El corredor del laberinto: La cura mortal - todo lo que sabemos
Reportaje

Todo lo que sabemos de El corredor del laberinto: La cura mortal

Por BrandLab

La tercera y última entrega de la saga cinematográfica de El corredor del laberinto, titulada La cura mortal, llegará a los cines españoles el próximo 26 de enero y queremos repasar con vosotros todo lo que necesitáis saber antes de enfrentaros al final de la historia de Thomas, Newt y Teresa. Los conocimos en el interior de un misterioso laberinto, los vimos escapar de él y enfrentarse a nuevos peligros fuera y ahora, sorprendentemente, tendrán que volver a entrar en él.

Así nos lo avanza, al menos, el tráiler final de la película, que supondrá el esperado desenlace de esta distopía postapocalíptica que promete emociones fuertes:

Una saga literaria a la que se ha hecho justicia

El material con el que partimos como base, es sin duda, muy interesante. James Dashner publicó en 2010 "El corredor del laberinto", su primera novela de la trilogía del mismo título, que consta de otros dos volúmenes cuyos nombres se han respetado en su traslación a la gran pantalla: "Las pruebas" y "La cura mortal". La primera virtud de esta saga es que no se ha alargado de forma artificial y oportunista, como en otras ocasiones, fragmentando el final en dos relatos diferentes para hacernos pasar dos veces por caja.

10 libros juveniles que nos gustaría ver también en el cine

Manteniendo la coherencia narrativa de los libros, el episodio final tendrá un libreto escrito de nuevo por el guionista TS Nowlin, que también ha participado en el proceso de creación de la historia y de escritura de los guiones de Pacific Rim: Insurrección y Godzilla vs. Kong, cintas que esperamos ver en cines en 2018 y 2020 respectivamente.

¿De dónde provino la inspiración para el autor de esta trilogía? Al parecer, la novela "El resplandor" (1977), de Stephen King, y en concreto la escena en la que Jack Torrance persigue a su hijo Danny a través del laberinto del jardín, ha inquietado siempre a Dashner, quien desde entonces ha dicho tenerle cierto miedo a esa clase de estructuras. También hay elementos que recuerdan a "El señor de las moscas" (1954) y "El juego de Ender" (1985).

Cualquier saga juvenil que bebe de un éxito literario está abocado a ser comparado con Los Juegos del Hambre. Si bien poco tienen que ver ni por el tono ni por el contenido, su punto en común es el de la supervivencia en un futuro hostil.

Decía Dashner en una entrevista para Deadline que era consciente de los cambios de la adaptación, pero que encontraba el espíritu de su obra reflejado en la pantalla: “Hablamos mucho sobre los cambios que pensábamos que eran necesarios para convertir el libro en película. Algunas cosas se han tenido que cambiar, pero he podido comprobar de primera mano el tremendo esfuerzo que producción ha hecho por mantenerse fiel a los personajes, al argumento y al espíritu del mundo recreado en mi libro. No podría sentirme más satisfecho”. Y si él se muestra conforme, no puede haber mayor sello de calidad para la adaptación.

¿De qué trata El corredor del laberinto?

El comienzo "in media res" de la primera película nos sitúa junto a un joven que sube a toda velocidad en un ascensor hacia alguna parte. No recuerda nada, ni siquiera quién es, así que cuando sale a la luz y es recibido por otros como él se pone de manifiesto que nos han escamoteado información importante. ¿Por qué él? ¿Por qué ahora? ¿Quién es esa multitud de chicos y cuál es el motivo de que estén allí?

Thomas ha llegado a "el claro", un lugar rodeado de muros que todas las mañanas se abren y dan paso a un inmenso laberinto. Los "clarianos" han aprendido a sobrevivir a base de repetir una serie de normas estrictas y su formación social se ha estratificado: hay médicos, constructores, cocineros y corredores, que se encargan de recorrer el laberinto para mapearlo en busca de una posible salida. Solo tienen una regla clara y es que deben regresar antes del anochecer puesto que cuando se cierran los muros el laberinto está plagado de seres monstruosas que nadie ha podido ver: los llaman los laceradores.

En la segunda película, Las pruebas, la distopía cambia de escenario mostrándonos a nuestros protagonistas fuera del laberinto que consiguieron dejar atrás, si bien siguen sin ser libres. En la película descubriremos en qué consiste el destello y los peligros que les acechan a cada paso ahora que han abandonado el claro.

Tienen que enfrentarse a su mayor desafío hasta el momento: buscar pistas sobre la misteriosa y poderosa organización conocida como CRUEL, la creadora de los laberintos en los que encierra a los inmunes al destello. Este viaje les llevará a “La quemadura”, un apocalíptico lugar repleto de inimaginables obstáculos. Formando equipo con miembros de la resistencia, los clarianos deberán desenmascarar a las fuerzas superiores de CRUEL y averiguar qué planes tienen para ellos.

La evolución artística de Wes Ball

Después de haber trabajado en el departamento artístico de numerosos cortos documentales y haber hecho sus pinitos en el formato del cine breve, Wes Ball debutó como director de largometrajes con El corredor del laberinto en 2014. También se hizo cargo de El corredor del laberinto: Las pruebas, que llegaría un año después y, por fortuna, será quien cierre la trilogía, manteniendo por tanto una misma visión creativa en torno a la historia.

La producción de este último episodio, El corredor del laberinto: La cura mortal, más ambiciosa que nunca, se paralizó de forma indefinida después de que Dylan O'Brien tuviera un aparatoso accidente tras ser atropellado de forma accidental, lo que ha hecho que el estreno haya sufrido una demora inesperada. Estaba programado para el 17 de febrero de 2017 y va a llegar casi un año después de lo previsto pero, por fortuna, tenemos un final feliz. No sabemos si para la historia, pues para ello tendremos que leer el libro y/o visionar la película, pero sí para el intérprete, que ha podido regresar al set de rodaje totalmente recuperado para cumplir el plan de trabajo, que es sin lugar a dudas lo más importante.

A pesar del contratiempo, a través de las tres películas hemos visto madurar y progresar el talento de Wes Ball, consiguiendo una esmerada dirección de actores y haciendo crecer la saga en todos los sentidos. Su reto: culminar su obra dándole un final memorable al trabajo de todos estos años, que han centrado su atención por completo.

Reparto a la altura

Uno de los mayores valores de la saga es el atractivo grupo de jóvenes intérpretes, entre los que destacan el protagonista Dylan O'Brien (Teen Wolf, Los becarios), Thomas Brodie-Sangster, que os sonará por dar vida a Jojen Reed en Juego de tronos y Kaya Scodelario (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar). La antagonista es la veterana Patricia Clarkson en el inquietante rol de Ava Paige. 

Entre los grandes aciertos de El corredor del laberinto: La cura mortal encontramos la incorporación de nuevos fichajes interesantes: Jacob Lofland, que debutó en Mud junto a Matthew McConaughey e interpreta a Aris, Aidan Gillen (Meñique en Juego de tronos), que da vida a ese inquietante Janson y Giancarlo Espósito (Gus en Breaking Bad) y Rosa Salazar (Insurgente) como Jorge y Brenda, dos supervivientes que tratan de salir adelante y toparán con Thomas y sus compañeros. Ya en el tramo final son gratas sorpresas Lili Taylor, Nathalie Emmanuel Barry Pepper.

El corredor del laberinto El corredor del laberinto: las pruebas han sido grandes éxitos comerciales y ya iniciamos la cuenta atrás para conocer el desenlace con El corredor del laberinto: La cura mortal, que a juzgar por los adelantos que hemos podido ver hasta ahora no nos va a dar un respiro hasta el último instante.

Hobby Consolas para 20 Century Fox

Lecturas recomendadas