y nos hace competir online contra otros 99 jugadores. Estos pueden lanzarse piezas los unos a los otros con el objetivo de que todo se vuelva mucho más complicado. El título, que se encuentra disponible en Nintendo Switch, se ha actualizado a lo largo de los meses y si te gustan las experiencias competitivas, avisamos de que es altamente adictivo.

No obstante, existen muchas otras maneras de jugar al Tetris. Una de ellas es Puyo Puyo Tetris, un ambicioso crossover de sagas que está disponible para todas las presentes consolas y para PC. Se trata de un mash-up entre las sagas Puyo Puyo y Tetris con varios modos para un jugador como el modo Aventura o los modos Batalla, Resistencia y Desafío.T

ambién tenemos Tetris Ultimate en Xbox One, PS4 y PC, un lanzamiento que se hizo para conmemorar los 30 años de historia de la franquicia y que recopila una gran cantidad de modos y experiencias distintas.

En cuanto a otras versiones para PC desde navegador o en dispositivos móviles, podemos encontrar diferentes variantes. Hay páginas web que ofrecen 1001 maneras de jugar al clásico como Friv. Respecto a las versiones de móvil tras la caída de Tetris Blizt, tendremos el futuro Tetris Royale o hasta el juego original

Como veas, las posibilidades son prácticamente infinitas. ¿Has jugado a muchos de estos juegos de Tetris? ¿Cuáles te quedan por probar? Desde luego, Tetris siempre será uno de los mayores iconos de los videojuegos y esperamos que siga trayéndonos nuevos títulos conforme sigan pasando los años.

Y además