Ir al contenido principal
Tal y cómo éramos 2002-2003
Reportaje

Tal y cómo éramos 2002-2002: y en pesetas, ¿cuánto cuesta?

Seguimos con nuestro repaso a la historia de Hobby Consolas, y esta vez nos metemos de lleno en los primeros años del nuevo siglo. Unos años cargados de juegazos y consolas, pero también marcados por la entrada en vigor del euro… y unas cuantas cosas más…

Para ponernos en antecedentes, antes de hablar de Metroid Prime, Zelfa Wind Waker, Halo o Xbox, pasemos revista a cómo era nuestra vida en aquellos primeros años el siglo XXI, marcados por la llegada de la moneda única europea.  ¿Os acodáis qué difícil era saber si las cosas eran caras o baratas?

La entrada en circulación del euro hizo que nos volviéramos locos calculando la equivalencia de las cosas en pesetas. ¡Lo que costó acostumbrarse! Abandonar la peseta fue “duro”... pero estáis a punto de comprobar que no fue el único reto al que tuvimos que enfrentarnos durante los años 2002 y 2003.

 

¡Y yo con estos euros!

Pagar 2,75€ para comprar Hobby Consolas fue posible por primera vez el 1 de enero de 2002. No sabríamos decir si nos resultó más difícil adaptarnos a la nueva moneda que aprendernos el baile (o la letra) del Aserejé o, aún peor, tragarnos cada semana el episodio de Ana y los 7 a la hora de la cena, pero el caso es que, como veis, eran tiempos revueltos.

Eso sí, para revoltijo, el que nos dejó la eliminación de España en el Mundial a manos de Corea. Una derrota que nos hizo aún menos llevadero el batacazo que, un mes antes, habíamos sufrido en el Festival de Eurovisión, que ese año dio mucho que hablar por la actuación de los, aún muy de moda, "Triunfitos".

Por suerte, y como cantaba Chayanne en la radio a todas horas, conseguimos sacar a relucir nuestro lado más "Torero" y cada uno se recuperó a su manera: las más "peques" de la casa jugando con las muñecas Bratz, el juguete estrella aquellas navidades, los mayores alucinando con unos novedosos móviles con más posibilidades que nunca y, todos juntos, viendo en el cine al Spider-Man de Sam Raimi. Y es que no todo iban a ser disgustos. Además, ejercitamos la mente con el cambio de euros a pesetas, aunque se puso muy de moda regalar “covertidores” de bolsillo.

Un 2003 de contrastes

Mientras el grito de "No a la Guerra" resonaba con fuerza en unas multitudinarias manifestaciones pacifistas, el año 2003 siguió su curso y nos dejó muchos momentazos internacionales con nombre patrio. 

En cine, Pedro Almodóvar ganó su segundo Oscar y, en el terreno deportivo, alucinamos con un joven piloto llamado Fernando Alonso, que se hizo con su primera victoria en un Gran Premio de F-1... ¡con sólo 22 años! Su forma de pilotar eran tan buena que algunos llegamos dudar de si en realidad no estaríamos viendo una ilusión creada por Matrix, que aquel año culminó su trilogía en cines, salas en las que también flipamos con el estreno de Kill Bill

La película fue todo un fenómeno y, entre otras cosas, Uma Thurman puso de moda las Onitsuka Tiger, unas zapatillas que quedaban que ni pintadas con nuestro look a lo Upa Dance. Vale que la serie que les dio a conocer no era Battlestar Galactica, pero es que lo mejor que se nos ocurre decir de un año en el que nos vinimos muy arriba con el "yo te doy cremita" y del anuncio de la ONCE es... ¡que nos quiten lo "bailao"!

Si quieres repasar los años anteriores, aquí los tienes.

• Tal y cómo éramos 1991-1993

• Tal y cómo éramos 1994-1995

• Tal y cómo éramos 1996-1997

• Tal y cómo éramos 1998-1999

• Tal y cómo éramos 2000-2001

Y además