Dreamcast 20 Aniversario
La última consola fabricada por Sega era y sigue un auténtico maquinón que, desgraciadamente, acabó sucumbiendo por la mala fama heredada de su antecesora, Saturn, y la supremacía de PS2, que hoy día sigue siendo la consola más vendida de la historia. Pero viajemos a 1999 y rememoremos la historia de la última y grandiosa consola de Sega...

Hoy 14 de octubre de 2019, Sega Dreamcast cumple 20 años desde su lanzamiento en España. Y parece que fue ayer cuando una Sega convencida del gran trabajo realizado lanzaba al mundo la que, con permiso de Mega Drive, ha sido su mejor máquina con diferencia. Por catálogo, por diseño, por su innovadora visión del videojuego adelantada a su tiempo... Prácticamente por todo.

A lo largo de nuestra historia, os hemos contado muchos aspectos de la 128 bits de Sega, desde los 20 mejores juegos de Dreamcast a 15 curiosidades que sólo entenderás si tuviste una Sega Dreamcast. Hoy nos vamos a centrar en otros aspectos, como la génesis de la consola, sus hitos y otros datos.

VIDEO

Unboxing y curiosidades de Dreamcast - La OdiSEGA ep. 8

Para la creación de Dreamcast, Sega aprendió de los muchos errores cometidos con Saturn y 32X (tanto a nivel de hardware como en el márketing), apostando por una máquina mucho más sencilla de programar, con sistema operativo Windows CE, y, esta vez sí, completamente orientada a los entornos 3D poligonales

Descubre la historia de Sega con el libro Service Games, auge y caída de Sega

Y, sobre todo, debía ser una máquina que no costara producir un riñón, por lo que sus componentes fueron de terceros (procesador Hitachi SH4 RISC de 32 bits con 360 MIPS o millones de instrucciones por segundo, gráfica PowerVR2 CLX2 capaz de mover hasta 7 millones de polígonos por segundo...). En la parte técnica, Sega tenía todo de su parte.

Dreamcast

Desgraciadamente, muchas third parties estaban ya escarmentadas (Electronic Arts, la que más apostó por Sega en tiempos de Mega Drive, no quiso saber nada de Dreamcast, como Square) y el público acabó apostando por Sony y su todopoderosa PS2, en parte por el atractivo de incluir un reproductor DVD, el puntero formato que en un dispositivo aparte costaba bastante más caro. 

Todos conocemos el resultado de esta batalla: Sega abandonó la fabricación de consolas para reinventarse como third party que desarrollaría juegos para sus antiguos competidores. ¿Pero qué sucedió con Dreamcast? ¿Realmente puede catalogarse a esta máquina de 128 bits de desastre o fracaso?

Dreamcast 20 aniversario

Si bien técnicamente era impresionante, y entre su catálogo encontramos un buen número de obras maestras, lideradas por esa joya llamada Shenmue, cuyo desarrollo costó la friolera de 47 millones de dólares, obras de culto como Rez (que en 2016 encontró su razón de ser y nuevo hogar en la realidad virtual), pioneros online como Phantasy Star Online o clásicos atemporales como Jet Set Radio, por no hablar de conversiones pixel perfect de las recreativas de Sega, como Virtua Tennis, Crazy Taxy...

Resumir el legado en un puñado de párrafos es prácticamente imposible, pero desde Hobby Consolas queríamos honrar su memoria cuando se cumplen 20 años del desembarco de Dreamcast en Europa. Una máquina que no ha sido olvidada ni por los jugadores ni por unos cuantos desarrolladores, que seguían, y siguen hoy en día, comercializando grandes títulos para la máquina de Sega, cuando la propia compañía había tirado ya la toalla. De muchos de estos juegos homebrew para Dreamcast, o al menos de los más relevantes os hablamos hace unas semanas.  

El documental sobre Dreamcast, a Dream Cast, ya disponible

Dreamcast debutó en japón el 27 de noviembre de 1998. Sega tenía tanto pánico a que el público asociara su nueva máquina a la debacle de Saturn, que estuvo a punto de no imprimir su logo en la consola. A pesar de la potencia de la caja blanca, el nuevo presidente de la Sega de aquellos tiempos, Shoichiro Irimajiri, era plenamente consciente de que el éxito de Dreamcast dependía del software.

Además de aportar a su catálogo las conversiones de sus recreativas de mayor éxito (muchas de ellas como el mencionado Crazy Taxi corrían sobre la placa Naomi, un hardware similar al de Dreamcast, un detalle que facilitaba la conversión), Sega dio el campanazo al asegurarse la exclusividad (al menos temporal), de Code: Veronica, el nuevo capítulo de Resident Evil.

Curiosidades de SEGA Dreamcast

Además de Capcom (que también añadió al catálogo de DC joyas recreativas como Power Stone, Street Fighter III o Capcom Vs SNK), Namco también puso su granazo de arena con una impresionante conversión de SoulCalibur, que literalmente sobrepasada con creces a la recreativa en lo técnico... y de los modos de juego ya ni hablamos.

Los programadores occidentales también nos dieron bastantes alegrías: Dreamcast fue el hogar en el que dio sus primeros pasos la franquicia NBA 2K y Microsoft recogería el testigo del revolucionario Metropolis Street Racer de DC para crear en Xbox la saga Project Gotham Racing. La consola se lanzó en Estados Unidos el 9 de septiembre de 1999, mientras que en Europa tuvimos que esperar al 14 de octubre, también de 1999. Un lanzamiento escalonado que, en el siglo pasado, era lo más normal del mundo.

Unboxing y curiosidades de Sega Dreamcast

El lanzamiento en España tuvo algunas cosas para recordar. Sega España organizó distintas fiestas a lo largo y ancho de la península durante los 30 días anteriores al lanzamiento, en las que hubo 44 muebles con la consola, torneos e, incluso, concursos. Además, a falta de redes sociales, Sega caldeó la llegada de Dreamcast enviando a las revistas el primer cargamento por barco que llegaría a nuestras costas, y que por supuesto os enseñamos en la edición impresa de Hobby Consolas. Por tener, tuvo hasta una noche de apertura en Centro Mail, el 13 de octubre a las 22:00, en la que se vendió la primera consola. Cómo ha cambiado todo...

15 curiosidades que sólo entenderás si tuviste una Sega Dreamcast

Sega cuidó el diseño de Dreamcast hasta en el mínimo detalle. Incorporó cuatro entradas para mandos (en la línea de Nintendo 64) y fue mucho mas allá del concepto de la tarjeta de memoria, otro accesorio habitual en segunda mitad de la década de los 90), para para crear la Visual Memory Unit o VMU, una tarjeta con pantalla LCD con la que podíamos disfrutar de pequeños minijuegos y opciones como formar nuestro equipo de basket sin que el rival pudiera ver nuestra elección hasta saltar a la pista.

Sega fue tan visionaria con Dreamcast que incorporó la opción de jugar a 60 Hz en sus juegos PAL (y algunos third parties), lo que nos hizo olvidar las habituales franjas negras y nos permitió disfrutar de los juegos a su velocidad original. Jugar con la misma tasa de refresco que las recreativas originales, o las versiones japonesas de los juegos, fue un descubrimiento para muchos.

VideoGameConceptArt

Y la cosa no se quedó ahí: Sega incluso sacó al mercado una VGA Box para conectarla a un monitor de PC y disfrutar de una calidad de imagen sin precedentes para una consola, con resoluciones desconocidas para muchos jugadores de consola. Disfrutar, por ejemplo, de Soul Calibur así era lo más parecido a tener la recreativa más puntera en casa.

¿Y hemos dicho que también fue pionera en ser la primera consola con modem incorporado y preparada para conectarse a Internet? Dream Passport era la llave de entrada a ese mundo, llamado Dream Arena, un disco que nos daba acceso al juego online, navegador y descargas otras opciones que el resto de consolas tardaron años en incorporar. Fue la primera en abrazar el juego online, regalando en primer lugar Chu Chu Rocket, el divertido puzle multijugador, y después dando un salto cualitativo con Phantasy Star Online.

sega dreamcast fishing rod

Tampoco hay que olvidar que muchos títulos fueron pioneros en otras áreas, como introducir controles por movimiento. La caña de Sega Bass Fishing reconocía gestos sencillos como tirar del sedal, algo que llevaron un poco más lejos las maracas de Samba de Amigo al ampliar el espectro de gestos que podíamos realizar en el juego... Hoy pueden parecer logros pequeños, pero nadie, o casi nadie, debería dudar de que fueron una inspiración para mucho de lo que llegó después, como pueda ser la exitosa Wii o los controles por movimiento del sixaxis en PS3 y PS4.

Los juegos exclusivos de SEGA Dreamcast que deberían volver

Por estas razones, Sega Dreamcast fue una máquina revolucionaria, que al igual que la primera PlayStation, espoleó la creatividad de muchos desarrolladores, no solo en Sega. De hecho, Dreamcast protagonizó una de las últimas grandes explosiones creativas en el mundo del videojuego. Aunque entonces el mercado era muy distinto al de ahora y no estaba tan saturado como (el mercado de juegos para móvil no tenía nada que ver, ni había tiendas digitales, ni juegos F2P, etc.), fue un "revulsivo" que animó a probar y hacer cosas distintas, algo que hoy en día cada vez se practica menos. 

Resident Evil Code Veronica X

Pero todo quedó ensombrecido por una decisión que puede, o no considerarse como un error garrafal, que acabaría pasándoles factura: en lugar de apostar por el formato DVD, Sega se sacó de la manga el GD-ROM, un formato de discos ópticos con menor capacidad, 1,2 gigabytes. Haber incorporado un lector DVD habría supuesto un incremento importante en los costes de fabricación de la consola y eso era algo que Sega quería evitar a toda costa. 

Pero cuando PS2 desembarcó en el mercado en el 2000, el público lo tuvo claro: la consola de Sony no sólo servía para jugar, sino que era el reproductor de películas en DVD más barato del mercado. DC no aguantó el envite de PS2 y fue languideciendo poco a poco, hasta que en marzo de 2001 Sega bajó los guantes y se rindió definitivamente, dejando atrás su glorioso pasado como fabricante de hardware y abandonando una consola que mereció mejor suerte. 

PS2

Dicen que el tiempo pone a cada uno en su sitio y, en el caso de Dreamcast, no puede ser más cierto. Pude que la última consola de Sega no alcanzara los objetivos de ventas y, aunque no lograra hacerse con el mercado, quienes la tuvimos (y conservamos) la seguimos considerando como una de las máquinas más revolucionarias que jamás han pasado por las manos de un jugador.

Pocas, o muy pocas, han supuesto un cambio radical en el mercado... y menos aún las que triunfaron con esos vientos de cambio soplando en sus velas. Game Boy lo logró con su atípico enfoque de la portabilidad; la sucesora de PlayStation, abriendo sus funciones a la de reproductor DVD...

Curiosidades de SEGA Dreamcast

Sega lo intentó culminando una máquina que se adelantaba al futuro, que fue diseñada pensando en lo que venía, con vocación global, innovadora y con unos gráficos que superaban a los que había en los salones recreativos. El simple hecho de contar con un módem incluido, para el juego online, ya era toda una declaración de intenciones.

Lo malo es que, a final de los 90, en plena burbuja de las ".com", Internet no era lo que es hoy... y el público tampoco estaba preparado para lo que iba a ser el futuro, ni la reputación de Sega ayudó, por muy bien que lo estuviera haciendo.

Así eran los juegos de Eternal Champions, la franquicia olvidada por SEGA

Por eso, el 14 de octubre es una fecha que cualquier jugador debería honrar (al menos en Europa), porque quizá, sin Sega y sin Dreamcast, el mundo del videojuego en el que actualmente jugamos, quizá sería distinto. Puede que más aburrido. Sólo queda preguntarse qué hubiera pasado si el último gran sueño de Sega hubiera cuajado y Sega hubiera seguido fabricando consolas... Eso sí que hubiera sido un sueño.

Y además