Razer Kishi V2, análisis y opinión del nuevo y mejorado mando para móviles Android

Análisis Razer Kishi V2

Hemos probado el Razer Kishi V2, el nuevo mando para teléfonos Android que partiendo del exitoso diseño del 2020, introduce numerosos cambios y mejoras, empezando por la ergonomía y siguiendo con dos botones programables. Pero, ¿merece la pena?

El juego en dispositivos portátiles gana terreno: sólo hay que ver el éxito de Nintendo Switch o Steam Deck. Pero, de la mano, también van los móviles, donde es posible disfrutar de las principales plataformas de streaming de juegos y por supuesto, títulos disponibles en plataformas de sobremesa, como Diablo Immortal o Fortnite.

Estos últimos, además, son compatibles con controles tradicionales, y ahí es donde entran los mandos para teléfonos móviles. El último en llegar, como vamos a ver en este análisis de Razer Kishi V2, es este que se pone a la venta con un PVP recomendado de 119,99 euros.

El punto de partida es el Razer Kishi de de 2020, un mando que se acopla al móvil por el puerto USB-C y que permite jugar con controles físicos y sin latencia a los servicios de streaming como el servicio en la nube de Xbox o GeForce Now, así como los juegos nativos de Android.

Razer Kishi V2 análisis

Razer Kishi V2: un punto de partida familiar, pero muy mejorado

Sobre esta sólida base, Razer Kishi V2 ha cambiado prácticamente todo lo demás. El diseño ahora no es tan compacto y pequeño, como el del primer modelo (que está actualmente a precio de liquidación, por 69 euros), ya que se ha eliminado el rudimentario sistema de cintas elásticas para sujetar el móvil por un brazo extensible.

Es una solución que hemos visto en otros mandos para teléfonos móviles, como los MG-X y MG-X Pro de Nacon, y que sin duda nos parece una solución más acertada, duradera y confiable. 

De hecho, la versión de este brazo extensible de Razer Kishi V2 se complementa con una idea fabulosa, unas piezas de goma extraíbles, situadas en los railes donde encaja el teléfono, que lo hacen compatible con aún más terminales, incluso sin retirar la funda. Y en la caja hay otras dos piezas extra, para jugar con los grosores del terminal.

Razer garantiza la compatibilidad con la familia de terminales Samsung desde el Galaxy S9 hasta el  Galaxy S22 Ultra, Note 8-10+, así como las familias de los Google Pixel 2-6 y el Razer Phone 1 y 2. Sobre el papel, cualquier teléfono con Android 9 o superior, y puerto USB-C podria funcionar.

Estos son los mejores mandos baratos para jugar con móviles Android que puedes comprar

Mando Android

Nosotros lo hemos probado con un Poco X3 NFC con funda, que ni siquiera se menciona en la lista, y lo cierto es que no hemos tenido ningún problema, ni para acoplarlo al puerto USB-C, ni de sujeción.

Es más, este brazo extensible de Razer Kishi V2 ejerce la presión justa para el terminal no se caiga incluso si estamos jugando tumbados en la cama. Lógicamente, dependerá de la funda, pero con una "normal", que no tenga objetos adheridos, ni sea una "rugged" muy gruesa, debería encajar bien.

La única parte negativa del brazo extensible respecto al primer modelo es que el Razer Kishi V2 es algo más voluminoso, y ahora transportarlo, en un bolsillo del pantalón, no es tan cómodo.

No es que sea mucho más grande, pero sí lo suficiente para que abulte más. Tampoco incluye funda de transporte, por lo que los sticks y controles quedan "al aire", sin protección, y en el interior de una mochila pueden dañarse.

Opinión Razer Kishi V2

En segundo lugar, una vez encajado el terminal, dependiendo del modelo, el acceso a determinados elementos puede quedar bloqueado. Es el caso del conector para cascos (tendrás que usar inalámbricos, al estilo EarPods) o, si está ubicado en la parte trasera, el lector de huellas.

Es el pequeño precio que hay que pagar por disfrutar de un mando que, todo sea dicho, cuenta además con una correctísima construcción, que tan sólo pesa 284 gramos.

Razer Kishi V2: sticks, cruceta, controles y sensaciones a examen

El cuerpo de Razer Kishi V2 está fabricado en plástico duro, como el primer modelo, pero aquí encontramos un diseño mucho más ergonómico y cómodo, con las asideras rugosas, que facilitan el agarre y sujeción. Entre las manos, es muy, muy cómodo y liviano. 

Esto es en parte a que no tiene batería (tiene un puerto USB-C pass through, para cargar el móvil mientras jugamos), ni módulo bluetooth, ni ningún elemento aparte de la controladora USB-C y los controles físicos. Su chasis duro está hecho para durar, salvo que lo retuerzas o maltrates.

Si pasamos a los controles, cuenta con dos fabulosos sticks analógicos, que recuperan la posición central de manera rápida y efectiva, con superficie cóncava y un buen ajuste.

Los juegos para móviles con mejor modo historia para pasar entretenido cientos de horas

Mejores juegos largos para móviles

Los hemos probado en shooters como el mencionado Fortnite o Doom Eternal a través de GeForce Now, y lo cierto es que nos gusta más su tacto y respuesta que los sticks, por ejemplo, de Steam Deck.

Son muy precisas, y al nivel de las de cualquier pad de consola. Y es que uno de los objetivos de Razer Kishi V2 era ofrecer una experiencia como la de jugar en una consola, y entre la ergonomía y los controles, no cabe duda: lo consigue.

La cruceta vuelve a ser de una pieza, también responde bien, aunque aquí viene uno de los cambios más drásticos de Razer Kishi V2 que, o puedes amar, o puedes odiar: los nuevos interruptores de los botones.

Merece la pena Razer Kishi V2

En la cruceta y todos los botones se ha cambiado la membrana por microswitches, que tienen una respuesta ultrarrápida, con menor recorrido, pero que como en los teclados mecánicos, tienen una respuesta sonora, un "clic" acompañado por un tacto algo más duro que con la membrana.

Es la misma sensación que hemos visto en otros mandos del fabricante, como Razer Wolverine V2, que también está orientado a los esports y los juegos competitivos al más alto nivel precisamente por eso, por su rápida respuesta.

A mi me parece que funcionan de lujo y el tacto no me desagrada, ni me resulta duro o antinatural viniendo de otros mandos. Es un tacto que está presente también en los botones L1 y R1 superiores, no así en los gatillos, que son analógicos y son una verdadera delicia en juegos como Forza Horizon 5 a través de Xcloud, el juego en la nube de Xbox.

Razer Kishi V2 botones adicionales

Por último, en cuanto a botones se refiere, también añade los botones M1 y M2 programables aunque son algo pequeños, y dependiendo de cómo de largos sean tus manos, llegar a ellos puede ser más o menos incómodo. 

En mi opinión no me resultan especialmente incómodos, pero quizá hubiera sido más cómodo e inteligente llevaros a la parte trasera de las asideras, como en la mayoría de mandos Pro. Desconozco si sería un inconveniente para el diseño del chasis, pero probablemente los resultados hubieran sido aún mejores.

Programar estos botones, con las funciones de cualquier otro botón del mando, incluido los L3 y R3 de los sticks, se realiza desde la aplicación Razer Nexus, que también nos permite actualizar el firmware del mando y acceder a una selección de juegos compatibles con los controles físicos del Kishi V2, como GTA San Andreas.

Razer Kishi V2 botones programables

También añade un botón Nexus para acceder al app dedicada directamente y un botón para sacar nuestras propias capturas y vídeos, además de los equivalentes a Select y Start. Lo cierto es que la aplicación sirve como filtro, para saber qué juegos funcionarán con el mando... pero la categorización y selección de los títulos es mejorable.

Valoración final: ¿merece la pena Razer Kishi V2?

Razer Kishi V2 se lanza en un momento en el que existe más variedad que nunca a la hora de elegir mando universal para Android. Ya no sólo por el rango de precios, sino por características y prestaciones.

Pero no es menos cierto que Razer Kishi V2 consigue que las sensaciones al jugar con el móvil sean aún más parecidas a las que se siente al jugar con el mando de una consola. Su ergonomía es, simplemente, de lo más cómodo que he probado en lo tocante a mandos para móvil Android.

Ergonomía Razer Kishi V2 - review

Tiene aspectos cuestionables, como la ubicación de los botones M programables, dado que son pequeños y los hubiera preferido en la parte trasera del mando, pero funcionan y dependiendo del tamaño de tu mano, pueden no resultarte incómodos.

Personalmente me gusta el tacto de los botones, no me molesta su "clic-clic", y se agradece enormemente que no use el estandar bluetooth, porque elimina de facto el posible retardo que pueda haber, algo que puede resultar clave en la experiencia al jugar en servicios en la nube.

En definitiva, Razer Kishi V2 mejora la experiencia que ofrece jugar con un clip y un mando conectado por bluetooth, aunque para futuras revisiones, tendría en cuenta algunos aspectos.

El primero es la inclusión de una batería en el conjunto, que le proporcione autonomía propia, y no que "chupe" de la batería del móvil. No es que consuma una barbaridad, pero ya sabemos que al jugar la batería vuelta, y esto es un consumo más (añade unos Earpods, y el consumo crece más). 

Razer Kishi V2 review y opinión

En segundo lugar, está el precio. Razer Kishi V2 se lanza 30 euros más caro de lo que fue el primer modelo en su lanzamiento, y que ahora mismo puedes encontrarlo por casi la mitad de precio (que desaparecerá cuando se agote el stock, muy probablemente).

Y, aunque no me cabe la menor duda de que Razer ha utilizado sus mejores componentes en Razer Kishi V2, como los microswitches de sus mandos más avanzados, 120 euros me parece bastante dinero.

Eso no impide ver que Razer Kishi V2 es un buen complemento para quienes quieran la experiencia de jugar en la consola en su teléfono Android. No es barato, pero la comodidad, calidad y opciones que ofrece están un paso por encima de otras propuestas similares.

Y además