SteamOS, ¿merece la pena el sistema operativo de Valve? Te damos todos los datos

Steam OS

El sistema operativo de la Steam Deck posee muchas ventajas, pero también conserva algunos inconvenientes que pueden hacer que no sea tan buena idea. Te hacemos un pequeño resumen de todo lo que debes saber.

Con la llegada de la Steam Deck, el sistema operativo SteamOS se ha vuelto a poner bastante de moda y es que la consola portátil de Valve ha vendido más de un millón de unidades, por lo que está siendo bastante popular.

Esto ha provocado que SteamOS vuelva a estar en el punto de mira de mucha gente, y es que el sistema operativo puede convertir cualquier PC en una consola, pero conservando los puntos positivos de un ordenador como es la capacidad de actualización de manera sencilla y todas sus posibles configuraciones.

VIDEO

ANÁLISIS de STEAM DECK - ¡La ponemos a prueba con varios juegos!

Pero... ¿Merece la pena este cambio? Vamos a ver qué es lo que tiene que ofrecernos a día de hoy SteamOS y si realmente merece la pena.

Todo lo que encontrarás en esta guía sobre SteamOS:

¿Qué es SteamOS?

El sistema operativo de Valve, el cual funciona bajo un sistema Linux, se ha vuelto bastante popular gracias al lanzamiento de Steam Deck. La consola portátil utiliza el SteamOS 3.0 que todavía no ha llegado en su versión final pero que ya va apuntando maneras. Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas, en 2018 se daba por muerta la idea de la compañía.

Este sistema operativo permite a los usuarios convertir su PC en una Steam Machine, o lo que es lo mismo, un ordenador con alma de consola. Esto se debe a que, una vez lo tengamos instalado, arrancar el PC y una consola no tendrá diferencia alguna ya que estará orientada a ofrecernos la misma experiencia.

Steam Deck

Sin embargo, este SteamOS 3.0 dará un plus a los usuarios debido a que, además de la opción del modo juego, también tiene la opción de escritorio, por lo que junta lo mejor de ambos mundos. Actualmente, su última versión oficial tiene todavía algunos fallos y problemas de compatibilidades, pero el lanzamiento oficial está bastante cerca.

Así pues, SteamOS es un sistema operativo alejado de Windows, gratuito, y que se plantea como alternativa de futuro para poder disfrutar de los juegos en PC sin tener que pasar por el aro del gigante americano.

11 trucos, ajustes y opciones de Steam Deck que te vendrá bien conocer antes de empezar a usarla

Steam Deck

¿Puede funcionar como sistema operativo propio?

Esta es una pregunta que todo el mundo hace y es que una de las principales ventajas que tienes con Windows es que no tienes que andar comiéndote el coco con qué programas con compatibles, qué puedes hacer y que no... Actualmente es un sistema operativo pero tiene sus limitaciones.

Con la llegada de SteamOS 3.0 de manera oficial se van a eliminar bastantes de estas limitaciones y es que además del modo juego podrás utilizar el modo escritorio de manera más holgada. Este modo no deja de ser un Linux, con todo lo que ello conlleva, pero para un usuario medio que solo quiere jugar, esta opción no es tan útil.

Steam Deck

A nivel jugable, SteamOS convierte un PC en una consola, no necesitando ni un teclado y un ratón ya que el sistema viene pensado para utilizar, desde el principio, un mando.

Actualmente hay una versión beta que se pueda probar de SteamOS 3.0, aunque todavía no es del todo estable y, como es de esperar, para instalar un sistema operativo se necesita crear una partición o borrar el anterior.

Ventajas y desventajas de este sistema basado en Linux

Con lo expuesto hasta ahora, te queda bastante claro que este SteamOS ofrece varias ventajas que pueden hacer que los gamers se fijen y mucho en él, especialmente aquellos que quieren más la experiencia de una consola y utilizan el móvil o la tablet para navegar y demás.

Entre sus principales ventajas destaca que es un sistema sumamente fluido, ya que tiene la misma ventaja que las consolas en ese sentido. Al no haber distintas distribuciones, versiones y demás, los desarrolladores pueden fijarse en un solo software para el que desarrollar. Además, es completamente gratuito que es otro punto muy positivo a tener en cuenta.

Steam Deck compatibilidad y errores de los juegos

Si sois de jugar a todo con el mando, esta es otra ventaja ya que SteamOS está preparado para utilizar con un mando desde el inicio gracias a su modo de juego. Al igual que ocurre con la Steam Deck, todo se hace de manera intuitiva gracias a sus mandos.

Los requisitos mínimos que tiene el sistema operativo son bastante asequibles para prácticamente cualquier ordenador, aunque una vez más hemos de decir que esto importa entre poco o nada. Son los juegos los que marcan las necesidades del PC. Los que marca Valve son los siguientes:

  • Procesador: Intel o AMD de 64 bits
  • Memoria: 4 GB o más de RAM
  • Disco duro: 200 GB o más de espacio libre
  • Gráficos: Tarjeta gráfica NVIDIA
  • Tarjeta gráfica AMD (RADEON 8500 o superior)
  • Gráfica Intel
  • Adicional: Puerto USB para la instalación
  • Firmware UEFI (recomendado)

Sin embargo, no todo son ventajas y hay algunas cosas que debes saber antes de lanzarte a la aventura. Si por algo se recomienda esperar a SteamOS 3.0 en PC es porque no es un sistema operativo completo, y vamos a perder muchas funciones que tenemos en Windows como es la compatibilidad total con programas.

El sistema está pensado para actuar como una consola, contando con una opción de escritorio más rudimentaria y para la que se necesitan conocimientos de Linux. Además, su compatibilidad con juegos todavía no es total y no todos los títulos se podrán disfrutar en SteamOS como sí ocurre en Windows.

Para usuarios no tan avanzados, esta clase de ecosistemas pueden llegar a ser un problema, aunque hay que decir que el modo escritorio está implementado de tal manera que es difícil entrar en él sin querer.

 

El futuro de SteamOS

Buena parte del futuro de SteamOS vendrá determinado por su versión 3.0 una vez llegue a todos los PCs. Esta versión liberará, en teoría, todo el potencial del sistema operativo y ofrecerá un sistema cerrado y redondo que aúna lo mejor de ambos mundos.

Es cierto que todavía vamos a necesitar un cierto nivel de usuario para poder lidiar con una distribución de Linux en su modo escritorio, pero también lo es que son muchas las ventajas que tendremos como es un sistema gratuito, cerrado y pensado para la ejecución de juegos, compatible también con otras tiendas como Epic Games Store...

Steam OS

En definitiva, el futuro de SteamOS se vuelve tremendamente interesante, en especial si no queremos pasar por caja con Windows y todos los problemas derivados. Para los usuarios que quieran un la experiencia más cercana a una consola en PC, no va a haber mejor opción.

Nuestra recomendación es que no pierdas de vista SteamOS 3.0 y su próximo lanzamiento. Y, si lo de manejar Linux en su modo escritorio no es algo que te llame mucho, siempre puedes hacer una partición, tener Windows y SteamOS instalados y entrar en cada uno de ellos dependiendo de lo que quieras hacer. Entonces sí o sí tendrás lo mejor de ambos mundos.

Y además